Abajo cadenas


David Bonyuet's picture
Miércoles, 11/01/2017 - 08:09

Finalmente la Asamblea Nacional aprobó la noción de abandono del cargo por parte de Nicolás Maduro. Con sus cinco Emergencias Económicas el indocumentado solo ha incrementado la inflación, disminuido la productividad y masificado la escasez y la delincuencia. Es obvio que quien somete al pueblo al hambre y a la muerte, no solo hizo #AbandonoDeCargo de la presidencia, sino que además está dedicado en cuerpo y alma a destruir al país. Ahora es la hora de manifestarse en las calles a exigir democracia y pedir con todas nuestras fuerzas #EleccionesYa.

Solo hay que mirar en los países vecinos para darnos cuenta que los venezolanos están huyendo en masas de la desgracia chavista. En los países cercanos deambulan venezolanos como mendigos perdidos. Las empresas de envío del extranjero están sorprendidas en ver que están enviando los venezolanos a su país de origen: productos básicos, mercados, medicinas, etc. Las muertes de bebés en los hospitales superan miles de almas inocentes asesinadas por un régimen tiránico. En los hospitales solo se oyen los llantos de las madres que pierden sus hijos. ¡Venezuela es literalmente un país destruido! #VenezuelaNoTienePresidente por culpa de un liderazgo chavista que se ha robado sus recursos y la han dejado totalmente endeudada.

No es raro que ahora salgan los divisionistas de siempre, muy puristas asegurando que “no existe el abandono del cargo”, como que si los mas de 10.000 bebés muertos fuera una guerra mediática. Un estudio de la UCV denuncia que cerca de 400 mil niños sufrirán desnutrición aguda grave por falta de alimentos en Venezuela, mientras que Maduro engorda cada día más. ¡En estos momentos estamos luchando por nuestras vidas!

La estrategia del régimen asesino ha sido la de: destruir la esperanza de la gente, demoler tus deseos de lucha, sembrar desunión y sobretodo crear confusión. El ex-presidente de Costa Rica y Premio Nobel de la Paz (1987) Óscar Arias Sánchez ‏denunció que “la historia juzgará a quienes, sabiendo lo que ocurría en Venezuela, decidieron mirar en otra dirección”. Solo la unión nos mantendrá fuertes contra el monstruo de mil cabezas del chavismo; el objetivo es uno solo: recuperar la democracia de Venezuela. En estas horas cruciales de nuestra historia, cualquier político que intente sabotear nuestra lucha debe ser ignorado para siempre. ¡No escuchemos a los falsones del pasado!

El terrorista El Aissami lo dice con miedo: “la Asamblea Nacional es una amenaza para Venezuela”, pues él sabe que está usurpando un cargo que no le corresponde por su doble nacionalidad. Los líderes chavistas son los jefes de la mayor organización criminal de Latinoamérica y saben que sus delitos los condenaran de por vida. Ningún tirano escucha las tiernas palabras de la razón, ni abandona el poder amablemente para que los juzguen imparcialmente.

El Defensor del Puesto dice: “hay que insistir en el camino del diálogo”, pero no atiende a los 34 presos políticos críticamente enfermos que requieren atención médica urgente, que el Estado les niega. Tarek William Saab es cómplice de las torturas y violaciones de derechos humanos. ¡Los chavistas no merecen el perdón de Dios!

La Iglesia mesma culpa a Maduro de “hacer sufrir a venezolanos” y nos manda a rebelarnos en forma “pacífica y democrática” para “erradicar la dictadura”. Solo el pueblo puede defender lo que es del pueblo: si no luchamos en la calle por la democracia que deseamos, no podremos quejarnos en nuestras casas de tener la dictadura que nos reprime.

Todos estamos obligados a hacer cumplir la decisión de la AN: que cada calle se prenda, que cada cuadra sea un bastión por la libertad. Solo juntos podremos mantener encendida la llama de la libertad.

No es momento de dudas ni de indecisiones politiqueras. ¡Hay que sacar a todos los chavistas del poder! ¡ABAJO CADENAS! @DBonyuet
David Bonyuet


Comentarios



Por si no lo viste

Cargando...