ALTA TRAICIÓN del cogollo colaboracionista de la MUD (1)


Jesús Petit Da Costa's picture
Sab, 12/08/2017 - 21:14

El 8 de agosto 17 países democráticos de América, por órgano de sus ministros de relaciones exteriores, se pronunciaron sobre la situación de Venezuela en estos términos:
1. Condenan la ruptura del orden democrático en Venezuela
2. No reconocen la Asamblea Nacional Constituyente, ni los actos que emanen de ella, por su carácter ilegítimo.
3. Su pleno respaldo y solidaridad a la Asamblea Nacional.
4. Los actos jurídicos que conforme a la Constitución requieren autorización de la Asamblea Nacional, sólo serán reconocidos cuando la Asamblea los haya aprobado.
5. Su enérgico rechazo a la violencia y a cualquier opción que involucre el uso de la fuerza.
8. Su condena a la violación sistemática de los DD.HH. y las libertades fundamentales. A la violencia, a la represión, a la persecución política, la existencia de presos políticos, y la falta de elecciones libres bajo observación internacional independiente.
9. Su seria preocupación por la crisis humanitaria que enfrenta el país y su condena al gobierno por no permitir el ingreso de alimentos y medicinas en apoyo al pueblo venezolano.
10. Su decisión de continuar (con el proceso para) la aplicación de la Carta Democrática Interamericana de Venezuela.
11. Su apoyo a la decisión del Mercosur de suspender a Venezuela en aplicación del protocolo de Ushuaia sobre compromiso democrático.
12. Su decisión de no apoyar ninguna candidatura venezolana en mecanismos y organizaciones regionales e internacionales.
13. Su compromiso de mantener un seguimiento de la situación en Venezuela, a nivel de Cancilleres, hasta el pleno restablecimiento de la democracia en ese país.

Nunca antes en la historia de América había habido un pronunciamiento colectivo tan explícito y contundente contra una tiranía. Una oposición democrática lo habría tomado como apoyo internacional para la aplicación efectiva de los Arts. 333 y 350 de la Constitución, con todas sus consecuencias y por cualquier medio. Pero la respuesta del cogollo colaboracionista de la MUD fue desestimar el apoyo de los 17 países acordando:

1) Desistir de hacer cumplir los acuerdos de la AN de octubre 2016 (ruptura del orden constitucional e invocación del Art. 333), de enero 2017 (falta absoluta de Maduro con efectos de acefalía presidencial) y de junio 2017 (desconocimiento de la autoridad de los demás poderes públicos y convocatoria a la desobediencia civil).
2) Legitimar a la narco-tiranía servil de Cuba, para sorpresa de los demócratas latinoamericanos, aceptando la elección de gobernadores en condiciones tales que los electos se incorporarán al gobierno ilegítimo o de facto, como subordinados al tirano Maduro, quien preside la narco-tiranía, y en consecuencia haciéndose sirvientes de Cuba por integrar también el gobierno títere, lo que implica un acto de ALTA TRAICIÓN por constituir la máxima deslealtad con la República y con la voluntad popular expresada en la consulta del 16J.
3) Reconocer como autoridad legítima al CNE, el cual forma parte de la administración colonial al servicio de Cuba, al aceptar la participación en las elecciones sin exigir garantías de que sean libres y justas y de contar con observadores internacionales como lo proponen los 17 países, además de contradecir el acuerdo de la AN aprobado en junio pasado que desconoce la autoridad del CNE y convoca a la desobediencia civil con fundamento en el Art. 350 de la Constitución.

No se trata, pues, de diferencias tácticas ente políticos, sino de ALTA TRAICIÓN por el cogollo colaboracionista de la MUD.
Jesús Petit Da Costa

Fuente: http://jesuspetitdacosta.blogspot.com/


Comentarios



Por si no lo viste

Cargando...