En Venezuela el pueblo soberano habló


Manuel Corao's picture
Lun, 17/07/2017 - 15:48

Desde la determinación del ciudadano en manifestarse soberanamente sobre el destino de la patria hasta este fin de semana, son muchos los puntos de vista expuestos, críticas formuladas, represión echada andar y asesinatos cometidos por la dictadura.

Los venezolanos con dieciocho años cumplidos o mas, en consulta popular organizada para tal fin este domingo 16 de julio en tierra firme y los confines del mundo sentenciarán el rumbo político de la nación.

Tal convocatoria cumple con los rigores de ley al tener el visto bueno del Poder Legislativo, sustentada en los artículos de la carta magna cinco, setenta y uno, trecientos treinta y tres, y trecientos cincuenta.

Los votantes decidirán sobre tres propuestas convenidas por decisión absoluta colegiada.

Es costumbre de los venezolanos salir a festejar cualquier evento que les sea favorable a sus iniciativas.

En esta oportunidad quienes sustentan la tendencia demócrata aprobando afirmativamente las formulaciones deberán prepararse para defenderlas en variados escenarios sin dilación.

Los defensores del gobierno corren la especie; la conclusión adoptada este 16 de julio no es vinculante y por consiguiente tampoco de forzado acatamiento para la sociedad civil, el estamento militar y los poderes públicos.

Consultados profesionales del derecho, ellos indican que la declaratoria desobediencia civil es una consecuencia de la obligación que tiene el aldeano de restituir el orden constitucional contemplado en el artículo trecientos treinta y tres del legajo fundador y confirmado por el Poder Legislativo como existente las causales.

No aceptar la premisa es ponerse al margen de la ley.

Para muchos, los enfrentamientos viales con el posible triunfo este dieciséis llegarán a su fin.

Nada mas alejado de la verdad; será entonces cuando podríamos estar ante el recrudecimiento de la represión aun cuando es la población civil quienes cada día en ascendente cuantía colman veredas y avenidas.

Los apoyos recibidos a nivel mundial tras mas de cien días de protestas arrinconan con mayor rigurosidad a Nicolás Maduro.

Es tal el grado de conflictividad social que ya Los Estados Unidos de América y Colombia han expresado a través de calificados voceros de las administraciones estar colmando a sus autoridades la violación reiterada de los derechos humanos por parte del neogranadino; advertencia que asusta.

Colombia expone armamento en la frontera y USA se pasea por el mar Caribe.

Los éxitos logrados en las urnas de votación hay que defenderlos en las aceras y los centros de opinión del mundo para hacer posible la plena convivencia dentro de un régimen de libertades . Desviadas autoridades intentan sustituirlas por la bota que hoy oprime al hombre de a pié.

Individuos de buena voluntad aúpan el entendimiento entre la oposición y el gobernante de turno; Oh gran anhelo.

Durante los últimos dieciocho años hemos visto pasar diálogos y mesas de conversación que solo han servido para distraer al común del deterioro sistemático del país, como política de estado, en todas sus manifestaciones ciudadanas.

Cuando los compatriotas pacíficamente reclaman sus derechos, la respuesta es castigo, muerte y desolación ordenada por Hugo Chávez y Maduro.

A quienes promueven tal iniciativa y apelan a la autoridad espiritual católica , les recuerdo que en carta enviada el 18 de enero de 2,017 por el Secretario de Estado Pietro Parolin de la Santa Sede a la Mesa de la Unidad Democrática desincorporó a Mons Claudio Celli, representante de Papa Francisco de la mesa de acuerdos.
Parolín se sintió burlado por el gobierno venezolano, cuando Maduro no cumple con los acuerdos conciliados en el 2016,.
Tal actitud nos indica que Roma esta muy lejos de sentarse a recibir una nueva afrenta revolucionaria.

El momento es la defensa de la Constitución nacional desde cualquier posición. Otra actitud conciliatoria pasaría necesariamente por el pedimento que urge al funcionario; abandonar el parroquiano las calzadas que ya perdió el mandador.
Colaborar sin abandonar los callejones y caminerías es buscar la paz. Bajar la guardia ya no es posible ante los comunistas; son unos farsantes. @ManuelCorao

Manuel Corao


Comentarios



Por si no lo viste

Cargando...