Farsa y tragedia


Rafael Gallegos's picture
Mar, 14/11/2017 - 21:45

arlos Marx dijo que la historia se repite unas veces como farsa y otra como tragedia. En Venezuela las farsas y las tragedias son simultáneas. Veamos.

FARSA Y TRAGEDIA DEL GOBIERNO

El primer farsante es el gobierno. Puro cuento y el pueblo pasando hambre. Farsa con el cuento de la Guerra Económica, iniciada en la batalla de “Exprópiese”, continuada en la batalla del “Método Chaaz”, y aderezada con insultos a los empresarios, invasiones y tomas de haciendas y fábricas. La tragedia: una Venezuela quebrada, con parques industriales de Aragua, Carabobo y Guayana desaparecidos y la desnutrición creciente. Desempleo, improductividad, hambre.

Farsa con el cuento de la Soberanía Petrolera. Destruyeron a Pdvsa. Cuando en un hito de la historia petrolera botaron a más de 20.000 trabajadores (a mucha honra) el precio del barril era de poco más de 20$ y Pdvsa era un emporio energético. Hoy, con precio de más de 50 $, vemos una empresa pre quebrada que a duras penas paga su deuda. La tragedia: refinerías en el suelo, importación de gasolina, producción en barrena. Acabaron con la gallina de los huevos de oro.

Farsa con el cuento del Mejor Sistema Electoral del Mundo. Con un árbitro rojo y abuso de recursos del gobierno para las elecciones. Con medios de comunicación del Estado que son realmente del PSUV. Acelerando o retrasando campañas electorales, acomodando centros de votación y un largo etcétera que incluye aceptar sumisamente la “elección” de una Asamblea Constituyente en contra de la ley y sobre todo, del sentido común. La tragedia: somos más, muchos más y ganan los que son menos. O sea, elecciones en el mundo subuso.

Farsa con el cuento de “aumentos” de salarios de 30% mientras la inflación mensual es de 50%. O sea, desaparición del poder adquisitivo a ritmo de Houdini. Farsa con la Ley del Odio… dime de que te jactas y te diré de qué adoleces. Farsa del Lobo Feroz: Destruir al País… Para Comerte Mejor. La Tragedia: Un alto porcentaje de la población con ingresos inferiores a los niveles de hambre decretados por la ONU. Un gobierno buchón y rico explotando a un pueblo hambriento. Al revés que Midas, todo lo que tocan lo convierten en miseria.

FARSA Y TRAGEDIA DE LA OPOSICIÓN

Ahora los dirigentes opositores en lugar de luchar a lanza partida por la Unidad, malinterpretan los evangelios: “insultaos los unos a los otros”. Crean pequeñas mudicitas. Algunos comparten la Farsa de la relación automática Hambre - Voto Opositor. Hay que entender que vivimos una subcultura del hambre llena de particularidades como por ejemplo la relación Hambre - Clap – “Revolución”. Otros creen la Farsa de sustituir con twitter la organización política de los barrios. La Tragedia: Atomización y derrota.

Y mientras tanto, el gobierno ríe y ríe. Más que derrotar a la Unidad… la pulveriza.

FARSAS Y TRAGEDIAS SUYAS Y MÍAS

Cada quien maneja su propia Farsa: ¿Cuándo las marchas, usted salió a protestar pacíficamente o dejó eso para los muchachos o para los más desocupados? ¿Dejó de votar porque una golondrina no hace verano? ¿Se la pasa atacando a la oposición porque no sirve olvidando que usted forma parte de ella? ¿Utiliza su teclado para insultar a Ramos Allup o a Capriles por dejarse derrotar el 15 O? ¿O para insultar a María Corina y a Ledezma por abstencionistas? ¿O a Guanipa y Velásquez por ilusos? ¿O a los cuatro gobernadores de oposición por traidores?

No crea aquello de que la voz del pueblo es la voz de Dios. En el pueblo nos equivocamos… y mucho. Por ejemplo: a Sócrates lo condenó a muerte una Asamblea del Pueblo, 280 contra 221 votos. Total, el número fatídico de 501 asambleístas, aproximado al de los constituyentitas, ¿se repite la historia como Farsa o como Tragedia?

Al poco tiempo, esos mismos asambleístas- arrepentidos o asustados- condenaron a muerte los promotores del envenenamiento del filósofo. Masas que van, masas que vienen.

La Tragedia (suya y mía): Desánimo y desesperación.

ARRIBA EL TELÓN

Cada pueblo escribe su obra. La Farsa de cada uno por su lado, nos conduce a un comunismo como el cubano.

Ya están encima las elecciones presidenciales. A este paso, seremos derrotados. Es indispensable la Unidad: Gobernabilidad, Ruta y Candidato Unitario. Aunque suene cursi: el pueblo unido jamás será vencido. Y atomizado: “revolución” forever.

Pueblo hambriento y oprimido solicita liderazgo unitario. Abstenerse los dueños de patriecitas.
Rafael Gallegos


Comentarios



Por si no lo viste

Cargando...