10 píldoras sobre la “cadena alimenticia”

Thaelman Urgelles's picture
Autor: Thaelman Urgelles, publicado el

1. Si alguna virtud tuvo la extensa cadena de ayer para inaugurar un automercado en la Plaza Venezuela es que puso de relieve un hecho que hace varias semanas se ha venido dando: son Capriles y el Comando Venezuela quienes marcan la agenda del debate electoral y el gobierno saliente marcha a la zaga de ellos.
2. Es notorio el candidato de la Unidad ha venido hablando en la última semana de los millones de venezolanos que confrontan déficit alimenticio. Así, los gobernantes salientes actúan reactivamente al dedicar latosas horas a mostrarnos cuánta comida existe en unos fantásticos anaqueles, inalcanzables para el 80% de los venezolanos que viven a horas de distancia de la Plaza Venezuela.
3. Tal como fue denunciado por Nelson Bocaranda hace varias semanas, la inauguración de este hipermercado al mejor estilo imperial estaba retrasada desde hace varios meses, llegando incluso a podrirse toneladas de comida en espera de que la terminación coincidiera con la agenda electoral del caudillo.
4. Cuán pobres son las realizaciones del feneciente gobierno cuando debe cacarear unos huevos indignos de tanto boato. En realidad está muy lindo y moderno el hipermercado de la Plaza Venezuela, pero tanto escándalo para inaugurarlo revela que se trata de un hecho aislado, de una rareza en la inopia de obra que mostrar. En todos los países se inauguran a cada rato instalaciones iguales y mayores, sin que elllo merezca siquiera una nota televisiva.
5. El Saliente justifica sus cadenas en el supuesto de que los medios privados no reseñan los logros del gobierno. Pero es que la dimensión de esa obra no merece que se le dispensen dos y tres horas para su divulgación, mucho menos en cadena, como si estuvieran inaugurando el canal de Panamá.
6. Da vergüenza ajena escuchar tantas sandeces ideologizantes sobre el “socialismo” cuando lo que está siendo inaugurado es un negocio típicamente de mercado, capitalista pues. Las trabajadoras que El Saliente entrevistaba sólo hablaban en términos mercantiles, como debe ser por lo demás.
7. Mas todo eso es superado por la ignorante repetición de leyendas urbanas, como aquella de que “anteriormente en Venezuela los pobres comían Perrarina”. ¡Qué ridiculez, la Perrarina siempre ha sido mucho más cara que el arroz o la Harina Pan!
8. Y finalmente, produce náuseas la repetición de insulsas justificaciones sobre el chuleo cubano a nuestro pueblo: “La burguesía dice que regalamos dinero a Cuba. No es cierto, Cuba nos hace una importante transferencias de conocimiento y tecnología alimenticia, nosotros aportamos el financiamiento, pero hay unos cerdos que inventó Fidel que son gigantescos…”
9. Jajaja, los cubanos se han muerto de hambre por la ineficiencia fidelista para producir comida y este viene a vendernos el asesoramiento cubano en la materia. El viejo truco del que proclama: “es un gran negocio, usted pone el dinero y yo la experiencia, al final yo me quedo con el dinero y usted con la experiencia”.
10. Como puede verse, el Presidente Saliente sigue viéndonos cara de pendejos a los venezolanos. Esa cara la va a poner él cuando descubra, la noche del 7 de octubre, que la mayoría de este pueblo ha dejado el pendejo bastante lejos.

@Turgelles

Comentarios