Estas en


La fragilidad de Bale, en el ojo del huracán tras su última lesión


Sab, 11/11/2017 - 19:56

La que ya empieza a ser una cara de tristeza familiar en Gareth Bale domina este sábado las páginas de los diarios españoles después que el extremo galés sufriera su enésima lesión desde que llegara al Real Madrid.

Desde que firmó un nuevo y lucrativo contrato por seis años con el Real Madrid hace alrededor de un año, Bale, de 28 años, ha jugado solo en 24 partidos, después de que una operación de tobillo en noviembre pasado fuera seguida por problemas musculares.

Ahora una nueva recaída con una rotura fibrilar en la pierna izquierda debería tenerlo otro mes de baja. "Bale vuelve a romperse", tituló el diario deportivo AS en su primera.

Tanto AS como su rival Marca calculan que el galés se ha perdido hasta ahora 73 partidos del Real Madrid por lesión, desde que llegó al club por unos 100 millones de euros en 2013, procedente del Tottenham Hotspur.

Además, teniendo en cuenta el salario del jugador, AS cree que sus 159 encuentros con el Real Madrid le salen al club blanco a unos 1,06 millones de euros por partido.

Pese a ello, Bale no puede decir que no haya tenido éxito en las cuatro temporadas que lleva en el Real Madrid, donde ha conseguido tres Ligas de Campeones y ha marcado 70 goles.

Entre sus momentos estelares figuran el crucial segundo gol para superar al Atlético de Madrid en la final de la 'Champions' de 2014, otro tanto en la tanda de penaltis contra el mismo rival en la final del mismo torneo dos años más tarde y una memorable cabalgada con gol final para ganar al Barcelona en la final de la Copa del Rey de 2014.

No obstante, para muchos, estos breves momentos estelares han sido demasiado escasos para lo que costó el jugador.

Bale admitió haber "tomado pastillas para jugar y entrenar" la pasada temporada, pero, incluso entonces, su falta de forma le supuso una breve aparición desde el banquillo para jugar los 13 últimos minutos de la final de la Liga de Campeones que el Real Madrid ganó a la Juventus el pasado año en su ciudad natal, Cardiff.

- Se acabaron los intocables -

Durante su ausencia el pasado año, los héroes locales Isco y Marco Asensio han dado un paso adelante y logrado el aprecio de los aficionados madridistas, lo que podría causar ciertas molestias en las gradas y el vestuario del Bernabéu si fueran apartados para dejar sitio a un Bale repuesto.

Durante largo tiempo intocable, la 'BBC' formada por Bale, Karim Benzema y Cristiano Ronaldo no ha jugado ni un solo minuto junta esta temporada.

"Protegido desde el palco desde que llegó, como parte innegociable de la BBC, no ha terminado de hacerse importante", analizó AS.

"De hecho, jugadores como Isco o Asensio ponen, con su juego, continuamente en cuestión su titularidad", añadió ese diario.

Apenas 15 meses después de llevar a su país hasta las semifinales de la Eurocopa 2016, Bale ha tenido que ver desde la grada el mes pasado cómo Gales no lograba el billete para el Mundial de Rusia-2018.

A medida que la paciencia se va agotando en Madrid, la eventual vuelta de Bale a la Premier League, donde el extremo fue elegido dos veces jugador del año con los 'Spurs', empieza a perfilarse como una posibilidad.

El entrenador del Mánchester United, José Mourinho, admitió al inicio de la temporada que los 'Red Devils' "esperarían por él" si acaso acabara siendo descartado por el Real Madrid.

Sin embargo, la pregunta que se hacen los medios es si, incluso un club rico como el Mánchester United, estaría dispuesto a poner los 100 millones de euros que se gastó el Real Madrid para un jugador que el pasado año tuvo problemas sólo para llegar a estar sobre el terreno de juego.

AFP / VIC


Comentarios



Por si no lo viste

Cargando...