Estas en


Lo que nos faltaba: El fantasma del regreso de PUDREVAL


Jue, 06/02/2014 - 20:00

Era lo único que nos faltaba: que en medio de la terrible escasez que autoriza a pensar que una hambruna podría no estar lejana en el futuro del país, funcionarios del gobierno y dirigentes opositores estén denunciando que por lo menos 6.000 contenedores de alimentos lleven meses pudriéndose en los almacenes de Puerto Cabello. Tragedia que sienta de nuevo en el banquillo a la administración Maduro, responsable esta vez, no solo de repetir la incompetencia del tristemente célebre “pudrevalazo”, sino de permanecer ligada a mafias que reciben los dólares que quieran para importar miles de toneladas de comida, que después abandonan.

O, lo que es lo mismo: se importan bienes, no para resolverle un problema de desabastecimiento a madres que no encuentran leche para sus hijos, o amas de casa que deambulan por abastos, mercados y supermercados buscando harina pan, aceite, arroz, azúcar y papel toalet que no hay, o solo hay para unos pocos, sino para que nuevas camadas de bolichicos nazcan y crezcan al abrigo de Cadivi, o el Sicad.

Y que jamás, al igual que sus predecesores, serán descubiertos, pues no llegaron a las minas del Rey Salomón por su cuenta y riesgo, sino de la mano de poderosos altos funcionarios que los llevaron a las oficinas donde se batía el cobre.

Y no es improbable que lo continúen haciendo, pues si en los tiempos del difunto presidente Chávez, contaron con un poderoso caudillo que los protegió, ahora se apoyan en un presidente “muy vivo” que tiene cómplices entre los dueños de poderosos medios que en cuestión de días sacarán la noticia de los titulares.

De modo que, a continuar con las empresas de maletín y los “pudrevalazos”, pues ya se habla muy poco de ellas y ellos y pronto no habrá quien lo haga.

Por Manuel Malaver / El Diario de Caracas
@MMalaverM


Comentarios



Por si no lo viste

Cargando...