Estas en

Sabor amargo


Manuel Da Silva tuvo la idea loca de vender helados de ajo, frijoles o pulpo. Su negocio entró al libro Guinness de los récords por ofrecer más de 800 sabores, pero ya no se pueden disfrutar por la severa escasez en Venezuela. La falta de leche y azúcar obligaron el lunes 4 de septiembre a cerrar las puertas de la heladería Coromoto, inaugurada en 1981 por Da Silva -un comerciante de origen portugués que hoy tiene 86 años- y convertida en uno de los íconos de la ciudad andina de Mérida (Foto: AFP).


Comentarios



Por si no lo viste

Cargando...