Hubo "mala intención": Solicitan debatir leyes de la Habilitante

Publicado el Miércoles, 20/June/2012

El vicepresidente de Fedecámaras Jorge Roig, manifestó su preocupación por la utilización de los poderes habilitantes para la propulsión de leyes apresuradas y sin discusión. “Hay una mala intención cuando imponen mecanismos para que ni siquiera se pueda levantar la sanción al darle un carácter orgánico”, destacó.

A su juicio, la aprobación de estas leyes no solo afecta la actividad económica del país, sino también la democracia.

Criticó que faltando horas para que expirara la Habilitante se haya sacado “un chorizo pesado de leyes y todavía las estamos digiriendo”.

Expuso que una de las leyes toma en cuenta cuál va a ser el justiprecio en el caso de las expropiaciones, “en un criterio absolutamente discrecional”; y existen otras que tienen que ver con la descentralización, “que afectan profundamente las regiones”; y con la composición de la nueva propiedad privada de empresas mixtas.

“Sacar esto de la noche a la mañana es antidemocrático y estamos protestando es que hubiéramos querido que esto pasara por un congreso y que tuviéramos la oportunidad de discutir. Con muy mala intención a estas leyes se les dio un carácter orgánico que prácticamente las blinda para que ni una asamblea potencial en el día del mañana pueda levantarle el veto”, alegó.

Como presidente de la Asociación de Industriales Metalúrgicos y de Minería de Venezuela, Roig reafirmó que somos un país minero pero no lo estamos explotando.

“Existe una falta de legislación y de políticas públicas adecuada, hemos desaprovechado un potencial minero importante y la actividad ha sido tan baja que este año la empresa estatal Minerven está produciendo solo la mitad de las 4 toneladas que producía por año”, puntualizó en entrevista a Actualidad de Unión Radio.

A su juicio, en la gran minería se debe ir con un régimen de concesiones mediante una reglamentación adecuada para empresas que estén en armonía con el ambiente y que se comprometan a cuidar los recursos naturales.

En el caso de la pequeña minería propone otorgarles permisos especiales a pequeños mineros. “En el caso del estado Bolívar estamos hablando de casi 50 mil puestos de empleo directo que están peligrando por la ausencia de una legislación minera adecuada; y allí es que vienen los desórdenes y las anarquías de estos mineros que tienen esta actividad como forma de vida”, señaló.

Alejandra Jacobo

UNIÓN RADIO

Comentarios

Recomendado para ti