Gessen: Ni Chávez, ni Capriles saben quién va a ganar las elecciones

Publicado el Domingo, 12/August/2012

Por más de un millón de votos Henrique Capriles vencería a Hugo Chávez si nos atenemos a las proyecciones de elecciones pasadas, afirma el psicólogo Vladimir Gessen. “Capriles obtendría más de 6 millones de votos y Chávez llegaría a 5 millones y algo. Pero no son solamente las proyecciones realizadas tomando en cuenta las distintas elecciones desde el 2004, también todos los analistas coinciden que los resultados electorales del oficialismo vienen disminuyendo: Obtuvieron más de 7 millones en 2006, 6.3 millones en 2009 y 5.4 millones en 2010, mientras que la Unidad logra sucesivamente 3.9 millones en 2004, 4.2 millones en 2006, 5.1 millones en 2009 y 5.4 millones en 2010. Esta es la realidad, el gobierno decrece históricamente y la oposición crece”, asevera Gessen.

Psicólogo Vladimir Gessen

En un análisis cualitativo, el psicólogo explica que “como nunca la oposición estuvo tan bien preparada”. Ahora –dice Gessen- el candidato de la Unidad surge de una elección primaria directa, lo cual amalgamó a todo opositor en su entorno. Por él votaron en las primarias más millones de venezolanos, a pesar de los riesgos y del temor de que se presentara otra “lista Tascón”. En el presente, el gobierno va dividido en Amazonas, Lara y Monagas donde perdió a tres de sus gobernadores y líderes regionales, además de estar muy mal políticamente en Anzoátegui. No hay ninguna razón para suponer que en el Zulia, Miranda, Carabobo, Nueva Esparta y Táchira el gobierno pueda derrotar a los actuales gobernadores de la Unidad. Por el contrario, la oposición aumentará sus votos seguramente. En Bolívar, en la pasada elección de gobernadores, la oposición fue desunida con dos candidatos. Si hubiese ido junta, la suma de los votos era mayor que la del oficialismo. En esta elección, toda la oposición va consolidada. Todo indica que Andrés Velázquez ganará la gobernación, luego del triunfo de Capriles en ese Estado. Prueba de ello es el reciente éxito de la oposición en las elecciones sindicales. En el Distrito Capital, Aragua y Mérida las proyecciones muestran un triunfo opositor. Así – manifiesta Gessen- la unidad debe ganar en Amazonas, Anzoátegui, Aragua, Bolívar, Carabobo, Distrito Capital, Lara, Miranda, Mérida, Monagas, Nueva Esparta, Táchira y Zulia. Entidades donde se concentran más del 70 por ciento de los votantes.
“No obstante, nadie hoy en día puede declararse vencedor. En esta campaña lo emocional ocupa un espacio importante en la toma de decisiones del voto. Quienes no han decidido por quien sufragar, cavilan entre votar por la recuperación ‘milagrosa’ del comandante o por solidaridad con su enfermedad, a pesar de representar un pasado y presente ambiguo, incierto y problemático, o elegir lo novedoso y una oferta de futuro seguro”. Los denominados ni-nis siguen siendo el factor incognito de esta campaña, y por los vientos que soplan llegaremos al día de las elecciones sin que exista un claro ganador en las encuestas”. Por otra parte –prosigue el psicólogo- están los factores imponderables del proceso electoral. Uno, la capacidad de movilización que tengan las maquinarias partidistas. Dos, la abstención que se registre en las filas del oficialismo y de la oposición. Tres, la capacidad de raposería y escamoteo de los votos de los contendientes, y cuatro, la potencialidad de cada adversario para obligar al otro a aceptar los resultados verdaderos. “Ni Chávez, ni Capriles saben quién va a ganar las elecciones. Toda Venezuela estará pendiente el 7 de octubre en la noche para conocer quién será el ganador de la contienda más reñida de la historia en Venezuela”, concluye Vladimir Gessen

Comentarios

Recomendado para ti