Graterol: Afiuni fue violada en prisión, quedó embarazada y abortó

Publicado el Viernes, 23/Nov/2012

La jueza venezolana María Lourdes Afiuni fue violada en prisión por sus carceleros, quedó embarazada y abortó, dijo hoy su abogado, José Graterol, quien consideró que el presidente Hugo Chávez es "culpable de lo sucedido". Esa información fue facilitada por la propia jueza al periodista Francisco Olivares, que la incluyó en su libro "Afiuni. La Presa del Comandante", el cual será presentado hoy en Caracas.

"El presidente es el culpable de lo sucedido", remarcó a Efe el abogado. FOTO/EFE

La familia de la magistrada no supo hasta ahora de estas penalidades por las que Afiuni, ahora en arresto domiciliario, ha pasado, según confirmó hoy a Efe su hermano, Nelson Afiuni.

"Por recomendación de psiquiatras se optó por no revelar algo que al ventilarse públicamente se convierte en una segunda violación, pero de lo cual sabía hasta el mismo Chávez. El presidente es el culpable de lo sucedido", remarcó a Efe el abogado.

Afiuni, de 46 años, fue detenida el 10 de diciembre de 2009 acusada de facilitar la fuga del país, presuntamente ese mismo día, de Eligio Cedeño, un empresario crítico de la política de Chávez, que llevaba tres años detenido sin juicio bajo el cargo de efectuar operaciones cambiarias ilegales.

Un día después, en un mensaje televisado, Chávez dijo que la liberación del empresario fue planificada por Afiuni, abogados, secretarias y alguaciles del tribunal con una citación a una audiencia sin la presencia del fiscal.

Chávez pidió por ello la "máxima pena" para Afiuni, a quien además llamó "bandida".

Tras su paso por la cárcel de mujeres caraqueña, la jueza pasó a arresto domiciliario en febrero de 2010, con presentación semanal a los tribunales y prohibición de dar declaraciones a la prensa.

Según el relato de la jueza a Olivares, fue "abusada sexualmente en la cárcel", fruto de lo cual quedó embarazada.

También que fue víctima de otras presas que le propinaron golpizas y la atacaron con armas blancas.

"A mí me sacaron el útero, pero me encontraron seis mioma. Yo tuve una pérdida en el penal", dice la jueza en el libro, donde sostiene que Chávez estaba al tanto de la situación, no así su familia, según un extracto publicado en el diario Últimas Noticias.

"Estamos consternados; no se qué decir. En la familia no sabíamos que hubiera pasado algo así, adicional a todo lo ya monstruoso que le sucede", dijo a Efe el hermano de la jueza, Nelson Afiuni.

El abogado remarcó que "ahora el país sabe por qué en el Gobierno de Chávez evitan que ella hable, aunque ésto no fue una entrevista a un medio de comunicación, sino para un libro".

Graterol ha insistido en las últimas semanas que a pocos días de cumplirse tres años de la detención de Afiuni y tras un año y siete meses del inicio de un juicio que no avanza, porque su defendida optó por no presentarse ante quienes acusa de obedecer órdenes de Chávez, la "única esperanza" apunta a un indulto presidencial.

La International Bar Association (IBA), una asociación mundial de abogacía, ejerce desde hace seis meses de observadora internacional del juicio, que está previsto que se reanude el próximo 28 de noviembre, sin la presencia de la acusada.

El 10 de diciembre de 2013 terminará el plazo en el que la jueza puede permanecer en prisión preventiva, una opción que puede prorrogarse.

Organismos internacionales de derechos humanos, entre ellos Amnistía Internacional (AI) y Human Rights Watch (HRW), han solicitado a las autoridades venezolanas la liberación de la magistrada alegando que en este caso hay una "indebida interferencia política" por parte del Ejecutivo.

EFE

Comentarios

Recomendado para ti