Chavismo recuerda el Caracazo y estudiantes dicen que seguirán protestando

Publicado el Jueves, 27/February/2014

Venezuela recordó este jueves los 25 años de la revuelta social conocida como "Caracazo" sumida en la polarización, con marchas del oficialismo y de la oposición en distintos puntos de Caracas, mientras el país cumple más de dos semanas inmerso en una ola de protestas y los estudiantes prometen seguir marchando.

Una manifestante con una máscara protesta contra el gobierno de Nicolás Maduro este 27 de febrero, en Caracas (Foto EFE)

En Caracas, agrupaciones de estudiantes opositores exigieron respuestas a Maduro sobre la liberación de los detenidos en las marchas y anunciaron una gran movilización para el domingo.

"Maduro, diga cuándo es que va a liberar a los presos y diga dónde. Diga cuándo es que va a haber justicia por nuestros muertos. Diga cuál es el pronunciamiento de la fiscal", gritó ante la multitud convocada el dirigente estudiantil de la Universidad Central de Venezuela (UCV), Juan Requesens.

El líder estudiantil señaló que los estudiantes están dispuestos a reconciliar Venezuela.

"No es un conflicto con los chavistas. Nosotros le exigimos respuestas al Gobierno nacional de la mala vida de que llevamos los venezolanos", indicó, en referencia los problemas de escasez e inseguridad en los que viven sumergidos los venezolanos.

La concentración estudiantil terminó con el lanzamiento de gases lacrimógenos, un escenario que se repitió en las inmediaciones de la Plaza Altamira, en el este de Caracas. Las autoridades actuaron cuando los estudiantes comenzaron a dirigise a la autopista Francisco Fajardo, principal autopista de Caracas, para evitar que la bloquearan.

El alcalde del municipio capitalino de Baruta, Gerardo Blyde, en cuyas inmediaciones se registró el incidente, declaró a la prensa que los estudiantes caminaban rumbo a la autopista cuando fueron repelidos.

Los estudiantes se reagruparon luego en una zona cercana de la cual también fueron desalojados con gases lacrimógenos.

"Me pareció innecesario el segundo y tercer bombardeo de bombas lacrimógenas por parte de la Guardia Nacional Bolivariana", dijo Blyde, quien resaltó que luego de la primera descarga de gases los manifestantes se alejaron de la autopista y se ubicaron en distintos lugares de los sectores comerciales de Las Mercedes y El Rosal, en el este de Caracas.

En declaraciones a la televisora de noticias Globovisión, Blyde pidió a las autoridades policiales y a los agentes de la Guardia Nacional evitar los excesos a la hora de restablecer el orden.

"Les pido medida en las acciones que están tomando para el control del orden público", expresó el alcalde, quien reportó que al menos 15 personas fueron atendidas por socorristas con heridas leves y afectadas por los gases.

Desde la mañana la capital venezolana y la industrial ciudad de Valencia sufrieron fuertes congestionamiento de tránsito - pese a la escasa presencia de vehículos en el primero de dos días de asueto decretados por el presidente Nicolás Maduro- debido a que decenas de manifestantes bloquearon con barricadas algunas de sus principales avenidas.

Varias de las avenidas y algunos accesos a las autopistas del este de la capital fueron bloqueados con basura, generando malestar entre los transeúntes.

"Estoy harta, tengo la nevera vacía y ni siquiera hoy puedo ir al automercado porque está esta guarimba (barricada)", dijo a The Associated Press Alma Castillo, un ama de casa de 33 años.
"No soy chavista, pero no es justo que los propios vecinos nos hagamos esto. La protesta tiene que ser organizada y pacífica", agregó.

Tras las protestas de las últimas tres semanas en Venezuela se han registrado 16 muertos, 150 heridos y más de 500 detenidos, la mayoría de los cuales ya fueron puestos en libertad. Solamente a 55 se les formularon cargos, entre ellos funcionarios del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional, la Policía Municipal de Chacao y un policía del estado andino de Mérida.

Universitarios y opositores, esencialmente de clase media, han protagonizado desde comienzos de mes protestas callejeras contra la galopante inflación, con una tasa anual de más de 56%; el desabastecimiento de productos básicos y la creciente criminalidad.

Los estudiantes realizaron el jueves una concentración en una céntrica avenida, cercana al lugar de las escaramuzas vespertinas, bajo la consigna "ni un muerto más" para conmemorar a las víctimas de las violentas protestas callejeras de 1989 conocidas como el 'Caracazo'. Al menos 300 personas murieron en aquel estallido al inicio del segundo mandato del socialdemócrata Carlos Andrés Pérez (1989-1993) desatado por una serie de alzas en los precios de la gasolina y las tarifas del transporte público.

En Valencia

En la ciudad central de Valencia, capital del estado Carabobo, se registraron bloqueos en las principales vías luego de que durante todo el miércoles se produjeron actos vandálicos en el populoso barrio obrero La Isabelica. Un grupo de jóvenes con los rostros tapados desmanteló e incendió la noche del miércoles dos vehículos, incluido un autobús de transporte de empleados de compañías privadas, en la avenida central del barrio.

Residentes de La Isabelica, que se consideran antichavistas, han protestado durante toda la semana con barricadas en llamas y lanzando piedras a la policía para quejarse de la escasez de productos básicos y el desempleo generado por el cierre de empresas de la zona industrial de Valencia.

"Voté por (Hugo) Chávez la primera vez (en 1998) porque él era nuestra esperanza" pero luego "todo fracasó", dijo Héctor Romero, un chofer del transporte colectivo de 46 años que trabaja en las rutas de La Isabelica. Explicó que debido a su decepción con el gobierno chavista, en las elecciones de 2013 votó por el opositor Henrique Capriles.

Una de las zonas más afectadas por el cierre de avenidas fue el próspero municipio de San Diego, gobernado por el opositor Vicencio Scarano, en el que barricadas aún humeantes y obstáculos con objetos punzantes impedían el tránsito, constataron reporteros de AP.

En el municipio San Diego, en Carabobo, se podían ver largas filas de personas intentando comprar pollo en cantidades limitadas, hasta dos por familia, en un operativo organizado por el alcalde local.

"Esto no debería seguir así", dijo a AP el ingeniero Armando Rodríguez, quien acompañado por su esposa y sus hijos de cinco meses y cuatro años hizo fila durante cuatro horas para comprar dos pollos que, como la harina de maíz, el aceite y el papel higiénico se cuentan entre los productos básicos más escasos.

La abogada Iraida Badacchino aseguró, mientras esperaba su turno para comprar pollo, que "si antes mis hijas se comían dos arepas (tortillas), hoy les digo que sólo se pueden comer una".

Aniversario del "Caracazo"

Con una masiva concentración en el oeste de Caracas, el chavismo convirtió el 25 aniversario del "Caracazo" en una muestra de respaldo al presidente, Nicolás Maduro, quien no pudo asistir al acto por haberse quedado sin voz.

La movilización chavista comenzó con caravanas y marchas de movimientos sociales y grupos afines al oficialismo desde diferentes puntos de la capital venezolana y su extrarradio, en una fecha declarada festiva por el Gobierno para recordar a las víctimas del "Caracazo".

La marcha terminó en las cercanías del Palacio de Miraflores, entre expresiones de rechazo a las actuales protestas de partidarios de la oposición contra el Gobierno y la conmemoración de lo que el chavismo ha denominado la "primera insurrección popular contra el neoliberalismo en el mundo", en referencia al "Caracazo".

El acto de cierre fue encabezado por el vicepresidente, Jorge Arreaza, quien estuvo secundado por la ministra de Defensa, Carmen Meléndez, y otros dirigentes del oficialismo.

"Solo pensar lo que estaba ocurriendo por estas calles hace 25 años un día como hoy. Solo pensemos la Venezuela que teníamos por aquellos días", dijo Arreaza en un discurso con fuertes críticas al expresidente Carlos Andrés Pérez, durante cuyo mandato se produjo el "Caracazo".

Arreaza reveló que Maduro no pudo ser de la partida por encontrarse afónico, pero sostuvo que había dado "instrucciones claras" para enfrentar los "brotes fascistas" que a su juicio representan las protestas que estallaron en su contra el pasado día 12.

"Hay grupos de ultraderecha que están asesinando al pueblo y generando condiciones de violencia (...) estos señores no entienden, tienen otro proyecto, es el atajo, es el golpismo y nosotros jamás permitiremos otro golpe de Estado contra la revolución", afirmó.

En el acto participaron también familiares de víctimas del "Caracazo", muchos de los cuales fueron indemnizados hoy por el Gobierno en un acto separado.

El Gobierno decretó días no laborables este jueves y viernes y pidió hacer de estas fechas una jornada de reflexión frente al estallido social que hace 25 años dejó cientos de muertos.

De esta forma, los venezolanos iniciaron por adelantado el asueto que la semana siguiente empieza con el carnaval, una celebración que el propio Maduro dijo que no sería suspendida por la ola de protestas que desde su inicio dejan un saldo de quince muertos y cientos de heridos en todo el país.

El 27 de febrero de 1989 comenzó en las barriadas populares de Caracas una revuelta popular en rechazo a las alzas de precios y tarifas exigidas por el Fondo Monetario Internacional (FMI), que fue sofocada a tiros por militares y policías.

El parte oficial de entonces cifró en unos 300 los muertos, mientras versiones de prensa estimaron en hasta 3.000 las víctimas que dejó la represión vista entre el 27 y 28 de febrero de 1989, durante el segundo Gobierno del entonces presidente, Carlos Andrés Pérez.

Con información de EFE / Yahoo / YU

Comentarios