“A mi hijo lo mató un compañero de clases”

Publicado el Miércoles, 18/July/2012

Este título fue la frase desesperada que, en medio de lágrimas e impotencia, pronunció el padre de un niño de 12 años que estudiaba en un colegio privado y quién recibió el impacto de bala en la cabeza cuando su compañero de clases manipulaba un arma, además en presencia de un amigo de la infancia.

La seguridad está tocando el timbre desde hace rato como grito de auxilio

“No sólo eso, prosigue el padre de la víctima (quien rogó que su nombre no fuera revelado para evitar problemas procesales en el juicio), los amigos de mi hijo escondieron su cuerpo en medio de unos matorrales.

Quienes se están sentando en los pupitres? Pero más allá…¿qué empuñan nuestros hijos o sus compañeros? ¿Qué esconden sus morrales?...pero más allá: ¿qué guardan sus corazones?... si eres padre, tío, abuelo, hermano (a), padrino te hago la siguiente pregunta…¿lo sabes?....¿estás seguro que lo sabes?.....

En el artículo violencia sin recreo intenté resumir el grave problema del "chalequeo" o Bullying que se está viviendo dentro de los colegios tantos públicos como privado, como las aulas de clases se están convirtiendo en escenarios de intolerancia. Pareciera que tuviéramos una Venezuela chiquitica en cada salón. Lo grave del asunto es que la frustración y violencia que puede producir el "chalequeo" es sólo un paso previo a problemas más serios como lo es la delincuencia. La seguridad está tocando el timbre desde hace rato como grito de auxilio. Y no se trata solamente de la pérdida de lápices y reglas (cosa que ya es bastante seria), muchos colegios en Venezuela exigen el uso de morrales transparente o de mallas para evitar el ingreso clandestino de armas y drogas. Algunos inclusive tienen detectores de metales en sus puertas.

“Cecodap” hizo un estudio en el año 2009 en 65 escuelas, y este estudio reveló que las tres cuartas partes de los alumnos conocían un arma de fuego, no porque se la había visto a un policía o militar, sino a un familiar, amigo u compañero; y cuando le preguntaban porqué ese conocido portaba el arma, el joven decía: “PARA DEFENDERSE”.

Muchas organizaciones que trabajan el tema coinciden en que no hay cifras oficiales sobre el tema desde hace años.

Un estudio del “Centro Gumilla” realizado entre 2008 y 2009 revela que el 46 % de los alumnos encuestados refieren la existencia de robos dentro de los planteles, 87 % consumo de alcohol, 82% cigarrillos. Pero la preocupación se dispara cuando un 70 % de los alumnos encuestados refiere la presencia de cuchillos (arma blanca) dentro de los planteles y 40% hace alusión a la presencia de armas de fuego. Muchas veces las cifras quedan disminuidas a fríos números aislando al analista de la realidad, pero quiero decirles que estas son cifras que fácilmente pueden manejarse como realidad de una cárcel en nuestro país. Ya que exista una sola arma de fuego es motivo de alarma.

Gloria Perdomo, profesora y presidenta de la fundación “Luz y vida” que trabaja en Petare el tema de la violencia contra los niños, asegura que el panorama es multifactorial y otro de los puntos que afecta los niveles de seguridad tanto de alumnos y profesores , es la existencia de bandas organizadas en los alrededores de los colegios que muchas veces amenazan y roban a nuestros muchachos, terminando muchos en la deserción escolar o los profesores pidiendo cambio de colegio. Ni hablar de los familiares que bajo amenaza pretenden que sus hijos pasen el año escolar, de lo contrario hacen amenazas, hasta de muerte, en contra de profesores o directores de la institución.

Lo cierto es que, sin en casa a nuestros niños, en nombre de la educación, los golpeamos y los gritamos, además peleamos con el señor que va en el carro de al lado, con el transeunte y el de la panadería…si insultamos a nuestra pareja delante de ellos e inclusive justificamos un puñetazo, vamos a tener a un agresor en potencia que no va a saber otra forma de resolver sus conflictos que por medio de la VIOLENCIA. ¿Se imaginan varios muchachitos con este cuadro dentro de un mismo salón de clases, donde muchas veces las condiciones no son las mejores y además el profesor esta desanimado por lo mal pagado?, definitivamente es una bomba de tiempo que ya está explotando en muchas partes contando además con el silencio ensordecedor de quienes tiene la responsabilidad de tomar cartas en el asunto y no lo hacen. Y en este grupo estamos todos, padres, profesores, estado, vecinos, alumnos…

Enarbolar la bandera de la paz debe comenzar por el reconocimiento del problema por parte de todos los factores involucrados y que todas las patas de esta mesa manejen su carga de responsabilidad y de esta manera ACTUAR y el momento es ayer…es YA… Siempre digo que ser bueno es una decisión de vida porque todos tenemos la capacidad y posibilidad de hacer las cosas bien o mal, démosle a nuestros niños las razones de peso necesarias para internalicen la tolerancia, la responsabilidad, la convivencia pacífica, ¡EL RESPETO!

Despertemos al Buen Venezolano que vive en ellos y dejemos al país la mejor herencia que podemos: UNA CIVILIZACION DE AMOR.

FUENTE:
http://noticierovenevision.net/blogs/elianta-quintero/2012/julio/18/3347...

Comentarios

Recomendado para ti