Estas en


“No nos van a callar”: el nuevo relato de Adriana Parada, madre de Rufo Chacón


Miércoles, 03/07/2019 - 19:11

Laidy Gómez, gobernadora del estado Táchira, acusó al régimen de Maduro de usar la policía local para reprimir a los tachirenses.

 

 

Por: Raúl Castillo | @Ralonsog_

Adriana Parada se mantiene firme y con esperanza. Hace dos días, su hijo Rufo Chacón, de 16 años de edad, perdió los ojos como consecuencia de la represión de dos funcionarios de la Policía de Táchira, quienes dispararon en total 62 perdigones en el rostro del joven durante una protesta en la que exigían el servicio de gas doméstico. Sin embargo, la madre de 32 años de edad asegura que seguirá haciendo frente a quienes intenten silenciar sus denuncias, y explica que aún no descartan la posibilidad de que Chacón “vea otra vez”. 

 

Por su parte, la gobernadora de la entidad, Laidy  Gómez, acusó al régimen de Nicolás Maduro de usar el cuerpo de seguridad para reprimir a los tachirenses. Argumentó que hace 20 meses el Ministerio de Interior, Justicia y Paz retiró el control de PoliTáchira al gobierno regional.

Al igual que este martes, El Diario de Caracas realizó un seguimiento sobre las nuevas informaciones del hecho que conmociona al país:

1. Los familiares de Chacón temen por su seguridad

Parada denunció que mientras se encontraba en el Hospital de San Cristóbal este 2 de julio junto a su hijo, debió dirigirse a la casa de su mamá de 80 años porque supuestamente cuerpos de seguridad acudirían para amedrentar a su familia. Así lo informó durante una entrevista con el periodista Sergio Novelli la mañana de este miércoles. 

A pesar de que manifestó que teme por la integridad de su madre, hermano y sus otros dos hijos (la menor, de 3 años de edad), debido a las denuncias que han hecho sobre el caso, sostiene que se mantendrán firmes en solicitar justicia y apoyo para hacer frente a la situación. 

“Estamos fuertes y no vamos a dejar que nos callen. Este es un país en el que quieren callar a la gente. A mí no me va a callar nadie”, dijo, al tiempo que comentó que los familiares de otro menor de edad que también fue herido durante la protesta ya hicieron las respectivas denuncias ante la Fiscalía. “La gente se está despertando. No podemos tenerles miedo”, aseveró.

2. Mantienen la esperanza

Si bien Parada informó que efectivamente Chacón perdió los ojos luego de la intervención quirúrgica, explicó que médicos de otros países se han comunicado con ella para hacer lo posible para que, de alguna forma, su hijo “vea otra vez”.  

“Él no puede ver”, se lamentó, “pero como en otros países ya la medicina es más avanzada, ya nos han contactado y tenemos una esperanza”. No obstante, el cuadro actual de Chacón es poco alentador: además de tener el rostro hinchado por la cantidad de perdigones que recibió, también sufrió fractura de nariz. El joven ahora deberá someterse a un injerto de piel en el rostro. 

“Ahorita está agarrando fuerza para todo lo que está pasando (…). No puedo decir que está bien porque me le dañaron la vida. Le apagaron un punto de su vida, a un niño que estaba ya graduándose de bachiller y que, por cierto, ya iba a estudiar una carrera. Tenemos la fuerza y la voluntad”, lamentó. 

 

3. Llueven las muestras de solidaridad

Durante la entrevista, la madre de Chacón agradeció las muestras de apoyo que ha recibido desde que ocurrió el hecho. Detalló que diversos países, médicos del hospital, la gobernadora de la entidad, Laidy Gómez, algunos diputados de la Asamblea Nacional (AN) y el presidente encargado Juan Guaidó, así como particulares, han brindado su colaboración económica y logística. Del régimen de Nicolás Maduro hasta ahora no recibe nada, según dijo.

“Con el gobierno de Maduro yo no quiero nada, y menos con lo que hicieron con mi hijo. Tienen a mi gente pasando hambre, sin gas, pobres. No quiero nada con esa gente. Dicen que hay derechos humanos, que todo está bien. Eso es mentira. Aquí nada está bien”, comentó. 

Parada reconoció que publicó en las redes sociales su número de cuenta corriente con el fin de que más personas la ayuden a costear los gastos. Entre ellos, el más importante: las prótesis para sus ojos, que se venden en dólares.

 

 

4. Policía de Táchira, un arma para reprimir

Por su parte, la gobernadora Laidy Gómez recordó en una rueda de prensa que hace 20 meses el Ministerio de Interior, Justicia y Paz retiró el control de la Policía de Táchira a la Gobernación, por lo que ese cuerpo de seguridad ahora lo dirige el gobierno central de Nicolás Maduro. En opinión de la mandataria regional, la policía está siendo direccionada para reprimir a la población, por lo que considera que no se trató de un hecho aislado, tal como aseguró Jesús Andrés Arteaga, director de PoliTáchira.

“Dicen que fueron hechos aislados, cosa que desmiento. Los tachirenses hemos sido testigos de las mismas realidades en 2014, en 2017, el 23 de enero de 2019 y hoy se repite la historia de la misma manera. No son hechos aislados, es la forma de actuar de este régimen que no acepta que el pueblo se manifieste y ejerza su derecho constitucional a la protesta”, declaró Gómez.

 

 

 

Aseguró que de estar en manos del gobierno regional, la función de la Policía de Táchira sería la de brindar seguridad ciudadana, en lugar de reprimir a los tachirenses.

 

 


Por si no lo viste