Estas en


¿Qué se sabe sobre el caso de Rufo Chacón, el joven que quedó ciego al recibir impactos de perdigones?


Mar, 02/07/2019 - 19:14

El adolescente de 16 años se encontraba junto a su madre exigiendo el servicio de gas doméstico, cuando efectivos de seguridad de la Policía de Táchira arremetieron contra los presentes.

 

 

Por: Raúl Castillo | @Ralonsog_

 

 

“Mi hijo me dijo que se quiere morir”. Con esa frase Adriana Parada relata el drama que atraviesa su hijo Rufo Chacón, el joven de 16 años de edad que perdió los ojos al recibir impactos de perdigones en el rostro como producto de la represión de efectivos de seguridad en una protesta en la localidad de Táriba, municipio Cárdenas, estado Táchira, el lunes 1° de julio. Hasta el momento, esto es lo que se conoce sobre el hecho:


1- Protestaba por la falta de gas


En horas de la tarde, Chacón se encontraba junto a su madre y su hermano a la altura de la autopista San Cristóbal, La Fría, en una protesta por la falta de gas doméstico en la localidad. Según detalló Parada en un vídeo difundido a través de Twitter, la familia tenía tres meses sin el servicio, por lo que decidieron acudir a la vía para esperar por el camión de reparto.


“Llegamos allá porque el señor Víctor (encargado del reparto) dijo que llegaría el lunes o el martes. Todo fue en calma, en orden, las personas mayores y niños haciendo cola, sin irrespetar. Se le dio paso a los enfermos”, relató Parada.

 

Posteriormente, detalló que el señor Víctor no cumplió con lo acordado, puesto que se retiró del lugar hasta en tres ocasiones sin hacer entrega del gas, prometiendo “resolver” la problemática. En su tercer regreso al lugar, se burló de quienes se mantenían en la espera del servicio, según comentó la madre del joven. 


“Entonces le dijimos que nuestra situación es grave, que tenemos tres meses sin gas, que a veces nos acostamos sin comer porque no tenemos cómo cocinar, que hay niños afectados y ancianos”, dijo, al tiempo que añadió que Víctor se retiró nuevamente bajo la reiterada promesa de “resolver”. Sin embargo, las próximas autoridades en llegar al lugar fueron cuerpos de seguridad del Estado.


2- Fue víctima de la represión 


Posteriormente, los uniformados arremetieron contra los presentes sin razón alguna. "Nosotros no teníamos palos, no teníamos piedras, nada. Solo la bombona del gas. Yo tenía allí a mis dos hijos, ayudándome con una bombona de gas; ellos (los policías) vinieron y nos empujaron, nos golpearon. Allí el niño (Rufo Chacón) agarró la bombona para retroceder y me le dispararon en la cara", explicó Parada.

El doctor Luis Ramírez, presidente de Corposalud Táchira, dio a conocer este martes que Chacón recibió aproximadamente 62 perdigones: 8 de ellos en el ojo derecho, 5 en el ojo izquierdo, y 52 en el resto de la cara. 


De acuerdo con la madre del joven, en el lugar "no habían guarimberos", solo personas que exigían el gas. “Basta de esto. Así como le pasó a mi hijo le ha pasado a más de uno. Lo triste es que la policía me le fregó la vida a mi hijo, que se graduaba ahorita de bachiller”, indicó.


Además, a través de Twitter se conoció de manera extraoficial que otras 5 personas también resultaron heridas.


3- Detuvieron a dos funcionarios de la Policía de Táchira


En la mañana de este martes, el fiscal general designado por la ilegítima Asamblea Nacional Constituyente (ANC), Tarek William Saab, dio a conocer que detuvieron dos funcionarios de la policía regional del Táchira, por ser quienes presuntamente dispararon los perdigones a ambos hijos de Parada. Los sujetos fueron identificados como Javier Useche Blanco y Henry José Ramírez.


"El Ministerio Público garantiza que ambos funcionarios serán severamente sancionados ante la violación de derechos humanos cometida en contra del precitado adolescente y su hermano de 14 años de edad, quien también fue lesionado en dicha concentración", escribió Saab en su cuenta Twitter.


Jesús Andrés Arteaga, director de PoliTáchira, detalló que los supuestos responsables tenían 23 y 26 años de servicio, respectivamente. Calificó el suceso como un "hecho aislado", pero aclaró que están investigando el hecho, puesto que aún desconocen si fue "perdigón la causa del incidente".


No obstante, la madre de Chacón hizo un llamado de justicia real a las autoridades competentes: “No es que los vayan a meter presos tres meses en una cárcel de la policías y luego los dejan libres, no señor. Porque por ser policías tienen demasiados privilegios. Pues, no. No por portar un uniforme ellos van a venir a arremeter contra la gente de esa manera cada vez que les dé la gana y menos contra personas que no están haciendo nada", expresó.


4- Diagnóstico severo 


A través de otro vídeo, el doctor Ramírez detalló el cuadro con el que Chacón ingresó al Hospital Central de San Cristóbal. Detalló que se trata de una “evisceración traumática de ambos ojos en donde se perdió la totalidad de la morfología y la antinomia de los globos oculares”. A pesar de la gravedad, informó que el joven no sufrió ningún daño que comprometa su encéfalo o alguna estructura craneal. 


Este martes, Parada confirmó que su hijo fue intervenido quirúrgicamente a la 1 de la madrugada, donde terminaron de extraer los residuos en sus ojos. 


“Mi hijo tiene desfigurado el rostro completamente, tiene esquirlas. Le arruinaron la vida. Mi hijo se quiere morir, no quiere nada de la vida “, relató la madre mientras lloraba. 

 

Se conoció que Chacón está siendo evaluado por un equipo multidisciplinario de psiquiatría para evitar un mayor impacto general. 

 


Por si no lo viste