Estas en


"Flappy Bird murió porque era demasiado adictivo"


Mar, 11/02/2014 - 13:21

Es un caso de estudio muy singular que será recordado como un ejemplo de éxito prematuro. Dong Nguyen, creador del popular Flappy Bird, uno de los juegos de moda, ha asegurado que decidió eliminar la aplicación en las tiendas «online» porque era un «producto adictivo». Hasta el momento de su desaparición se había descargado en más de 50 millones de terminales Android.

En una entrevista a «Forbes», el desarrollador vietnamita, de 29 años y residente en Hanoi, ha explicado que, en un primer momento, el juego fue diseñado para jugar durante unos minutos cuando se está relajado pero, poco a poco, se fue convirtiendo en algo estresante. «Pasó a convertirse en un producto adictivo. Creo que se ha convertido en un problema. Para resolver ese problema, lo mejor es acabar con Flappy Bird. Se ha ido para siempre», dice.

Según se ha calculado por varios medios especializados como «The Verge», el desarrollador obtenía unos ingresos publicitarios de 35.000 euros diarios. Durante los 28 días de mayor éxito, dado que la aplicación fue lanzada el 24 de mayo pero no fue hasta diciembre cuando dio la explosión, podría haber generado una fortuna en torno al millón de euros, aunque Nguyen se negó a confirmar estas cifras. «No sé la cifra exacta, pero sí sé que es mucho». La revista describe al desarrollador como «estresado» y «nervioso» durante el momento de la entrevista.

Dispuesto a crear más

La mecánica del juego era simple, pero difícil e irritante. Al tocar en la pantalla del «smartphone», los jugadores dirigen a un pájaro través de estrechos pasillos de tubos verdes que se parecían, sospechosamente, a las tuberías que se encuentran en el célebre juego creado por Nintendo «Super Mario Bros», algo que Nguyen señala que se trata una coincidencia, al tiempo que ha insistido en el hecho de que no hay «cuestiones legales» detrás de la eliminación del juego.

Además, Nguyen tiene otros principales juegos publicados en la App Store, incluyendo «Super Ball Juggling» y «Shuriken Block», aunque no tiene planes de eliminar esos juegos, a los que calificó de«inofensivos». Eso sí, en caso de que los usuarios se vuelvan adictos ha reconocido que no dudaría también en «hacerlos caer». Mientras tanto, el desarrollador vietnamita ha adelantado que continuará haciendo juegos. «Tras el éxito de Flappy Bird me siento con más confianza y tengo libertad para hacer lo que quiero hacer».

Tal ha sido la obsesión por este juego que usuarios le han recrimiado a su creador su decisión e, incluso, le han amenazado de muerte. Además, dado que ya no se puede descargar desde Google Play ni App Store -aunque los usuarios que ya lo hayan instalado sí podrán hacerlo-, algunos usuarios han querido encontrar un filón para ganar dinero.

En concreto, habían puesto a la venta en eBay terminales que incluyen ya el juego, perio la tienda de subastas ha comenzado a cancelar este tipo de anuncios alegando que no se pueden vender teléfonos con aplicaciones y que es necesario formatear los terminales antes de su entrega. Aunque hay varios ejemplos, había uno especialmente peculiar: un iPhone 5S que incorpora Flappy Bird y la puja (74 pujas) por hacerse con este teléfono ya ha alcanzado la cifra de 73.000 euros.

Fuente: ABC.es / YU


Comentarios



Por si no lo viste

Cargando...