Estas en


¿Y si en vez de siete hay ocho (o más) planetas?


Sab, 09/09/2017 - 08:59

El telescopio espacial Spitzer de la NASA reveló a principios de este año que Trappist-1, una estrella enana ultrafría en la constelación de Acuario, tenía en órbita siete planetas de tamaño terrestre.

¿Y si en vez de siete hay ocho (o más) planetas?

Por si el hallazgo del sistema no fuera ya de por sí emocionante, tres de esos mundos parecen estar en la llamada zona habitable, es decir, a la distancia adecuada de su estrella como para que puedan albergar agua líquida. Ahora, científicos de la Institución Carnegie para la Ciencia en Washington y la Universidad Queen Mary de Londres creen que el número de «hermanos» puede ser mayor, y que uno o más planetas tipo gigante gaseoso, como lo son Júpiter y Saturno, podrían ser parte de la familia a una distancia mucho mayor que el resto. El hallazgo podría ayudar a los científicos a entender cómo se formaron esos mundos en nuestro propio Sistema Solar.

«Otros sistemas estelares que incluyen planetas del tamaño de la Tierra y supertierras también albergan al menos un gigante gaseoso», explica Alan Boss, autor principal del trabajo publicado por The Astronomical Journal. «Por lo tanto, preguntar si estos siete planetas tienen hermanos gigantes de gas con órbitas de más largo período es una cuestión importante».

Los investigadores buscan estos mundos extrasolares con un método llamado Astrometría, algo distinto a los que se usan habitualmente, que consiste en medir el movimiento reflejo del astro comparándolo con estrellas cercanas en el cielo. Por ejemplo, la misión Gaia de la Agencia Espacial Europea (ESA), utiliza la misma técnica para medir distancias y movimientos de estrellas en toda la galaxia. «La Astrometría es menos sensible que los otros dos métodos habituales (tránsitos y velocidades radiales) pero puede explorar mejor las órbitas de largo período y detectar gigantes gaseosos si es que los hay», comenta a ABC Guillem Anglada-Escudé, profesor de Astrofísica en la Universidad Queen Mary.

Anglada-Escudé cree que es posible que existan más planetas en el sistema Trappist, pero aún no se han detectado. Lo que han hecho los astrónomos en su estudio es determinar los límites superiores a los posibles planetas gigantes que puedan existir. De esta forma, encontraron que no hay ninguno mayor que 4,6 veces la masa de Júpiter orbitando la estrella con un período de 1 año, y ningún otro mayor que 1,6 veces la masa de Júpiter orbitando la estrella con períodos de 5 años. Estos períodos pueden no parecer muy largos en comparación con el de casi doce años de Júpiter, pero los siete planetas conocidos de Trappist-1 tienen períodos que oscilan entre 1,5 y 20 días.

Gigantes gaseosos

Si existieran, esos mundos serían gigantes gaseosos como Júpiter o más masivos, aunque el tamaño exacto no se podría saber hasta que se obtuviera un imagen directa. «Podría haber docenas de planetas más pequeños que nunca detectaremos, o tal vez uno o dos gigantes gaseosos. No más, dado que la mayoría de sistemas planetarios no tienden a tener más de dos gigantes como Júpiter o Saturno (más de cien masas terrestres)», explica el investigador español.

Con todo, Anglada-Escudé advierte de que «puede que no se detecte nada, pero eso es también un descubrimiento muy relevante que tiene valor en sí. Parece ser que los planetas gigantes son muy raros (o inexistentes) alrededor de este tipo de estrellas de baja masa». Su existencia o no «nos habla de cuáles son los mecanismos de formación de sistemas planetarios. Una teoría completa debe aspirar a ser capaz de generar sistemas planetarios como el nuestro, como el de Trappist, sistemas que contengan Jupiteres calientes... a explicar tanto los planetas que se observan como los que no existen», añade.

Fuente: abc / VIC


Comentarios



Por si no lo viste

Cargando...