Estas en


6 secretos que debes imitar de las mujeres japonesas para estar en la línea


Vie, 19/05/2017 - 12:16

Si existe algo que caracteriza a las mujeres japonesas es por su afortunada genética que les permite tener un cuerpo con poca tendencia a la obesidad, y por tener un metabolismo acelerado.

6 secretos que debes imitar de las mujeres japonesas para estar en la línea

Sin embargo, además de ello, también es importante tener un estilo de vida adecuado, que incluye una alimentación sana, lo cual funciona para tener un abdomen plano.

Pese a que Japón es un país industrializado, orientado al trabajo, el estilo de vida de sus ciudadanos, sigue enraizado en la tradición, lo cual incluye una alimentación variada y saludable.

A continuación, te revelaremos cuáles son los secretos que las japonesas manejan en su dieta, para que si lo deseas, puedas incorporarlos a la tuya.

1. Cantidades reducidas

Japón es un país que posee tasas muy bajas de obesidad, además de contar con una población longeva. Aunque se haya hecho énfasis en el alto índice de estrés que padece la población, lo cierto es que esto está más vinculado a las grandes capitales, como Tokio o Kioto, pero en realidad, fuera de ellas, la vida acontece con otro ritmo, en los cuales se contemplan las tradiciones, y en donde la alimentación es importante para la familia.

Un aspecto que resulta interesante en las mujeres japonesas, es que sus platos contienen cantidades más reducidas de comida que en el mundo occidental, en el cual las mesas están más repletas.

Esta costumbre japonesa no indica que coman menos, sino que se alimentan de forma variada, y que sus alimentos son saciantes, como por ejemplo el arroz y el salmón.

2. Alimentos frescos y naturales

Uno de los aspectos que caracteriza a la dieta japonesa, es la frescura. Los alimentos que consumen no poseen grasas saturadas, ni están rebozados en harinas blancas ni refinadas.

Cuando se establece una comparación entre la dieta estadounidense y la nipona, se puede ver claramente por qué las tasas de obesidad afectan tanto a los primeros y es menos frecuente en la segunda.

Entre los alimentos más comunes que consumen las mujeres japonesas, y que les permite mantener la línea, se cuenta: el arroz y los tallarines, los vegetales (puerro chino, espinacas, pepinos, berenjenas, rábanos, raíz de loto, brotes de bambú, cebollas, lechugas), hongos, vegetales en vinagre, marisco, salmón, huevos de gallina y codorniz, carnes –en cantidades muy pequeñas-, legumbres, como la soja y sus derivados.

También consumen frutas, como el caqui, las manzanas, mandarinas, peras, frutos secos, y por supuesto, el té verde o de jazmín.

3. No a los lácteos y reducir el consumo de carne

Las proteínas y los minerales que obtienen las mujeres japonesas, los obtienen a partir de los pescados frescos.
Sus dietas no contienen grandes cantidades de lácteos, y sus bebidas son vegetales y elaboradas con arroz o soja.
Entre las fuentes de calcio y proteínas vegetales, que más tienen presencia en sus platos –especialmente en las sopas- se cuenta el tofu.

4. Desayunos abundantes y cenas ligeras

Toda dieta debe comenzar por un desayuno saludable y debe terminar con una cena que sea ligera. No quiere decir que debemos consumir un desayuno excesivo para ir luego a la cama sin cenar, sino que nuestra alimentación debe ser variada y rica en nutrientes.

En las áreas más tradicionales, los desayunos japoneses incluyen: té verde, sopa de miso, pescado al grill, huevos, arroz, algas, pequeñas porciones de fruta, y encurtidos. Entre sus ingredientes no están presentes los dulces, ni la bollería industrial.

5. El vinagre de arroz

El vinagre de arroz juega un papel muy importante en la dieta japonesa, se incluye en el sushi, en los pepinillos, en las algas y el pescado crudo, por ejemplo. Pues, el ácido acético del vinagre de arroz resulta ideal para digerir las grasas.
Al incluir el vinagre de arroz en las ensaladas, estaremos reduciendo los niveles de glucosa en la sangre y obtendremos además una sensación de saciedad, quemando los depósitos de grasa.

6. Comer sin prisas, comer con complacencia

Actualmente es una tendencia el “mindfuleating”, el cual consiste en una meditación que tiende la invitación para ser conscientes y estar presentes del todo, al momento de alimentarnos.

Esto, se encuentra relacionado con la cultura oriental ya que ellos se concentran en el aquí y el ahora, disfrutando del presente, de nuestro entorno y de lo que hacemos cada momento.

Debemos recordar que la cultura oriental se caracteriza por ese principio, y la mujer japonesa –como el resto de los nipones- que se encuentran alejados del núcleo poblacional sometido al estrés, conceden gran importancia al hecho de comer en familia, sin prisas y deleitándose con cada bocado.

Cuando comemos despacio estamos favoreciendo la digestión y así obtendremos sensación de saciedad. Estos pequeños detalles definen un estilo de alimentación maravilloso, que nosotros podríamos imitar en muchos aspectos. NP

No olvides consultar la sección especial de Salud

EA


Comentarios



Por si no lo viste

Cargando...