Estas en


El buen trabajo en los espacios compartidos


Jue, 05/10/2017 - 20:08

Actualmente, bastantes parejas y pequeños equipos de socios comparten dichos espacios de trabajo, que pueden estar en nuestra casa o en un local alquilado; lo ideal es adecuarlos a las necesidades y posibilidades de presupuesto que se tenga.

La idea es planificar algo común, que cubra las expectativas individuales y pueda ser armónico para el colectivo

Muchos de los negocios de hoy, nacen y crecen en pequeñas oficinas, que para optimizar los recursos deben ser divididas, multiplicadas y/o compartidas en pequeños locales. Profesionales de libre ejercicio y emprendedores optan por esta alternativa, dejando atrás los ambientes de trabajo corporativos.

Parejas y socios comparten dichos espacios de trabajo, que pueden estar en la casa o en un local alquilado. La idea es producir y ser eficientes en la tarea que se han planteado.

Para ello es indispensable tener una visión estratégica a la hora de administrar las áreas. La idea es transformarlas en función de la naturaleza del trabajo de cada uno de los integrantes de ese espacio compartido.

El experto del portal Josserlopez.com señala que deben evaluarse las necesidades de los socios en el espacio, ya que cada cual puede tener requerimientos diferentes y estilos de trabajo muy distintos.

La recomendación del experto es planificar juntos para determinar todo aquello que cada cual necesite para realizar su trabajo diario, y que pueda hacerlo de la manera más cómoda posible.

Se puede comenzar con una lista individual que luego sea confrontada para determinar los materiales, herramientas y artículos en común que se requieren y la forma de adquirirlos y administrarlos.

Otro elemento destacable es tener conciencia de que si el especio es compartido, los recursos seguramente no serán abundantes. Es por ello que hay que determinar lo imprescindible para ambos y tener una lista de lo importante aunque no esencial.

LA FUNCIONALIDAD DE PRIMERO

Los expertos de Doit123now señalan que al abordar el estilo de la decoración, debe evaluarse que los gustos personales pueden apuntar en direcciones distintas, por lo que para crear un lugar agradable lo mejor es tomar el camino del diseño sencillo y funcional.

El estilo minimalista con colores claros, neutros y simplicidad en la decoración puede ayudar a crear un cuadro en el que cada uno pueda aportar su toque personal.

Si el espacio es pequeño y se pasan tiempo en él, es vital que sea cómodo y lo más agradable posible.

Al escogerlo debe apostarse porque tenga bastante luz natural y una ventilación adecuada. Un toque vegetal ayuda a purificar el aire y a generar una atmósfera relajante. Incluso, un purificador de aire artificial es una buena alternativa cuando no sea posible abrir ventanas.

Si eres algo desordenado y disperso deberás hacer un esfuerzo por domesticar esa conducta porque lo principal es mantener la armonía. El desorden puede ser un elemento de distracción para tu compañero, o compañeros de oficina, lo que rompe la convivencia mínima necesaria.

DISTRIBUYENDO EL ESPACIO

A la hora de evaluar la distribución del espacio la firma FinishBuild recomienda que si el área es alargada y estrecha, la distribución debe ser en línea, mientras que si es cuadrada y pequeña la mejor opción son mesas de trabajo en forma de L.

Señalan que la distribución en línea, frente a una pared o ventana, o con escritorios colocados de espaldas al compañero, facilita la concentración y evita las distracciones.

Las mesas frente a la pared permiten colocar sobre el escritorio estanterías o armarios altos para guardar material y documentos de trabajo, además de tener la opción de colocar puntos de luz de ser necesarios.

Hay que tomar en cuenta que la distribución en línea favorece la concentración, mientras que disponer las mesas de trabajo una frente a otra facilita la colaboración y el trabajo en equipo.

Si el espacio brinda la posibilidad se pueden separar las zonas de trabajo con un escritorio en forma de T.

Esta distribución, polivalente permite un ambiente con más intimidad, evitando las distracciones y con solo voltear puedes estar frente a tu socio cuando se requiera el trabajo en equipo.

Así también se puede ganar algún metro extra de mesa de trabajo y a la vez delimitar el espacio separándolo físicamente.

Estas premisas pueden ayudar a generar alternativas para compartir los espacios a la hora de emprender alguna iniciativa profesional o de negocios, en ambientes como los descritos.

GF/EDC


Comentarios



Por si no lo viste

Cargando...