Estas en


Haz estas 5 cosas el domingo y evitarás subir de peso el resto de la semana


Sab, 10/06/2017 - 16:26

Tener un cuerpo fit es el sueño y propósito de todas las chicas, pero para lograrlo hace falta “amarrarse” las enaguas y adquirir hábitos saludables como cumplir una dieta, tomar mucha agua y, por supuesto, hacer ejercicio. Para ayudarte, resulta que existen cosas que puedes hacer el domingo que evitarán que aumentes de peso el resto de la semana. ¡Pon mucho cuidado y comienza desde esta misma semana!

Haz estas 5 cosas el domingo y evitarás subir de peso el resto de la semana

1. Hazte un menú: El plan de alimentación que sigue tu hermana o mejor amiga no te dará el mismo resultado a ti, tenlo muy claro. La anatomía y el tiempo que tarda tu cuerpo en procesar los alimentos, así como en quemar calorías es muy distinto al de otra persona. Con decirte que un(a) nutricionista te arma un menú semanal que incluye harinas, frutas, vegetales, proteínas, grasas, leguminosas, lácteos, entre otros, pero las cantidades que te indica ingerir son estrictamente para suplir tus necesidades alimentarias y no las de otra persona.

Ahora bien, planea el domingo lo que comerás durante toda la semana, así como los horarios. Si lo haces, sentirás menos estrés a la hora de meterte a la cocina porque no tendrás que improvisar.

Muhammad Ali decía: “Sufre ahora y vive el resto de tu vida como un campeón”, así que hazlo. Para lograrlo, lo primero que tienes que hacer es estar convencida de que necesitas un cambio, posteriormente cuando vayas notando cambios en tu salud y apariencia física te sentirás motivada para seguir hacia adelante.

2. No dejes de lado los alimentos ricos en vitamina K: ¿Y cuáles son esos? Espinaca, col rizada, hierbas, cebollino, brócoli, espárragos, ciruelas pasas, aceite de soja, zanahorias, arándanos, apio, frambuesas, moras, higos, peras, entre muchos otros.

La importancia de comer este tipo de productos es porque la ausencia de vitamina K en tu cuerpo equivale a fumar un paquete de cigarrillos al día. Si lo haces, evitarás esa situación y además, te darán energía como lo hacían las espinacas con Popeye, fábula que de seguro no te perdías en tu infancia.

Generalmente los fines de semana son los días en los que más “pecamos” a la hora de comer. En el desayuno te gustará comer panecillos, galletas, croissants…. lo que te hace olvidar por completo las frutas y verduras. ¿Por qué crees tú que Thalía y Jennifer López tienen esa anatomía? No es por comer bollería industrial. No digo que no caigan en sus redes de vez en cuando porque al final son humanas como tú, pero dentro de su dieta incluyen una importante cantidad de alimentos saludables y naturales como estos.

3. Ingiere magnesio antes de ir a dormir: Lo consigues fácilmente en farmacias. Los suplementos de magnesio son útiles porque relajan, le dan movilidad al intestino y mantienen los músculos sanos.

4. Aplica feng shui en tu cocina: Aplica en esa zona de tu casa las siguientes reglas:

Evita que tu cocina se ubique al frente de la puerta principal. Si es una casa abierta donde se une la sala, comedor y cocina, pon una división que distraiga tu atención hacia este sector, cada vez que entres a tu hogar. Ayúdate con estas ideas para separar ambientes en tu casa sin necesidad de paredes.

Coloca sobre tu mesa un mantel negro o azul oscuro. Ambos colores reducen la ansiedad de comer.

El uso de platos azules, cuadrados o rectangulares hace que comas menos cantidad de comida.

Aplica colores como el azul pastel, verde seco, blanco o beige en las paredes porque reducen el estrés.

Libérate de los artículos que ya no usas como una forma de tomar conciencia y hacerlo con tu peso.

Y aunque no es un consejo para tu cocina, sí es para tu casa. Coloca espejos en varios de sus espacios para estimular el movimiento.

La ciencia ha comprobado que los colores influyen en el comportamiento de las personas, por ello el uso de los colores mencionados anteriormente te hará comer menos.

5. Haz ejercicio: Jamás podrás adelgazar si no sigues una rutina de ejercicio. Claro está que si tienes la posibilidad de acudir a un especialista para realizarte un examen para valorar el funcionamiento de tu corazón, así como una prueba de esfuerzo, es lo ideal.

Cuando comiences a hacer ejercicio, hazlo lentamente para que el cuerpo se adapte poco a poco. Hacer ejercicio te quita la ansiedad y hasta elimina el estrés. Una forma de ser disciplinada es salir todas las mañanas a caminar antes de irte a la oficina o bien tener una bicicleta de spinning en tu casa para cumplir con tus ejercicios mientras miras televisión.

Ah, y muy importante: Come una porción de fruta antes de cualquier ejercicio y toma mucha agua durante todo el día. ¡Pronto notarás los resultados!

Fuente: Siempre Mujer

PS


Comentarios



Por si no lo viste

Cargando...