Estas en


Pedro J. Torres: Adolescentes obesos corren mayor riesgo de sufrir cáncer de colon con el tiempo


Mar, 08/08/2017 - 00:00

En la actualidad no existen dudas acerca de que la obesidad es factor de riesgo para una gran diversidad de patologías, como la diabetes o las enfermedades cardiovasculares, y cada día nuevas investigaciones realizan hallazgos que vinculan a la obesidad con nuevas enfermedades potencialmente peligrosas, advierten expertos. Esta información es compartida y comentada por la Fundación Torres-Picón, con fines preventivos.

Líderes y autoridades, comunidades y centros de estudio debemos perseverar en prevención de la obesidad en el mundo. Pedro J. Torres con el ex embajador de EE.UU. en Chile Gabriel Guerra Mondragon

A estos trabajos se suma un estudio llevado a cabo por un grupo de científicos del Centro Médico Rabin en Petah Tikva, Israel, liderado por el Dr. Zohar Levi, cuyos resultados señalan que el sufrir de obesidad durante la adolescencia puede incrementar el riesgo de padecer de cáncer de colon durante la edad adulta.

Para esta investigación, desde 1966 hasta 2002 se recolectaron los datos de alrededor de 1,8 millones de israelíes, divididos en unos 1,1 millones de hombres y más de 707.000 mujeres, a una edad inicial de entre dieciséis y diecinueve años; a todos ellos se les midió el peso y se les hizo seguimiento durante veintitrés años, hasta el año 2012.

En un comunicado de prensa circulado por la revista Cáncer, la cual publicó los resultados del estudio en su edición en línea del pasado 24 de julio, el doctor Levi expresa que “se trata de una cohorte inmensa con un seguimiento mínimo de diez años, y se midió el IMC (índice de masa corporal) de todos los individuos, no simplemente lo reportaron o recordaron”.

Con el paso del tiempo, de esta inmensa muestra unos 1,400 hombres y más de 760 mujeres desarrollaron cáncer de colon, y casi 600 hombres y más de 220 mujeres desarrollaron cáncer de recto, lo cual suma casi 3.000 personas que desarrollaron la enfermedad.

Según cifras suministradas por los investigadores, los adolescentes con obesidad y sobrepeso presentaron un riesgo a desarrollar cáncer de colon en la edad adulta calculado en un 53% por encima de jóvenes con peso normal. En lo que se refiere al cáncer rectal, las muchachas con obesidad presentaron un riesgo de más del doble que las jóvenes con peso normal, y los varones con obesidad presentaron un riesgo de un 71% por encima del de los muchachos con peso normal.

No obstante, señalaron los investigadores que este estudio tuvo varias limitaciones, una de las cuales fue que la edad promedio de los participantes al momento de diagnosticárseles el cáncer era de cuarenta y nueve años, bastante temprana con respecto al promedio de edad en que se diagnostican la mayor parte de los cánceres de colon.

Por otra parte, no se obtuvieron datos relacionados con la dieta, la actividad física o el consumo de tabaco, factores que podrían haber influido en la estimación del riesgo, así como tampoco se obtuvo información sobre antecedentes médicos familiares, los cuales podrían haber revelado una predisposición hereditaria a desarrollar la enfermedad.

Advierten los expertos que el estudio mostró una relación entre la adolescencia y el cáncer de colon en la edad adulta, pero que no prueba la existencia de una relación causal directa.

Con respecto a esta investigación, David Bernstein, jefe de hepatología en el Centro de Enfermedades del Hígado de Northwell Health en Manhasset, Nueva York, expresó que aunque aún no se ha comprobado científicamente que el perder peso sea de ayuda para prevenir el riesgo de cáncer de colon, la obesidad se debe tratar y prevenir. “Si la obesidad es un riesgo, la única forma de modificar ese riesgo es perder peso. No sé si ayudará, pero sin duda no hará daño”, indicó.

Pedro J. Torres, presidente y vocero de la Fundación Torres-Picón, que viene trabajando informativamente en el campo de la prevención del sobrepeso y la obesidad infantil, al compartir estos datos explicó, que corresponde a los profesionales de la salud, y en especial a los médicos, determinar cuál debe ser la respuesta de tratamiento ante cada caso, e invitó a tomar en cuenta los oportunos alertas de la Organización Mundial de la Salud, dependiente de las Naciones Unidas, respecto a la necesidad de poner más de nuestra parte para atacar el origen de las enfermedades, sus causas, antes de que se produzca el mal.

GF/EDC


Comentarios



Por si no lo viste

Cargando...