Estas en


Sala rústica produce economías y no pasa de moda


Sab, 18/11/2017 - 18:13

Diseñadores de interiores así como empresas de dotación y materiales persisten en esta recomendación decorativa.

Lo rústico no está reñido con la modernidad … y menos con el ahorro

En cuanto a la tarea de redecorar o concebir la sala de la casa o apartamento, una opción cálida y acogedora es el estilo rústico, que continúan recomendando tanto las empresas especializadas en suministrar materiales y mobiliario como los profesionales del diseño de interiores, esto por razones principalmente de economía, solidez de las piezas y permanencia del estilo; si bien es típico de las viviendas de campo, también aplica adecuadamente para los espacios en las ciudades, incorporando algún aire de modernidad.

Al decidir tomar este camino, lo primero que recomiendan asumir los expertos de la firma FinishBuild, es que la madera sea la protagonista, aportando toda la fuerza de conexión con lo natural que posee.

Señalan que es importante tener en cuenta que este material no solo debe estar presente en el mobiliario sino que también debe ser parte de piso, paredes e incluso el techo.

La combinación adecuada con la madera para mantener coherencia con este estilo son materiales como la piedra, el barro y el hierro forjado.

El uso de la madera también debe ser bien pensado. Para dar ese toque rústico pero elegante debemos procurar que el mobiliario sea trabajado en madera maciza y de forma artesanal, o que sugiera esta tendencia.

Los asesores de Decostylezone señalan en este sentido que los muebles de estilo rústico suelen ser algo grandes, pesados y -en la mayoría de las ocasiones- con un aspecto envejecido y desgastado. Ello tiene que ver con su propia naturaleza.

Agregan que si existe la posibilidad de instalar una chimenea en la sala… ¡no lo dude! En este caso no importa si esta es de metal o de obra, pues las dos calzan perfectamente en el estilo y en lugares con temperaturas de media baja van muy bien, así el frío no sea extremo.

Una de las combinaciones clásicas apunta a pisos de madera con las paredes de piedra para lograr ese toque cálido, sin embargo también se puede optar por un piso de cerámica que es coherente con la propuesta.

Si el apartamento o casa usó piedra en su construcción, déjela a la vista. En caso de no ser así están las opciones de los revestimientos que pueden dar ese toque “áspero” a las paredes.

De cara a la paleta de colores la sugerencia de Ecolifehouse señala que deben preferirse los que evoquen a la naturaleza. En este sentido son los verdes, marrones, grises, azules y beiges, los que marcan la pauta. También son una alternativa los tonos cálidos para las paredes.

En el caso que el espacio abundante no sea su aliado y la sala es pequeña o reducida, resulta mucho mejor elegir colores claros. El blanco puede ser un gran aliado para los efectos luminosidad y amplitud.

Finalmente una sala rústica no lo será si no tiene complementos y elementos decorativos.

Para esto lo ideal es elegir piezas de materiales naturales, como el mimbre o el sisal, que es el más adecuado para las alfombras.

Tampoco pueden faltar algunos textiles como los cojines, que deben ser confeccionados con algodón, lino o lana.

Las flores y plantas, terminarán de aportar color, alegría y calidez al espacio.

GF/EDC


Comentarios



Por si no lo viste

Cargando...