Una Llorona siglo XXI


Aquilino José Mata's picture
Lun, 22/04/2019 - 17:02

En 2013 James Wan estrenaba un filme convertido en clásico del cine de terror, “Expediente Warren: El Conjuro”, continuado por “Expediente Warren: El caso Enfield” (2016). El primer spin-off de la saga sería “Annabelle” (2014), que se prolongaría en las secuelas “Annabelle: Creation” (2017) y “Annabelle: Comes Home” (2019). A la espera de “Expediente Warren 3” (2020), el año pasado irrumpiría “La monja” (2018).

Ahora llega a los cines venezolanos un nuevo derivado de la millonaria saga “Expediente Warren”. Se trata de “La Llorona”, que pretende seguir ahondan­do en el rico universo de la fran­quicia creada por James Wan. Tras las cámaras se halla Michael Chaves, director y guionista sin grandes créditos previos, pero que en la actuali­dad está trabajando en Expediente Warren 3, que como ya apuntamos llegará en 2020.

Los espectadores con buena memoria sabrán que el espectro conocido como “La Llorona” no es mencionado en ninguna de las entregas anteriores. Los responsa­bles de la cinta han preferido mantener en secreto de qué manera la película que nos ocupa conecta con el universo cinematográfico al que pertenece.

La historia que narra es la de Anna Tate-García, una trabajadora social con hi­jos que será advertida por otra madre del peligro que podría llegar a correr su familia. Le habla de La Llorona, una entidad acechante, atrapada entre el cielo y el infierno, que alguna vez fue humana, pero que tras ahogar a sus retoños por un ataque de celos, se convirtió en una criatura diabólica que ataca a los niños con la intención de susti­tuirlos por los suyos. Quien escucha su grito en la noche estará condenado a sufrir su aparición. Cuando Anna se toma en serio lo que está pasan­do, tal vez sea demasiado tarde para ella.

Con este material como punto de partida, la película ofrece una historia repleta de sustos y suspenso, donde la ya aludida trabajadora social tendrá que enfrentarse a este mal sobrenatural a la vez que intenta conciliar su profesión y el cuidado de sus retoños con el dolor por la pérdida de su marido aún reciente. Para ayudarla en esta labor, contará con la ayuda de un sacerdote experimentado en la lucha contra un personaje que ha atemorizado a decenas de generaciones.

Linda Cardellini (Green Book) lidera un reparto repleto de intérpretes latinos, como la venezolana Patricia Velasquez (La Momia), Raymond Cruz (Breaking Bad ), Tony Amendola (Annabelle ) y Marisol Ramírez (911), esta última como la villana de la función.

Como se aprecia, se trata de otra pesadilla más de las tantas que estamos viviendo en Venezuela, aunque en este caso circunscrita al ámbito de la ficción cinematográfica, lo cual se agradece.

Aquilino José Mata/ EDC


Por si no lo viste