Mina, la más grande de todas


Aquilino José Mata's picture
Jue, 24/09/2015 - 08:39

Esta noche, en el Teatro Trasnocho del Paseso Las Mercedes, la notable cantante venezolana Biella Da Costa ofrecerá un concierto, en el cual interpretará una selección de temas de la legendaria cantante italiana Mina, una de las más grandes intérpretes del mundo, cuya trayectoria eminente vale la pena recordar.

Mina Anna Mazzini nació en Busto Arsizio, en las afueras de Milán, el 25 de Marzo de 1940. Comenzó a cantar en 1958, como solista y en el grupo Happy Boys. En 1959 grabó su primer EP, con dos temas en italiano y dos en inglés, y logró ser contratada para su primera presentación televisiva.

Su primer gran éxito fue “Il cielo in una stanza”. Debutó en San Remo en 1960, compartiendo con Betty Curtis la interpretación de “Non sei felice” y con Teddy Reno la de “E' vero”, tema que llegó a las finales pero no clasificó. Lo mismo le sucedió en 1961, cuando participó con “Io amo, tu ami”, compartida con Nelly Fioramonti, y con “Le mille bolle blu”, en dupla con Jenny Luna. Desilusionada por la escasa repercusión de sus canciones decidió no volver a participar en el festival.

Lo que sí logró Mina fue un notable suceso en el programa televisivo “Studio Uno” y con sus discos, pero su carrera se vio interrumpida cuando en 1962 quedó embarazada del actor Corrado Pani sin casarse con él, protagonizando un gran escándalo para esa época. La televisión le cerró sus puertas y por un par de años permaneció sin actuar y con escasas grabaciones.

Retornó al éxito en 1965, con “E se domani”, uno de sus grandes sucesos. En 1970 contrajo enlace con el periodista Virgilio Crocco, padre de su segunda hija, nacida en 1971. Al año siguiente obtuvo gran suceso con “Parole...parole”, grabada con Alberto Lupo, pero sufrió en 1973 la pérdida de su esposo en un accidente automovilístico y desde entonces comenzó a espaciar sus presentaciones en público. Su última aparición en televisión fue en el Show de Raffaella Carrá en 1974 y dejó de actuar en vivo en 1978. Prosiguió en cambio con sus grabaciones, un disco al año, que sus seguidores esperan devotamente. Mina, a no dudarlo es la más grande entre las grandes.

Aquilino José Mata / EDC


Comentarios



Por si no lo viste