La Injerencia Humanitaria es obligación de todos


David Bonyuet's picture
Mar, 28/08/2018 - 21:39

Un amigo lector me cuestiono recientemente, “¿por que estas pidiendo injerencia humanitaria si esa opción tiene pocas probabilidades de ocurrir?” Creo pertinente transcribir la conversación, pues sinceramente la injerencia humanitaria es nuestra mejor opción para salir de la dictadura, aunque los líderes políticos se niegan a recurrir a ella.

Parte de la duda de mi amigo es “¿por que los países del mundo están ignorando la crisis de Venezuela?” Los países del mundo siempre respetan la autodeterminación y autonomía de otros gobiernos. Sobretodo si son democráticos (o incluso si parecen serlo). El caso de Venezuela ha sido excepcionalmente demoledor: la arremetida de la dictadura contra la población en las protestas pasadas es lo que está abriendo los ojos al mundo, sobretodo la masacre de Óscar Pérez y sus amigos han asombrado al planeta sobre la perversidad de la tiranía en el país. Los informes de la OEA y la ONU han surgido de la sangre de los venezolanos que han dejado sus vidas para denunciar la dictadura.

Ante la insólita ausencia de un liderazgo creíble en el país, muchos venezolanos están optando por salir de Infiernozuela. Esta hazaña de los “guerreros caminantes” está motivando a Argentina, Chile, Perú, Colombia, Canadá y Paraguay para pedir ante la Corte Penal Internacional una investigación formal contra Venezuela por violaciones de derechos humanos. O sea, el mundo si se está dando cuenta: el grupo de Lima es un importante ejemplo de cómo otros países quieren atender el genocidio nacional, pero que nadie se equivoque: ¡estas acciones son motivadas por todos esos venezolanos desplazados! Esa denuncia silenciosa llama a gritos la tragedia de los venezolanos: es patético el nivel de desnutrición y enfermedades de esos guerreros desterrados. Todos llegan pobres y sin recursos. Muchos muy preparados, todos muy trabajadores, con pocas excepciones (curiosamente, chavistas que pretenden seguir teniendo una vida fácil).

Mi amigo me cuestiona nuevamente, “¿por que no viene una fuerza militar a rescatar a los venezolanos?”. Aquí tuve que contarle una experiencia de hace muchísimos años en España, para ilustrar el porqué de las cosas:

Yo vivía en un pequeño barrio del Clot y llegó una pareja joven a la cuadra. Durante la noche se escuchaban gritos en el piso de la pareja, era evidente que el hombre la maltrataba y obviamente llamamos a las autoridades, explicamos la trágica situación, pero los oficiales preguntaron algo muy importante “¿la mujer ha pedido auxilio?”, le respondimos “no, ella no ha dicho nada, pero escuchamos los lamentos de dolor”, el oficial nos preguntó “¿la violencia está ocurriendo en un lugar público visible o en la casa de ustedes?”, respondimos “no, eso es en la casa de ellos, pero podemos escuchar la violencia”; el oficial nos volvió a preguntar “¿la mujer ha puesto alguna denuncia con ustedes?”, le respondimos, “no, ella no nos ha dicho nada, pero hemos visto sus moretones”, entonces el oficial respondió “no hay nada que nosotros o ustedes puedan hacer. Por favor, quédense tranquilos, no intervengan”.

Mi amigo cae sentado ... medita un poco y repregunta: “pero si los niños, los ancianos, los enfermos y las mujeres en Venezuela han pedido auxilio y nadie los atiende, ¿quienes deberían hacerlo?”

... y le respondí: “nuestras autoridades: la Asamblea Nacional, todos los partidos políticos, el CEV, todos los gremios profesionales, trabajadores, empresarios y toda la sociedad civil. Si todos ellos piden una intervención humanitaria ante todos los organismos del mundo, sería un hecho sin precedentes y no tengo dudas que el planeta respondería en su tiempo ... recuerda que las acciones del mundo se mueven muy lentamente”. Mi amigo me replica y me recontra pregunta: “coño, pero... ¿no te parece una fantasía irresponsable pedir una INJERENCIA HUMANITARIA si nadie sabe si va a funcionar?”, y le respondí:

- “Una fantasía es creer que vas a sacar a unos narcoterroristas con votos por la vía electoral. Una irresponsabilidad criminal es no hacer nada ante los miles de miles de venezolanos que sufren y mueren de hambre o enfermedades o del crimen que promociona la dictadura. Yo sí te puedo asegurar que la forma en que el Frente Amplio está tratando de salir de esta dictadura no va a funcionar ni en un millón de años”. Por otra parte, le agregue “la injerencia humanitaria es una vía pacífica, para lo cual no requerimos convencer a las FANB, ni se necesita un ejército ni se requieren armas, ni es necesario una fortuna para implementar, además que no expone la vida de nadie y sobretodo está constitucionalmente en línea con el artículo 350”.

Entonces, me vuelve a decir, “¿cómo podemos hacer que la injerencia humanitaria ocurra?”. Y le tuve que confesar: “esto solo funcionaria si todos los venezolanos, tanto en Venezuela como en el extranjero, hacen la petición: ¡TODOS SIN EXCEPCIÓN!” En Venezuela es necesario que TODO EL PUEBLO pida a todos sus organismos (AN, gremios, partidos políticos, iglesias, etc): ¡INTERVENCIÓN HUMANITARIA YA! También hace falta que haya un procedimiento en firme desde la Corte Penal Internacional contra Venezuela... pero no hay duda que #JusticiaParaVenezuela ya viene, lo que todavía falta desarrollar es la unión del país para entre todos pedir su intervención. Habrá muchos politiqueros que se negaran, dirán que es imposible e incluso descalificaran esta alternativa, sin querer debatir sus locuras, amigo lector, háganles una sola pregunta “¿para cuando ustedes van a tumbar la tiranía chavista?”

Somos TODOS NOSOTROS los que debemos pedir que nos rescaten del secuestro de la dictadura; en la unión está la fuerza: ¡ABAJO CADENAS! @DBonyuet
David Bonyuet


Comentarios



Por si no lo viste