La venganza de los malos


David Bonyuet's picture
Miércoles, 27/06/2018 - 22:35

No importa a donde vaya o con quien hables: las caras largas, el aire caliente de tanta arrechera, las calles alborotadas con olor a putrefacción, la vista perdida en un horizonte sin salidas, los edificios medio desocupados, los estantes vacíos, las empresas clausuradas, no hay duda: ¡la venganza del chavismo destruyó Venezuela!

Se siente una profunda depresión sobretodo en las escuelas donde los niños ¡no sueñan con jugar sino con comer!: niños que no ven futuro en su propio país y solo ruegan: ¡quiero irme de este infierno! El desánimo se siente desde que uno se levanta: no hay agua, no hay café, no hay desayuno y así empieza el día... pero el gordiflón destituido sale a pasear y habla maravillas del embellecimiento de la capital... ¿se referirá a la “decoración” que le hicieron al busto de Ernesto “El Che” Guevara en la Av. Bolívar? Un verdadero acto heroico que despierta los ánimos en un país totalmente deprimido. En dictadura no podemos permitir que ninguna figura, escultura, ni obra se mantenga de pie; la lucha de los que estamos en la calle se debe concentrar en dejar constancias que el futuro del chavismo “recibirá un amor” contundente: que cada imagen del régimen sea un signo de ¡abajo la dictadura!

La magnitud de la venganza se siente no solo en el dolor de la familia, los amigos y los vecinos sino en el profundo silencio de esos líderes opositores que quieren ser presidentes: el chavismo destruyó la fibra de los partidos. ¿Será que esos políticos viven la fantasía que promueven desde el oficialismo? Sinceramente aquí hay dos países muy diferentes: el infierno del pueblo y el limbo en que vive la dirigencia opositora. La verdadera venganza chavista fue dejar a la dirigencia opositora desunida, destartalada e inútil. Andrés Velásquez sigue en su lucha solitaria impulsando un paro nacional y aunque el país está totalmente paralizado, posiblemente podría dar resultados... ¡si de verdad ese Frente Reciclado se uniera contundentemente! Lamentablemente, ellos (el frente y su retaguardia) viven una profunda frustración bipolar tratando de entender para qué sirven si nunca hacen nada.

Cuando El Aissami dijo: “podemos volar alto porque tenemos capacidad ociosa en todos los sectores”, es una gran verdad: porque los jerarcas chavistas son unos ociosos inútiles que no sirven para un cipote. Pero la gran confesión vino de Delcy la vengadora quien dijo que: “la revolución es nuestra venganza por la muerte de nuestro padre y sus verdugos”. Ya lo veníamos sintiendo: ¡el chavismo odia a Venezuela!

Sin embargo hay una luz al final del túnel: los reportes que vienen de la OEA son cada vez más ilustrativos de la peste chavista. La liga de la injusticia no puede contener las sanciones que llegan con furia. La Vicepresidenta de la Subcomisión DDHH del Parlamento Europeo Beatriz Becerra sigue denunciando los imperdonables crímenes de lesa humanidad y “exigen llevar a Maduro ante la Justicia internacional”. La iniciativa Justicia para Venezuela está avanzando y ahora está denunciando en las embajadas y consulados de los países miembros del Tratado de Roma la necesidad de que sus gobiernos lleven el caso de Venezuela a la Corte Penal Internacional:

https://www.justiceforvenezuela.com/

No basta haber firmado, es importante compartir y verificar que los contactos firmen y compartan. Cada día busque a otros que todavía no hayan firmado y compartido, pues para recuperar a Venezuela, hay que vencer la apatía, cambiar la desesperanza, solo nosotros podemos salir adelante luchando con pasión y fuerza: ¡todos los días!

Hay otras iniciativas en marcha: la de Diego Arria & compañía, la de Carlos Ramírez y la de los estudiantes venezolanos en el extranjero. No podemos ser selectivos, ni descalificar los esfuerzos existentes: ¡todas las vías para tumbar la dictadura son válidas! Necesitamos seguir incrementando la presión y esto es solo posible con la firma del mundo entero.

Contra la venganza de los malos hay esperanzas, hay razones de lucha, pero nos necesitamos todos juntos y sobretodo activos. ¡Venezuela nos llama a gritos! @DBonyuet
David Bonyuet


Comentarios



Por si no lo viste