Pensando mal


David Bonyuet's picture
Miércoles, 10/05/2017 - 10:31

Cuando Maduro dice que defiende la democracia y la Guardia Nazional cuyo honor debería ser defender a los buenos solo dispara a quemarropa a los inocentes y atropella con sus tanquetas a los ciudadanos que juraron defender, no hay duda que en la patria bonita todo esta al revés. No queda otra, es mejor pensar mal, porsia acaso se hace necesario estar preparado a una eventualidad muy anormal.

Que tal si esos disfrazados de uniforme verde no son venezolanos formados en la Academia Militar, sino vulgares asesinos bendecidos por Sor Fosforito. O posiblemente mucho peor, son personal enviado por los castristas que nos ocupan. No importa cuanto tratemos de explicarles la constitución venezolana, esos asesinos no entraran en razón. Ningún venezolano podría estar cantando “quisiera tener un puñal de acero para degollar a un maldito guarimbero” sin sentir asco de semejante expresión de odio.

Que tal si los saqueos y masiva destrucción del aparato productivo es parte del plan, para tener a una población hambrienta y sin posibilidades de recurrir a ningún local para surtirse de alimentos. Las manifestaciones contundentes le han demostrado al mundo que los venezolanos no queremos dictadura, pero el hambre ya no aguanta tanta marcha sin destino y es que la verdad es que el gordiflón indocumentado sigue inmutado a la realidad del país. Aunque Fedecámaras pide frenar el vandalismo contra los comercios, las fuerzas del Estado han sido cómplices y participantes activos en delitos de saqueo. ¿Será posible que el gobierno adrede quiera hacer a las familias pasar hambre y arrodillarlas por las bolsitas CLAP?

Que tal si las epidemias que azotan a toda la población son parte del plan de tener a los venezolanos debilitados y enfermos para evitar que sigamos manteniendo la presión de calle. Cualquier persona sana de mente, cuerpo y espíritu prefiere tumbar la tiranía, pero un alma desmejorada no llega muy lejos. Que tal si la escasez de agua y la contaminación de las mismas sean parte del plan de tener a una población enferma y limitada en sus posibilidades de subsistir ante un ataque de salvajes colectivos armados

Que tal si Tibisay ignoró toda su responsabilidad como garante del proceso democrático al frente del CNE e ignoró la solicitud del revocatorio, las elecciones de gobernadores y ahora acelera un proceso constituyente solo para pisotear el derecho de todos los venezolanos. ¿Puede esta mujer dormir sabiendo que es la responsable de todas las muertes que han pedido un mejor país?

Ya no hay dudas de que el innombrable intergaláctico, a sabiendas que moriría y ante su profundo odio por los venezolanos, prefirió dejar a alguien capaz de terminar su obra de destrucción de Venezuela. No estamos en una guerra civil: sino una guerra entre una sociedad indefensa luchando por la democracia y una tiranía sanguinaria imponiendo su cochina dictadura. Si estuviésemos en guerra, tendríamos los beneficios de zona de intercambio de prisioneros, la respetabilidad de las zonas residenciales y el acceso a ayuda humanitaria.

No hay marcha atrás. No queremos vivir como esclavos, no queremos que violen a nuestras familias. El único camino posible es hacia adelante, hacia la democracia, expulsando a los terroristas que ocupan las instalaciones del gobierno. Unidad Visión Venezuela hizo muy bien en denunciar la ilegalidad de la Constituyente en la cara de esos pseudo constituyentistas, pero hay que seguir denunciando esa ilegalidad en todos los espacios. A los pocos que tengan un mínimo de moral en las FANB, ya es hora que se unan al pueblo o serán considerados traidores a Venezuela.

El indocumentado ha sido muy claro: “de ésta vamos a salir muy bien librados”, refiriéndose a librados de sus fechorías. ... si abandonamos la calle, estaremos peor: se necesita unidad, constancia en la calle y más contundencia.

Leopoldo nos dice con inspiración “sigamos hasta vencer. ¡Fuerza y Fe!” @DBonyuet
David Bonyuet


Por si no lo viste