Sudan-do Libertad


David Bonyuet's picture
Sab, 13/04/2019 - 08:02

El gran usurpador ha confesado en esta semana que: “debemos acostumbrarnos a batallar en las condiciones que nos toque”, clara confesión que el apagón llego para quedarse. Mientras tanto el enano siniestro admitió: “quitarle la luz y el agua a un pueblo es un crimen de lesa humanidad”, con lo cual confiesa, sin lugar a dudas, que el chavismo está causando la mayor hecatombe que se haya conocido en América. Esta guerra eléctrica imaginaria la están perdiendo a pasos de campeones y para sorpresa del mundo ahora si aceptan la entrada de ayuda humanitaria urgente que requieren más de 7 millones de venezolanos; millones que surgen de la nada, pues ellos negaban la existencia de cualquier crisis. Los saboteadores de Venezuela están desnudos y ¡hay que darle la gran estocada final!

Los culpables de la actual crisis no van a poder resolver los problemas que ellos han generado; no es un asunto de todo lo que se robaron, sino su soberana incompetencia e incapacidad. Nadie del chavismo tiene la preparación técnica ni profesional para solventar los problemas que agobian a todos los venezolanos, pero lo sorprendente es que su mayor preocupación es simplemente enviar el petróleo a sus amos Castristas. Como dice el venado Arreaza: “apelaremos sanciones que nos impiden enviar petróleo a Cuba”. Aunque parezca insólito, en vez de resolver la crisis energética del país, el régimen ataca las sanciones que Estados Unidos impuso contra 34 cargueros dedicados al transporte de petróleo de Infiernozuela a Cubazuela.

A pesar del sabotaje de los usurpadores, hay muchas esperanzas, pues las autoridades del imperio están más claras que nunca de quienes son los culpables de la crisis nacional: John Bolton, asesor de seguridad del catire, denunció que: “Cuba es cómplice principal de la crisis humanitaria en Venezuela” y Mike Pompeo, secretario de Estado del imperio, afirmó la gran verdad que aterroriza al continente: “Maduro es una verdadera amenaza para EEUU”. Lo importante es que el ataque imperial se está enfilando a los manipuladores de monigotes en Cuba.

Gustavo Tarre Briceño entregó credenciales en la OEA y le pateo el trasero al chavismo. Ahora falta que nombren al gran experto en situaciones de conflicto al cargo de embajador para las Naciones Unidas y de esta forma buscar urgentemente la alianza de países que intervengan en Venezuela. De esto no saldremos solos, pero si nadie trabaja en formar una coalición de países amigos para neutralizar a los malos esto va a empeorar rápidamente.

Contra los incrédulos y desconfiados, en Sudan aplicaron la Operación Libertad y ¡FUNCIONA! No hay secreto en la lucha por la democracia, se necesitan tres ingredientes: UNIDAD, UNIDAD y más UNIDAD. Todos juntos, sin prisa pero sin pausa, hay que ir construyendo la organización, la constancia y la fortaleza de todo un pueblo para la marcha sin retorno a Miraflores. Hay muchas cosas pendientes que resolver: neutralizar los colectivos terroristas, la logística de defensa, la estrategia de llegada, pero sobretodo el “día después”. No podemos esperar por los milagros, entre todos debemos mantener prendida las candelitas de la rebelión y activarnos contra cada sabotaje de los usurpadores.

Mientras tanto el gran usurpador llamó a “un gran diálogo nacional” y los chavistas están chorreados porque saben que su sabotaje se está acabando. ¡El bravo pueblo está Sudan-do LIBERTAD! @DBonyuet
David Bonyuet


Por si no lo viste



Los más leídos