Sólo una Junta Revolucionaria, Socialista, podrá detener la invasión


El arado y el mar's picture
Miércoles, 05/09/2018 - 22:00

Los gringos y el madurismo en el poder participan de un juego de "falso belicismo", este juego de fuegos artificiales les ha dado resultado, se han deslizado hacia el capitalismo y la izquierda boba y la masa se han distraído. Recordemos aquellos millones de firmas que se recogieron para exigir a Obama que derogara el decreto que sería el preámbulo de la invasión. Recordemos aquel alboroto, sonaron las sirenas de alarmas antiaéreas, se ensayó el refugio en los túneles de la planicie, la milicia practicó, y todo fue en vano, las firmas se esfumaron. Todo el período del madurismo ha estado signado por la alerta de peligro de invasión que se activa con la conveniencia política.

En estos días la alerta de invasión viene movida por el recrudecimiento de la presión internacional a propósito de las olas de refugiados venezolanos hacia los países del continente. El gobierno niega el éxodo, y aprovecha para estimular el chovinismo y el ambiente bélico, no falta quien acompaña la locura. Por ahora todo no pasa de una guerra mediática, pero de lado y lado juegan con candela, el peligro siempre está latente, los perros de la guerra acechan, las mentes enfermizas abundan. Siempre hay que estar preparado. Veamos.

Lo primero es entender que el gobierno de Venezuela, débil, errático, sin mensaje coherente, y sobre todo sin futuro, aleja la posibilidad de una invasión, los analistas saben que no puede durar mucho, que es cuestión de tiempo para que la misma sociedad produzca su sustitución, lo que hará innecesaria una costosa invasión. No obstante esta misma debilidad es aliciente para la invasión, la ven como una empresa fácil, y los generales rabiosos gringos pueden caer en la tentación de atrapar una pieza fácil que les suba el prestigio. Todo es posible en las cuentas del capitalismo, hasta una claudicación política del gobierno, que sería el complemento de la entrega económica y una salida honrosa a su incapacidad.

Hay que prepararse para lo peor. Ahora bien, la primera medida frente al peligro de invasión es tener un gobierno capaz de dirigir al pueblo en la resistencia. El imperio detendrá sus apetitos cuando sienta aquí un gobierno capaz de ir al final en la defensa de la patria, cuando perciba que la invasión le saldrá cara, les recuerde al Vietnam. Por supuesto que este gobierno no da esa imagen, al contrario, refleja
ambigüedad: llama a las compañías gringas, no entrega las firmas de la protesta, estimula a la población con dádivas materiales, nada espiritual, es embustero, no puede explicar la crisis económica, menos resolverla, cada día pierde apoyo.

Es urgente, es responsabilidad de los sectores sanos del Chavismo, de la constituyente, de los sectores sanos de la dirección del PSUV, de su congreso, de constituir una Junta Revolucionaria de Gobierno, que tenga como encargo principal organizar material y espiritualmente la resistencia a la posible invasión, tomar las medidas económicas y militares pertinentes, y el compromiso de llamar a elecciones en el plazo más corto posible.

De esta manera, con esta Junta, detendríamos la amenaza de invasión, derrotaríamos la posibilidad de un gobierno fascista. @elaradoyelmar
Toby Valderrama y Antonio Aponte

Fuente: http://elaradoyelmar.blogspot.com


Comentarios



Por si no lo viste