Elecciones anticipadas


Freddy Paz's picture
Sab, 24/02/2018 - 17:19

Nos encontramos los venezolanos ante un escenario altamente delicado y de suma incertidumbre de cara al futuro de la nación.

En medio de la más grande crisis económica, social y política de la que se tenga memoria en la historia de nuestro país, un gobierno que tiene 80% del rechazo popular se empeña en forzar y convocar a elecciones anticipadas a una velocidad vertiginosa e inexplicable. ¿Será que no le dan los números?

En 2016, cuando las fuerzas opositoras en atención a lo establecido en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela convocaron a la realización de un referéndum revocatorio presidencial ante el clamor popular por un cambio en el modelo de conducción política del país, el Gobierno se valió de todo su aparataje institucional para sabotear la iniciativa y dejar sin efecto el mismo, dejando al pueblo de Venezuela sin la oportunidad de evaluar la fallida gestión del Presidente de la República y de su tren gubernamental. Sin embargo, en el año 2017 se apresuraron violentamente las elecciones Regionales y las Municipales vía convocatoria de una ANC que no está facultada para legislar, mucho menos para hacer convocatoria a elecciones de ningún de tipo. Pareciera que los tiempos electorales van en proporción directa a las necesidades del grupo que hoy nos gobierna.

Hoy se plantea un nuevo escenario. El adelanto de las elecciones presidenciales que fueron convocadas inmediatamente después de la negativa, por parte de la MUD, a firmar un acuerdo espurio y sin garantías en la mesa de dialogo instalada en República Dominicana. El escenario se viene a complicar aún más con el aderezo de sumar, de forma ilegal y anticonstitucional, a las elecciones presidenciales del 22 de abril próximo, las elecciones a concejos legislativos y, por increíble que parezca, unas nuevas elecciones parlamentarias cuando la Asamblea Nacional actual aún no ha cumplido ni siquiera la mitad del período para la cual fue electa por voto popular.

Los factores democráticos venezolanos no nos estamos apartando del camino electoral, sino que estamos exigiendo condiciones de equidad, respeto y las garantías consagradas en la legislación nacional vigente.

Cabe preguntarse entonces ¿Cuál es el temor del gobierno a que se abra y se audite el REP para evitar la multiplicidad del voto? ; ¿Por qué la negativa a hacer cambios en el CNE, si este cuerpo colegiado debe ser imparcial?; ¿Por qué no abrir las inscripciones del registro electoral en el exterior?

Nosotros estamos dispuestos a contarnos siempre y cuando las condiciones sean justas, con compromiso de respeto a los resultados, con verdadera observación internacional y sin que el gobierno use el aparato y el dinero del estado para financiar sus campañas electorales y que se respeten los plazos con cronogramas coherentes. Lo que no estamos dispuestos, es a acompañar y legitimar una farsa electoral que siga lavándole la cara a un gobierno que sabiéndose perdedor del favor popular tiene como único candidato a la abstención y como jefe de campaña al desestimulo a la participación ciudadana. @freddyspaz
Freddy Paz


Comentarios



Por si no lo viste