Yo tenía una luz que a mí me alumbraba


Germán Febres's picture
Miércoles, 02/05/2012 - 23:47

Absurdo. Dábamos por superado o al menos en avanzada vía de solución el problema de los apagones o racionamiento de electricidad. Pero resulta que los venezolanos del centro, occidente, sur y oriente del país, se quejan a través de las redes sociales por la falta de servicio eléctrico y suponen que son apagones parciales de sus respectivas comunidades o fallas reincidentes en las áreas de distribución y transmisión. No es así. Más allá de eso, el gobierno está aplicando a nivel nacional racionamientos programados y rotativos.

Resulta insólito que luego de tan grandes y cacareadas inversiones, planes y supuestas medidas correctivas sigamos en lo mismo.

Hace pocos días fue informada oficialmente la reanudación de los cortes temporales ante el
desbalance que existe entre oferta y demanda en el Sistema Eléctrico Nacional.

Mediante nota de prensa los medios fuimos informados por el Ministerio de Energía Eléctrica que la Corporación Eléctrica Nacional (Corpoelec) realiza racionamientos programados con el propósito de estabilizar el sistema, debido a los altos niveles de transferencia reportados por el Centro Nacional de Despacho.

Estos racionamientos, en menor o mayor medida, se aplican y afectan los estados Carabobo, Yaracuy, Guárico, Cojedes, Portuguesa, Miranda, Aragua, Falcón, Apure, Mérida, Táchira, Trujillo, Barinas, Apure, Sucre, Monagas, Anzoátegui, Nueva Esparta, Lara y Zulia (casi todo el país, menos Caracas y sus zonas circunvecinas).

Dichos recortes buscarían evitar un “apagón nacional”. Es de suponer que lo que en este momento se busca es evitar que la ciudad sede de los Poderes Nacionales se quede desconectada, sin energía eléctrica.

Por su parte algunos especialistas consideran que los racionamientos han sido mayores a los anunciados por Corpoelec y que más que excesiva demanda o consumo, lo que existe es una alta indisponibilidad en generación.

La pérdida de la estabilidad del sistema en Paraguaná ameritó que, en bloques de dos a tres horas, se racione la energía en la península rotando la carga entre unos circuitos y otros.

En el Zulia se están aplicando interrupciones del servicio desde hace más de una semana.
Se manejó extraoficialmente que los racionamientos serían de solo media hora, pero hay
comunidades donde se reportan de más de dos horas.

Un buen ejemplo a imitar, de voluntad política y eficiencia, es lo acontecido en esta materia
en República Dominicana. Hace un par de décadas hasta el conteo de los votos en su provincia se hacía a la luz de las velas. Ahora se benefician de las ventajas del progreso en este campo y otros, quedando para la historia el muy popular estribillo merenguero en esa epoca: “Yo tenía una luz que a mi me alumbraba y venía la brisa … ¡Y suaz! Me la apagaba”.


Comentarios



Por si no lo viste


Los más leídos

María Corina Machado's picture
María Corina Machado
Luis Fuenmayor Toro's picture
Luis Fuenmayor Toro