Silenciar a los médicos y sus reportes de salud


Germán Febres's picture
Vie, 26/10/2012 - 07:14

Mediante un comunicado, la Red de Sociedades Científicas Médicas ha salido al paso del hostigamiento y amenazas de que es objeto la asociación civil Convite, por hacer público un documento sobre equidad con resultados de una evaluación de los centros de salud.

José Félix Oletta, Ana Carvajal y Saúl Peña, quienes firman el alerta, indican que unirán esfuerzos para divulgar los resultados del estudio y sensibilizar a la opinión del país, como contribución para "cambiar esa realidad desalentadora que compromete el ejercicio del derecho a la salud en Venezuela".

Conocemos desde hace bastante tiempo el trabajo del doctor Oletta, y nos consta su persistencia, espíritu investigador y convicciones sobre que, aspectos relacionados con un sector y delicada problemática, que afecta a toda la población en su conjunto, como es Salud, sean mantenidos y manejados en secreto.

El 11 de octubre de 2012, el director de Convite A.C., Luis Fernando Cabezas, recibió tres llamadas de intimidación por la aparición de una noticia en la prensa nacional que recogía los resultados de la investigación, la cual por medio de pruebas, hacía evidente que no está garantizada la gratuidad ni la calidad de la atención médica en el país.

La evaluación se realizó a 356 instituciones asistenciales del Distrito Capital y de los Estados Miranda y Vargas (entre otros), desde julio a diciembre de 2011. En sus revelaciones o confirmaciones se encuentra la ausencia o insuficiencia de servicios tan básicos o elementales como agua potable, alimentación y ambulancias.

Las ONG conformadas por profesionales de la salud, durante los últimos años han cumplido una muy importante labor informativa, haciendo seguimiento al funcionamiento de las instituciones que se desempeñan en el área, analizando las políticas que son impulsadas por el Estado y llevando cuenta de brotes o casos verificados que afectando la salud pública, la mayoría de las veces son mantenidos en bajo perfil o en secreto por parte de las autoridades y voceros del gobierno.

No es sano, no es justo y mucho menos constitucional amenazar a los médicos, intentar silenciarlos en esta cruzada. Aplicar la mordaza.


Por si no lo viste