El chavismo disidente no se hace el MEA CULPA, y sigue conspirando


Guillermo A. Zurga's picture
Miércoles, 29/08/2018 - 08:04

En base a un artículo que me envío un amigo, encontré otro motivo más para denunciar a un grupo de fanáticos del chavismo, quienes atacan a Nicolás Maduro, para sacarlo del poder y atornillarse en éste con un nuevo proyecto chavista reformado a conveniencia de éstos. Este grupo, acusa a Nicolás Maduro de tender a favorecer el “capitalismo salvaje”, como lo denominan estos al sistema económico de libre mercado, en lugar de profundizar en el socialismo.
A los amigos de otras naciones que aún no entienden lo que realmente pasa en Venezuela, les puedo asegurar, que algunas veces, nosotros los venezolanos tenemos que hacer esfuerzos extraordinarios para entenderlo.
Esto me trae a la memoria, una anécdota que viví en Rio de Janeiro, en el año de 1972, cuando participé por CVP en una reunión de ARPEL, cuyo tema central, era sobre nuevas tecnologías en el mundo del petróleo latinoamericano, en las cuales, Venezuela presentó un innovador proyecto de inversión sobre el gas natural.
Durante la cena de despedida, tuvimos una tertulia social entre un grupo de ingenieros, sobre varios temas, entre los cuales se conversó informalmente sobre el nacionalismo en la región. Inesperadamente, un ingeniero representante de la delegación de Chile, dirigiéndose a los venezolanos hace la siguiente acusación sobre los venezolanos. ¡Es que ustedes, los venezolanos, son los menos nacionalistas de Latinoamérica!
Tal expresión me sacó de quicio, y quise responderle como se merecía, no obstante me controlé y privó la diplomacia, me sonreí y le dije, es que todavía no hemos tenido a un presidente como el de ustedes, que nos enseñe a serlo. Era el periodo presidencial frustrado del doctor Salvador Allende (1970-1973), quién fue asesinado y sacado del poder en 1973, por quien fuera luego un dictador de ese querido país, durante 20 años, Augusto Pinochet.
Después de tanto tiempo, de sucedida esa anécdota, ahora, con la llegada del chavismo al poder en Venezuela, fue cuando logré entender racionalmente, cual fue el mensaje que nos quiso enviar, el susodicho ingeniero chileno. Hemos conocido, cómo funciona el socialismo, y el por qué envenena a las poblaciones y luego, estas se desilusionan del mismo.
Los venezolanos, jamás tuvimos una experiencia marxista leninista previa, hasta la llegada de Hugo Chávez al poder. Nuestras relaciones con el comunismo tal como se le conoce realmente, fueron parte de un plan que concibió Fidel Castro, quién se interesó en Venezuela como país candidato a ayudarle económicamente a implantar al comunismo en la región.
Desde la llegada de Fidel Castro a la presidencia de Cuba, empezó tal proyecto para Latinoamérica. De hecho, el gobierno de Rómulo Betancourt (1959-1964) fue un infierno, puesto que tanto los militares como los comunistas conspiraban y se disputaban las aspiraciones de poder. Tales conspiraciones se mantuvieron cerca de los 40 años democráticos que duró la 4ª república (1959-1999), el común denominador de Venezuela, fue el del crecimiento de las izquierdas extremas, las cuales iban aumentando con aportes humanos de Acción democrática, Copei y URD como partidos políticos que lideraban el mundo político, e iban desintegrándose progresivamente.
Han pasado casi 20 años (2 décadas), donde la coalición cívico militar de izquierda extrema venezolana, mejor conocida como chavismo ha gobernado a Venezuela, con resultados desastrosos, que demuestran lo que ha sucedido con el marxismo leninismo, a nivel mundial, de que ha sido un total fracaso.
Está demostrado fehacientemente, que solo los gobiernos democráticos, permiten y aúpan el desarrollo integral de las naciones, puesto que dejan que la economía la practique el sector privado de inversionistas, quienes son los que realmente saben cómo desarrollar y mantener industrias, negocios y comercios, lo cual permite lograr prosperidad económica para los países que la utilizan, a través del sistema económico de libre mercado o capitalismo.
Que se sepa, ningún país del mundo puede combatir ni podrá combatir la pobreza extrema, con el marxismo leninismo y su sistema económico estatista. No es en base a subsidios, ni al control de precios, ni con programas sociales que los países crecen económicamente. A los ciudadanos se les debe educar, enseñárseles a pescar, a actuar correctamente, a ser felices y a soñar. Esta máxima sobre económica pareciera que no termina de ser entendida, por los ultraizquierdistas latinoamericanas en su afán de pretender imponer al marxismo leninismo o estatismo extremo. Llama la atención, que el chavismo insista en seguir gobernando a Venezuela, cuando saben mejor que los demás venezolanos, que han fracaso rotundamente en imponer un sistema de gobierno y de vida, que demostrado por si solo, ser desastroso para nuestro pueblo.
¿Por qué el liderazgo chavista insiste en el marxismo leninismo, a pesar de su rotundo fracaso, es una pregunta fácil de contestar? Mi respuesta: No tienen otra opción, ya que el daño ocasionado es inconmensurable, es muy tarde para rectificar, o porque muchos de ellos van a ir presos y/o tendrán que huir de la justicia hasta el fin de sus días.
Además, son tan caras dura que desean seguir disfrutando de un sistema político y económico que les permite producir, transportar y mercadear drogas, vengarse (sin saber porque actúan en consecuencia) robar impunemente y disfrutar del poder omnipotentemente, destruyendo y humillando a sus adversarios.
Muchos de esos apátridas, quienes andan huyendo de la justicia, y conspirando para sacar a Nicolás Maduro y sustituirlos por chavismo, saben muy bien que con un gobierno constitucional en Venezuela, donde existan el estado de derecho, las libertades y la justicia ciega, la única manera de seguir siendo libres y no ir a la cárcel por corruptos, violadores de los derechos humanos y asesinos, es patrocinar al chavismo corrupto que nos invadió, que les permita seguir disfrutando de las mieles del poder.
Un gobierno declarado y actuando como marxista leninista, que ha fracasado rotundamente en todas sus fases, no está en capacidad de pretender participar en los próximos gobiernos de Venezuela, puesto que no tiene ni la moral ni la capacidad, ni el pundonor, ni el respeto al pueblo. Tampoco, deberían ni siquiera soñar con ser parte de un nuevo gobierno, al menos que sea impuesto por la fuerza de las armas, el cual es nuestro caso actual.
Guillermo A. Zurga

Ref: https://informe21.com/blog/rafael-ramirez/el-paquetazo-del-fracaso


Comentarios



Por si no lo viste