Escasez, hambre y control de precios


Guillermo A. Zurga's picture
Mar, 05/12/2017 - 19:01

Este artículo, lo debería estar escribiendo, un economista, no un petrolero. Lo afirmo, por eso de educar al pueblo a entender las cosas en la economía cotidiana, que éste no entiende. Como resultado de ello, cree lo primero que el régimen le dice, que no es lo cierto, cuando es inversamente lo contrario.

Aclarando frecuentemente a la población, los conceptos económicos básicos, sobre los que funciona una economía bien dirigida y orientada, es una manera práctica de contribuir con la causa de la lucha opositora contra el régimen. Un gobierno, que hace todo lo posible, para que la economía del país no mejore, porque así lo determina el sistema económico socialista de gobierno arcaico y atrasado, que el régimen ha decidido imponer en Venezuela.

Es bueno recordarles a los venezolanos, que los seguidores y defensores de las democracias, no son necesariamente solo los políticos. Estos hacen su papel, y el resto del país y el mundo democrático internacional, hace el suyo. Es la única forma de debilitar y derrotar al enemigo de Venezuela, que desea apoderarse del país de cualquier forma.

En sistema económico de libre mercado demuestra, que, ningún control de precio funciona en una economía sana, que desee crecer para beneficio de ese país, donde esta se aplica. Por otra parte, indica que, la manera lógica y natural de evitar la especulación, es la de incentivar la competencia entre los productores de los mismos renglones de la economía. Esto, para que los precios de éstos renglones, sean los más competitivos posibles. Aplicas una simple ecuación matemática y resuelves el problema de la especulación. El uso de la fuerza, para mantener los precios bajos, es una medida negativa para la economía. Cuando un inversionista, determina que esta perdiendo en su negocio, por vender sus productos por debajo de sus costos operacionales, tiende a bajar la santamaria, y dedicarse a otra actividad. Cuando esto no es posible por falta de habilidades u otras razones, se convierte (para el régimen) en un “bachaquero” clandestino, y vende a los precios que considera, justos.

El pueblo, no entiende esto. Como consecuencia, el gobierno busca otras explicaciones del porque la economía del país esta mal; y se las atribuye al capitalismo salvaje, a la oposición política, a los empresarios de la industria privada, a los bancos internacionales, y/o a los Estados Unidos. Si el pueblo no está bien informado, y cree en el régimen, entonces, éste condena al bodeguero, al carnicero y a los centros comerciales; y los culpa a todos de especuladores. Por tales creencias, se ha justificado el asalto y destrucción de locales expendedores de productos alimenticios, tanto por parte del pueblo, como por los militares y funcionarios, ante la sonrisa cínica de los gobernantes.

Mientras exista socialismo, o intención de imponerlo en el país, tendremos este problema, de control de precios; puesto que es la única manera que este tipo de gobierno tiene para controlarlos. El fusil y el garrote. El venezolano consciente lo sabe, y por eso lucha contra este gobierno de la manera que lo puede hacer. Por lo tanto, ayudemos a esa población ignorante y/o seducida, a volver a la realidad. Venezuela necesita urgente y desesperadamente, volver a la economía de libre mercado, conocida como capitalismo. Un gobierno, cuyo presidente del Banco Central de Venezuela, anuncia que Venezuela piensa emular a la economía de Corea del Norte, es inmensamente irresponsable y criminal, cuando sabe que, ese país tiene una economía desastrosa, por ello, los ataques contra Corea del Sur, los EE.UU. y el mundo democrático.
Guillermo A. Zurga


Comentarios



Por si no lo viste