¿Puede una dictadura socialista derrumbarse como consecuencia de su pésima economía?


Guillermo A. Zurga's picture
Jue, 23/08/2018 - 23:32

He explorado intentando encontrar la respuesta a la pregunta del título del escrito. Lo más cercano que encontré, fue el derrumbe político y económico de la Union de Naciones Socialistas anexas al Soviet Supremo Ruso (URSS), las cuales colapsaron y se dividieron, según las preferencias ideológicas de sus respectivas poblaciones. Hoy día, hasta Rusia, nación que controlaba el monopolio del comunismo en Europa y gran parte del mundo, por un tiempo intentó pasarse al mundo libre de la democracia, mediante la llamada globalización.
Gran parte de esas naciones, las cuales se listan a continuación, pertenecen hoy al mundo libre de la democracia, otras continúan con sistemas de gobierno totalitarios y/o comunistas, pero independientes de la Rusia dominante de antes. A saber: Armenia, Azerbaiyán, Bielorrusia, Estonia, Georgia, Kazajistán, Kirguistán, Letonia, Lituania, Moldavia, Tayikistán, Turkmenistán, Ucrania y Uzbekistán.
Las otras naciones comunistas, sobre las cuales Rusia, también ejercía gran poder y hegemonía, son las siguientes: Rumania, Bulgaria, Hungría, Yugoslavia, Albania, Polonia y Checoslovaquia. Hoy día, algunas de estas naciones retomaron sus creencias ideológicas comunistas y otras se pasaron al sistema libre de la democrática. Checoslovaquia fue disuelva como nación en 1993, dando vida a otras 2 naciones. Yugoslavia, luego de la guerra de los Balcanes, quedo dividida en varias nuevas naciones.
Cuando todo parecía que el comunismo sería erradicado en su totalidad de Europa, apareció un antiguo jefe de la KGB rusa en los tiempos de la URSS, que se lanzó a ganar la presidencia de la federación rusa y la ganó en el año 2000, siglo XX. Desde entonces, Vladimir Putin ha sido el presidente de la Federación Rusa por otros 3 periodos presidenciales consecutivos. Vladimir Putin, sigue siendo presidente de la Federación Rusa, hasta la fecha. Durante su presidencia, se apoderó de Chechenia y Crimea e intento apoderarse de Ucrania.
Alemania Oriental, nación prima de Alemania Occidental, también colapsó y al final se reunificó política y económicamente con Alemania Occidental, para conformar una sola república alemana, adoptando el sistema económico de libre mercado como oficial del país. La población de Alemania Oriental, al parecer se cansó de observar, el enorme éxito económico que se lograba en Alemania Occidental, y decidió derrumbar el muro que los separaba de ésta, para cambiar de sistema de vida, para mejor.
En el caso de Cuba y Venezuela, países igualmente empobrecidos y arrasados económicamente por el socialismo, en los cuales se oprime y obliga a los pueblos a aceptar condiciones infames e inaceptables de un nuevo modo de vida. Rusia y China han intentado, instalarse y posicionarse política, social y comercialmente en América.
Con la ayuda y complicidad del Foro de Sao Paulo, así como de los partidos comunistas que existen en la región, ir penetrando en todos aquellos países que les abran las puertas al marxismo leninismo. Por ahora, además de Cuba y Venezuela, lo han intentado sin mucho éxito: Argentina, Brasil, Bolivia, Ecuador y Nicaragua, con gobiernos que les han seguido el juego de introducir el marxismo leninismo en América.
A fines de siglo pasado, luego de unos 40 años de marxismo leninismo, se corrió el rumor de que Cuba estaba a punto de colapsar económicamente. No obstante, los ambiciosos planes de Fidel Castro de “disfrutar” de la economía de Venezuela, se dieron para su felicidad y regocijo, al declararse el gobierno de Venezuela marxista leninista, a cierto tiempo de haber sido electo Hugo Chávez Frías, presidente constitucional de la república de Venezuela, mediante elecciones pacíficas, institucionales y democráticas. Desde allí en adelante, Cuba recibe sustancial y permanentemente ayuda energética y económica de Venezuela, la cual por supuesto, ha ido mermando en la medida en que la economía venezolana sigue deteriorándose aceleradamente, lo cual pareciera no detenerse.
En un escrito anterior, pronostiqué que una causa para el derrumbe de la dictadura socialista y chavista de Nicolás Maduro en Venezuela, pudiera tener su raíz, debido a un gran colapso de la economía venezolana. Esto, por razones que todo el mundo conoce, de estar siendo conducida de manera; caótica, indisciplinada, arbitraria, personalista, sin bases técnicas ni científicas que la soporten, y en medio de un anarquía sin precedentes en nuestra historia. La economía venezolana es rentista, populista y mono dependiente del petróleo. Venezuela clama por una economía sustentable y diversificada, que reemplace y/o acompañe a la industria petrolera.
Con las medidas económicas que acaba de lanzar y anunciar el régimen chavista al mundo, se estarían dando posibilidades ciertas y reales a la salida del régimen, mediante un derrumbe económico peor al actual, tal como lo pronostique antes. Quitarle 5 ceros a la moneda y subir los sueldos impulsivamente, subestimando: la inmensa deuda externa e interna, los cuantiosos bonos emitidos por Venezuela, el PIB negativo y sostenido durante los últimos 3 años (-45%), la altísima inflación la cual pudiera llegar a un millón % este año, los bajos ingresos económicos, la gran merma en la producción de petróleo, el alto desempleo, el daño ocasionado a la industria privada, la dolarización del precio de la gasolina, entre otros tantos factores, pudiera ser la mecha para encender al país social, política y económicamente en una crisis nacional sin parangón en el mundo. Le economía de un país, no se mejora por decretos ni con acciones espasmódicas, arbitrarias o caprichosas del gobierno, como las anunciadas. Mejorar la economía de un país que aplica el socialismo, es como pedirle peras al olmo. China, hoy una de las grandes economías del mundo, tuvo que doblegarse ante el capitalismo, o sistema económico de libre mercado, para no dejar morir de hambre a su pueblo.
Con el permiso de los notables y competentes economistas, a continuación esbozo un plan general de mejoramiento de nuestra economía, el cual por razones conocidas y lógicas, solo las puede llevar a cabo un gobierno democrático que logre la estabilidad política y social en el país y que utilice como sistema económico el tan “odiado por el comunismo” conocido capitalismo.
A saber a) Un plan para reestructurar, redimensionar y pagar la deuda del país, b) Mejorar, ampliar y modernizar el aparato productivo privado del país, para lo cual se requiere generar y desarrollar muchos nuevos proyectos (rentables) de inversión de capital, c) Dar confianza y ofrecer garantías legales para actuar a los presentes y nuevos inversionistas que deseen invertir en el país, d) Reducir y ordenar el gasto público. a niveles máximos y aceptables, e) Promover fuentes alternas de energía que suplan y mejoren las deficiencias existentes en el país, f) Dar un impulso a la tecnología de punta, para suplir las deficientes tecnológicas actuales del país, g) Garantizar la paz y la confianza al pueblo para que trabaje en un ambiente de cordialidad y gran nivel de productividad, h) Garantizar el funcionamiento idóneo de los servicios generales básicos a nivel nacional, i) Garantizar y asegurarse de la gobernabilidad del país en todo el territorio nacional, j) Dar gran impulso al mejoramiento de la educación, a todos los niveles, k) Mejorar y modernizar la infraestructura vial y hotelera del país, l) Garantizar los insumos de la materia prima requerida por agricultores, ganaderos, pescadores, laboratorios, etc.
Mejorar la economía de Venezuela hoy día, implica: planificación, recursos humanos competentes, disponibilidad expedita a las inversiones, definición de los proyectos de inversión necesarios y convenientes, cronogramas confiables de ejecución, multiplicidad de contrataciones y sobre todo, mucho tiempo. En nuestro caso, se cree que son necesarias 1-2 décadas.
El arriba mencionado y resumido plan de mejoras económicas, solo podría ser realizado por otro tipo de gobierno, el cual sin duda alguna debe ser: democrático, estable y preparado, que además garantice: El estado de derecho, las libertades ciudadanas, la aplicación de la justicia ciega, ser competente, que goce de la aprobación y confianza espontanea mayoritaria del pueblo de Venezuela. Adicionalmente, debe ser funcional, unido y trabajar en paz. El desarrollo económico de un país, no se logra con el pueblo migrando a otros países, por miedo y hambre. Al contrario, se logra con ingresos masivos de personal calificado, que participe y arrime el hombro a los inmensos retos que tendríamos, para reconstruir, mejorar y avanzar.
Lo que es bastante difícil de precisar, sería el cálculo del tiempo, hasta donde estaría el pueblo venezolano dispuesto a aguantar la actual y asfixiante situación. Esto, por las dudas que tengo de lo que pudiera venir primero; si una poblada nacional protestando el estado de la economía, o el derrumbe de la economía per sé, que haga salir de Venezuela a los miembros del régimen en forma despavorida y desorganizada, para intentar salvarse de las consecuencias que ellos mismos han creado al jugar con candela tanto tiempo.
Guillermo A. Zurga


Comentarios



Por si no lo viste