Políticos y “juristas” criminales emplean como letrina la Constitución y las leyes de Venezuela


Javier Antonio Vivas Santana's picture
Sab, 08/09/2018 - 22:17

Desde que el madurismo asumió el poder, la Constitución y las leyes se convirtieron en la letrina de los residuos biológicos de quienes se encuentran en Miraflores. Hoy, no sería exagerado decir que toda la orina y bazofia que la cúpula madurista – civil y militar – generada por sus distintas acciones políticas, todos esos excrementos son depuestos sobre nuestro ordenamiento jurídico.

Así tenemos, que la primera contaminada por tanta fetidez son las líneas expresadas en aquel librito azul que Chávez, por lo general, mostraba en cada una de sus intervenciones, cuando podemos observar cómo en el nombre de esa misma "Constitución", se llamó para la elección de una "constituyente", sin que haya existido un referendo como paso previo, y menos que pudieran establecerse unas bases comiciales que autorregularan su funcionamiento jurídico y político.

Lo insólito de una acción de esa naturaleza es que el pretexto o "justificación" que salió de las lumbreras maduristas, expertas en derecho "constitucional" fue en decir que para la convocatoria del referendo que decidió en 1999, si el pueblo quería o no ir a un proceso constituyente, era porque la Constitución de 1961 no lo señalaba. Es decir, como aquella no lo tenía en su texto era necesaria esa convocatoria, pero como la vigente si lo menciona, entonces no había problema en suprimir tal existencia, y emplearla como papel higiénico.

El otro punto sobre el cómo la cúpula madurista se defecó jurídica y políticamente sobre nuestra Constitución, fue en el proceso de "elección" de los integrantes de semejante bodrio "constituyente", cuando quienes votaron por ellos, lo hicieron bajo el esquema de una elección de segundo grado, inventando parapetos corporativos que ni siquiera se aplican dentro de las propias organizaciones. Es como si dijera que para elegir los representantes de los pensionados y jubilados, por una lado votan los primeros y por otro los segundos, además que los votos están clasificados en edades de 60 hasta 70 años, y de 70 hasta 80 años, y de 80 años en adelante, y por supuesto la división igualmente aplica por sexo y montos que se cobran por jubilación. O sea, lo que hizo el madurismo a través del Consejo Nacional Electoral (CNE) con el aval del Tribunal Supremo de "Justicia" (TSJ), fue simplemente una aberración jurídica que convirtió en bazofia toda la Constitución, así como cualquier ley y doctrina electoral.

Por supuesto, que a partir de la elección de la "constituyente", - cuyos resultados nunca fueron publicados por el CNE - tal "institución" se autoproclamó "todopoderosa", "omnipotente" y "plenipotenciaria". Verbigracia, tenemos una "constituyente" que está sobre el bien y el mal. Son algo así como la perfección política. Todo lo que emane de allí, incluyendo sus propios residuos biológicos sólo pueden generar aromas superiores a los que destilan los más delicados perfumes. Esa es la razón por la cual no rinden cuentas a nadie. Es obvio. Ellos son la personificación de Dios desde el ejercicio del poder. Es más ni siquiera Cristo tuvo tantas posibilidades en demostrar su poder, a pesar de que era el Hijo de Dios. Esta "constituyente" anula de facto un poder como la Asamblea Nacional, utilizando de trásfuga al TSJ, y por si fuera poco, tiene la posibilidad de destituir a los mismos diputados del parlamento, y gobernador o alcalde que no se "juramente" ante ellos, como fue el caso del mandatario electo por el Zulia, la voluntad de un pueblo queda entonces aromatizada con sus perfectas decisiones.

Ahora, desde la presidencia de la República, fraccionan el pago del salario, lo cual está prohibido por la Ley Orgánica del Trabajo (LOT) ¡Total! Aquí esas leyes, todas sin excepción, son parte de las letrinas y pocetas en donde se condensan los arquetipos que sustantivizan cada uno de los propios residuos de la élite madurista, que aunque ellos no quieran nos igualan como seres humanos. Tal vez esa es la razón por la cual la cúpula madurista no emplea papel higiénico, sino que la Constitución y las leyes cumplen esos roles en sus aposentos más íntimos, y por ello, nos les importa que tengamos una sociedad embarrada de tanta criminalidad.

Políticos y "juristas" criminales emplean como letrina la Constitución y las leyes de Venezuela. Nunca olviden que por allí existe una cita que dice: con la vara que mides serás medido. A propósito de ser ciego. Quien tenga ojos que vea.
Javier Antonio Vivas Santana

Fuente: https://www.aporrea.org/contraloria/a268985.html


Comentarios



Por si no lo viste


Los más leídos