El Madurazo


José Antonio Gil Yepes's picture
Vie, 24/08/2018 - 23:04

El Paquetazo, simultáneamente, fue fiscalista –como ahora, se trata de equilibrar las cuentas del gobierno metiéndole la mano en el bolsillo a los ciudadanos- pero también fue reactivador de la economía porque incluía la liberación de precios, del cambio, de las tasas de interés y las privatizaciones para rescatar la confianza de empresarios y consumidores. La devaluación y la inflación pronto se desaceleraron.

El Madurazo es exclusivamente fiscalista porque abunda en medidas que le producirán más ingresos al gobierno pero no contiene medidas que reactiven la economía. El aumento de sueldo es un espejismo frente a la inflación que viene debido a que los precios y el cambio siguen controlados.

La liberación del cambio fue sólo para el sector privado. Esto dispara la demanda de divisas, pero no la oferta porque el gobierno y las petroleras no están concurriendo a este nuevo mercado. La escasez de oferta está disparando la devaluación del bolívar: más del 50% en dos semanas.

Sobre la liberación de precios, el gobierno está haciendo todo lo contrario: implantando un sistema de precios “acordados” (controlados). Lástima, habíamos felicitado al gobierno por haber descartado el Plan 50. En procesos inflacionarios, lo peor que se puede hacer para bajar precios es controlarlos porque inmediatamente desaparecen los productos y surge el mercado negro a precios astronómicos (dejá vu). Que pena que la ideología estatista del gobierno haya vuelto a prevalecer. Más bien, ha podido seguir con los precios libres, con los que logró que se llenaran los anaqueles con importaciones, y ahora tratar de bajar los precios con más oferta nacional, para lo cual tenía que complementar la liberación de precios con negociaciones con el empresariado, privatizaciones, empresas mixtas, contratos de gerencia, conversión de deuda, etc., para rescatar su confianza, la re inversión, la producción y el empleo nacional. Es decir, tenía que seguir huyendo hacia delante, pero está huyendo hacia atrás, y el costo será demasiado alto.
José Antonio Gil Yepes


Comentarios



Por si no lo viste