No todo lo que brilla es oro


María Auxiliadora Dubuc's picture
Dom, 02/09/2018 - 21:32

El pasado domingo 26 de agosto, en un acto de Gobierno con políticos y empresarios en Caracas, transmitido en cadena nacional, Nicolás nos hace un nuevo anuncio, explicó que estuvo preparando personalmente este mecanismo junto al Banco Central (BCV), de manera que la sorpresa no se hizo esperar, ahora a Nicolás se le ocurrió la maravillosa idea de vender lingotes de oro, lingoticos, como un incentivo para promover el ahorro en Venezuela, así que a partir del 11 de septiembre empezará la venta de pequeñas laminas de oro al venezolano, se trata de otra acción de su Gobierno para hacer frente a la severa crisis económica nacional, en un país donde la hiperinflación anula toda posibilidad de inversión o ahorro, haciéndolo virtualmente un tema inexistente e inviable.

Esta nueva idea va dirigida a los pensionados, jubilados y trabajadores, ya que según Nicolás, mediante la venta de pequeños lingotes o lingoticos de oro de 1,5 gramos y de hasta 2.5 gramos que estarán certificados por el Banco Central de Venezuela (BCV), se coadyuvara a estimular el ahorro para palear la crisis.

En este orden de ideas, el lingote de 2.5 gramos tendrá un costo de 6.300 bolívares soberanos, unos $95.86 a la tasa oficial del mecanismo de subasta, DICOM que ahora es la única tasa de cambio oficial. En tanto, la pieza de 1.5 gramos se venderá en 3,780 bolívares soberanos, es decir, unos $57.51. Asimismo, su precio variará de acuerdo al peso de cada lámina. Los lingotes de oro provienen de Guayana, la zona del país de mayores reservas del oro, donde el Banco Central de Venezuela (BCV) viene comprándolo a la pequeña minería.

Afirmo Maduro que la nueva opción de ahorro y de inversión, ya está casi lista y la activará en los próximos días. Y aseguro: “Se trata del ‘petro oro’, aquí está, físicamente aquí la tenemos, esta sí va a tener existencia física, el petro oro, para que usted pueda ahorrar” y prosiguió: “Ha llegado el momento de ahorrar en oro, tengo dos modalidades de ahorro, podrán adquirir los lingotes en oro con bolívares soberanos, aquí les presento el lingote de 1,5 gramos y de 2,5 gramos de oro que podrán ser adquiridos, la idea es que el ciudadano pueda tener acceso a ese dinero cuyo valor se sostendría en el tiempo, para una cuota inicial de un apartamento, para comprar un carro, para un negocio, como debe ser. Usted podrá invertir en bolívares, en criptomoneda o en divisas convertibles, en su oro convertible, usted podrá comprarlo, y la inversión le queda sólida”.

Por otro lado, el Presidente del Banco Central de Venezuela (BCV), explicó que no habrá limitación para la compra de oro cuyo valor se regirá por el precio internacional de modo que próximamente saldrán a la venta al público estos mini lingotes de oro, todo lo cual permitirá a la población respaldar sus activos funcionando como un mecanismo de ahorro.

Las láminas estarán “selladas y clasificadas”, y se expenderán con una etiqueta que muestra, entre otros detalles, con la firma del Libertador venezolano, Simón Bolívar, saldrán al mercado el próximo 11 de septiembre en forma de certificados de ahorro en oro, estos papeles tendrán vigencia de 1 año, pero podrán monetizarse también en 3 meses; además afirmó que los certificados serán vendidos a los trabajadores, pensionados y jubilados, en la seguridad que este mecanismo conjurará la crisis que abate al país.

El vicepresidente del área económica, Tareck El Aissami, por su parte dijo que por cada pequeño lingote se emitirán 10 certificados electrónicos, pero no dio más precisiones.

Esta iniciativa de ahorro en oro también forma parte del nuevo plan económico ideado por el propio Maduro, el cual está destinado a enfrentar la hiperinflación que nos azota, la merma de los ingresos del gobierno y la debacle económica, en la que nos encontramos.

Como ya sabemos, en Venezuela rige un férreo control de cambios y precios desde el 2003, hace más de una década, pero la tasa de cambio en el mercado negro, donde la divisa estadounidense se negociaba a casi diez veces al valor de la tasa del DICOM, se ha convertido en el referente de los precios de numerosos productos, con sus tristes consecuencias en el bolsillo del venezolano. En este sentido son mínimas las alternativas de inversión que la población tiene para protegerse de las devaluaciones de la moneda venezolana.

Lo cierto es que ahora para palear la crisis el gobierno de Venezuela en medio del caos económico, comenzará a vender laminas de oro, lo curioso es que no se entregaran las laminas como tal, es decir, el venezolano no tendrá en su poder el lingotico que adquiera, como ocurre en otros países, en su lugar, obtendrá un certificado electrónico de ahorro con una duración de un año y que podrá venderse en el mercado a los tres meses de su adquisición. Certificado este que obtendrá de manos de un gobierno en el que ya nadie cree porque no ha generado confianza en el venezolano ya que es el principal responsable del caos en el que nos encontramos.

No se trata entonces de buscar salidas o ideas novedosas a la crisis o buscar distraer la atención de los venezolanos que sumidos en nuestra desgracia personal no hacemos más que intentar subsistir, todos los días. Ideas estas que pudieran funcionar en otro contexto y con otras condiciones, no es el caso.

La crisis lo hemos repetido en otras entregas, solo se resuelve con medidas económicas estudiadas y una planificación económica acorde a la situación, en manos de expertos en el área, de tal modo que en este orden la reconversión no funcionara, los controles ayudan ni ayudaran a salir de la crisis, así que señores amárrense los pantalones, pongan los pies sobre la tierra y no crean en cuentos de camino, porque no todo lo que brilla es oro y este paliativo no es más que un nuevo invento, el cual déjenme decirles, no merece ningún análisis más allá del peligro que se anuncia en el orden que este país ya desangrado y herido, me atrevo a asegurar que pronto también se quedara sin sus riquezas naturales. @mauxi1
María Auxiliadora Dubuc


Comentarios



Por si no lo viste