Antes del bloqueo


Rafael Gallegos's picture
Vie, 15/03/2019 - 09:12

Imitando a sus jefes de la revolución cubana, el gobierno tiende ahora a culpar de la tragedia que nos acontece al “bloqueo económico”, nueva fase de la tan cacareada “guerra económica” que si realmente fuera tal, los generales del gobierno la habrían perdido por K.O.

Pero resulta que la quiebra generalizada del país tiene su génesis desde mucho antes del llamado bloqueo económico. Dios dijo hágase la luz y la luz fue hecha, contrariamente Chávez y Maduro tienen 20 años diciendo deshágase la luz y han convertido a Venezuela en un escombro. Y digo Chávez y Maduro para diferenciarme de aquellos que plantean que Chávez iba bien y que Maduro echó a perder el país. No señor, podemos parafrasear a Billo y decir que son feos los dos.

Porque este desastre se inició, públicamente, el 4F cuando unos golpistas atentaron contra un gobierno democrático. Y fue conceptualizado en los recovecos de la política cuando la democracia derrotó a la guerrilla en los sesenta y Fidel Castro - siempre Fidel Castro - junto a algunos políticos venezolanos proyectó infiltrarse en el cuerpo militar y formar cuadros revolucionarios. Para más detalles recomiendo la lectura de “La conspiración de los doce golpes”, de Thais Peñalver.

El 4F abrió una puerta que se creía clausurada en Venezuela. Y los venezolanos fallamos analizándolo. Muchos veían a los golpistas como unos muchachotes de buenas intenciones. Caldera dijo en una ocasión que los sobreseyó por presiones de todo el mundo. Y luego Chávez candidato fue apoyado por intelectuales de valía, empresarios y dueños de medios, a muchos de los cuales estos 20 años no les han alcanzado para arrepentirse.

UN LARGO APAGÓN DE VEINTE AÑOS

Golpe a golpe, verso a verso, la “revolución” ha ido convirtiendo la patria en escombros. Y mucho antes del bloqueo. Hagamos un paneo sobre tres industrias vitales:

1.- Pdvsa… Producía hace 20 años 3,4 millones de barriles por día. Hoy debe andar por debajo del millón cuando según los planes (de la misma “revolución”) debería estar cerca de los seis millones de barriles. Venezuela refinaba más de un millón de barriles por día, hoy menos del 20% de esa cifra, es decir desmantelaron las refinerías. Todo esto ocurrió mucho antes de las medidas económicas de Estados Unidos. El diccionario de excusas de la “revolución” habla de sabotaje en el 2002, cuando excluyeron ilegalmente al 50% de los técnicos petroleros. Olvidan el largo sabotaje gerencial a que han sometido a nuestra industria petrolera.

2.- CVG… Esta portentosa obra de la democracia incluía la cadena Bauxita, alúmina, aluminio, por otro lado la explotación del hierro, y además la fundación de Puerto Ordaz, que solo tuvo parangón en Brasilia. Ya casi no existe. Transformaron un emporio en un erial. Y esto aconteció sin ningún bloqueo. Puro cero en gerencia.

3.- Electricidad… ¿Quién no ha sufrido este apagón record mundial? No tuvieron que construir Guri, tan sólo les correspondía cuidarlo. Y ni eso. Hoy una iguana ascendida llamada Marco Rubio, todo un genio de la cibernética, le aplicó un poderoso virus a control remoto a un sistema “analógico”. Un bachiller, dos generales, un siquiatra y una abogada, lo certifican. Sólo les faltó un detallito: la opinión de un especialista en el área. Las impecables declaraciones del ingeniero electricista Winston Cabas, presidente del Colegio de Ingenieros Eléctricos y Mecánicos (AVIEM), así como su solicitud de hacer un equipo técnico que realice un diagnóstico, son ignoradas. A este paso asfaltan el camino del próximo apagón… ¿y quién será el próximo terrorista? Seriedad, ya está bueno de tanto insulto a la inteligencia. A su manera, aplican la frase de Lenin: la velocidad de la revolución es paralela a la velocidad de la electrificación. O sea, “revolución en reversa”.

La última frase del gran escritor Goethe, creador del Fausto (no confundir con el infausto), fue: luz, más luz. Caso contrario, la última frase del siniestro personaje Osama Bin Laden fue dirigida a su esposa cuando escuchó los ruidos del comando que lo atrapó: apaga la luz.

¿Coincidencia? Goethe al morir pidió luz y Bin Laden oscuridad. Es que la luz pide luz y la oscuridad… oscurece.

PROGRAMA DE GOBIERNO HALLADO EN UNA BOTELLA

Destruir Pdvsa, la CVG, acabar con el sistema eléctrico, una inflación de millones por ciento, bajar el consumo per cápita de carne desde 24 kilos a 7, ganar elecciones inhabilitando candidatos y partidos con oportunidad, minimizar la empresa privada al son de exprópiese… y echarle la culpa al imperialismo.

Ah!, y romper a las familias provocando una diáspora de millones de jóvenes que sólo se ve en las guerras.

Ni Edgard Allan Poe con su “Manuscrito hallado en una botella” ha sido tan de terror.
Rafael Gallegos

PD: La noche es más oscura antes del amanecer.


Comentarios



Por si no lo viste