2018 el año final de la revolución


Reinaldo Aguilera's picture
Miércoles, 05/12/2018 - 23:04

El rescate de la democracia y la forma de vivir de los venezolanos en nuestro país debe convocar a todos a quienes creemos que eso es posible. Sin embargo, observamos con gran preocupación, como en los últimos meses de éste convulsionado 2018, por distintos motivos o razones, mucha gente ha llegado a niveles inimaginables de angustia al observar que la hiperinflación está acabando con todo. Mientras unos tratamos de sembrar esperanza, confianza y ganas de luchar aunque sea realmente difícil, otros van en la dirección contraria, la de la división, confrontación e incluso la desesperanza, para muestra solo tenemos que analizar con objetividad lo ocurrido en días recientes con el nuevo aumento y el desastre con los precios que eso está generando.
Lo que debiera prevalecer entre los venezolanos que perseguimos un mismo fin, que no es otro que acabar con la dictadura actual y enrumbar al país hacia caminos mejores es la unión cierta y concreta, para ello hay que entender que debemos dejar a un lado la individualidad y enfocarnos en un trabajo colectivo, ese debería ser el rumbo de todos, lamentablemente hasta ahora no se ha materializado nada, esa es la verdad.
En medio de las Navidades más tristes y preocupantes de muchísimos años en nuestra Venezuela, con miles de familias separadas, no dejamos de pensar que el año 2019 que está al doblar la esquina y que por necesidad de supervivencia el año 2018 debe ser el año final de este desastre del cual debemos aprender, para que no se repita.
Los tiempos que estamos viviendo nos obligan a trabajar en unión permanente, siempre con la brújula en dirección del enemigo común, ¡Sí, del enemigo mas no adversario!, porque quienes tienen el poder actualmente quieren definitivamente acabar con la institucionalidad y con todo lo que les estorba, para fundar un Estado sin principios ni fines distintos a los que ellos persiguen, que ya sabemos que no son de beneficio del colectivo, por el contrario es en beneficio de ellos y sus “socios”.
La crisis descomunal que arropa a la gran mayoría de los venezolanos, debe impulsar a todos los sectores en un futuro cercano a unirse seriamente y buscar una salida real a lo que sucede, los abusos del régimen van más allá de lo que la gente se imagina, a algunos tomó por sorpresa lo decidido en su momento por la fraudulenta Asamblea Nacional Constituyente, mediante la acción de eliminar las Alcaldías metropolitanas que tienen base constitucional, créanme a otros no nos agarró por sorpresa, pues sabemos que así actúan y actuarán en el futuro, de eso no hay dudas.
Ante el panorama, lo que nos queda es buscar lo que no debemos perder y menos permitir que nos roben, que no es más que la esperanza, la de tener un mejor país que el actual, la esperanza de tener una vida diferente, una vida acorde con lo que nos merecemos sin dadivas o regalos, sin cajas o bonos por cualquier cosa, una vida digna de verdad y no de mentira y falsedad como la vociferan los fanáticos del mal gobierno.
No hay que olvidar contra quienes luchamos y tampoco el objetivo que perseguimos; partiendo de eso, mi llamado es a redoblar los esfuerzos, desde cada plano en el cual los demócratas nos encontremos, eso toca a todos.
En cuanto a lo electoral, el fraude que continuamente comete el CNE hay que contrarrestarlo, seguir demostrando que sí es real y que lo cometen abiertamente ya que la comunidad internacional sabe lo que ocurre y mantendrá los ojos puestos en nuestro país, el próximo domingo son las elecciones Municipales y con pocas excepciones pasarán por debajo de la mesa, no existe ambiente alguno en ese sentido, el país tiene otras prioridades en este momento.
De darse un proceso electoral presidencial en el futuro, la vigilancia será mucho más férrea de lo habitual y para eso hay que luchar, también es importante señalar que la obligación es resguardar todo como sea, ese trabajo será de los partidos políticos y de quienes se involucren en esa tarea, el apoyo de observadores internacionales verdaderamente neutrales será determinante para garantizar que los resultados sean confiables.
El régimen actual es antielectoral, tracalero y tramposo, engaña a todos y con todo incluyendo a sus propios partidarios, la muestra está a la vista, lo ocurrido con un simple proceso como las elecciones de la Federación de Centros Universitarios (FCU) de la Universidad de Carabobo, donde si no ganan arrebatan, lo deja todo claro, esa es la marca de fábrica de la “Revolución Bonita”.
Como siempre digo, un paso a la vez, si de aquí al momento de una verdadera elección, el mal gobierno ejecuta otros tipos de fraude, tendremos que actuar en consecuencia, con el respaldo necesario basados en la Constitución y en el terreno democrático como debe ser y luego llegará el gran momento en el que con un ente electoral que garantice la transparencia y validez del voto de los ciudadanos, podamos decidir y definir nuestro futuro, así de simple y sencillo. @raguilera68 / @pjcontrolelecto
Reinaldo J. Aguilera R.


Comentarios



Por si no lo viste