“Conciertos” de cerebros musicales, entre Cúcuta y San Cristóbal


Rubén D. Lopera's picture
Jue, 21/02/2019 - 07:13

A veces trato de relacionar mis escritos irónicos, que me siguen dando libertad interior, aunque me siento preso en un país al no poder transitar con seguridad, no poder salir de el, por la crisis económica, el salario que no da ni para trasladarse a la frontera y escuchar la música de los conciertos este fin de semana o simplemente hacer turismo interior; movimientos que si podía hacer con mi familia querida, en los primeros años de este siglo XXI de la era Chavez el “papá” de Maduro, su “hijo”.Son “cosas que pasan”…como dice un amigo mío.

Cuando menciono las palabra “movimiento” y “música” en el párrafo anterior las relaciono con las neurociencias en las áreas motoras, auditivas, visuales, lenguaje, de las emociones entre otras del cerebro y asocio todo esto a 2 megaconciertos que posiblemente se pueden realizar uno en Cúcuta y otro en Táchira, ambos cerca de dos puentes de la frontera Sur-Oeste de Venezuela. Las expectativas son muchas, incluso con temor de mi parte, porque la cultural y lo bélico se pueden mezclar y esto puede ser malo, malo, malo. Y cuando anoto lo de bélico es porque las amenazas y la prepotencia de una de las partes trata de

mostrar un “criptopoderío” de armas que tienen y que mostraron en algunos ejercicios militares y además oí que tiene misiles que pueden ser disparados desde los “bolsillos”, porque tienen de todos los tamaños y de extraordinaria potencia en distancia y listo para defender la patria ante cualquier agresión de una fuerza exterior o intrusa, sin ponerse a pensar el daño que pudieran hacer a la población que espera recibir alimentos, medicinas e incluso bolsas del Clap los días del concierto y de la entrada de la ayuda de alimentos y medicinas, tan necesarias para la población en crisis y necesitada, estos personajes prepotentes no miden el efecto de esas palabras en la población o lo dicen a propósito con efectos maquiavélicos. Esperamos que las bolsas de Clap sean más, que las prometidas y no tengan alimentos vencidos, se repartan equitativamente a los “patriotas” y a los que viven la realidad (los realistas) de la pobreza y el hambre; deberían llevar refrigerios para la gente que acude a los dos conciertos, porque de seguro tendrán sed y hambre esos días, porque los especuladores, vivos, aprovechadores no faltarán en los tarantines, restaurantes y tiendas de las ciudades y sus alrededores.

No puedo dejar de escribir y “con cierto” recelo lo que puede pasar en estos conciertos musicales, donde la misma música aumenta la dopamina, la oxitocina, la adrenalina, neurotransmisores cerebrales que se intercambian de receptores entre el lóbulo frontal al temporal, donde se encuentran las áreas del lenguaje, audición, memoria, las emociones entre otras y que se relacionan con áreas parietales sensitivo motoras o del movimiento como el baile y el canto que son buenos manifestaciones de alegría, felicidad, euforia que caracteriza a los venezolanos y latinos; estas emociones se pueden mezclar con las amenazas de algo bélico en esos días y promovidos por algún sector de malvados, vengativos, tarifados o disociados rencorosos e envidiosos. Debemos cuidarnos mucho en esos días y estar muy pendiente de los infiltrados.

La música y los diferentes estilos de la misma juegan un papel importante en los estado de ánimo de las personas, incluso desde al vientre de la madre en niño se estimula y emociona, además es una terapia para varias enfermedades tanto en niños como en adultos y entre esas las que padecen la demencia tipo Alzheimer donde los recuerdos musicales se pierden menos que los propios nombres de los familiares de los enfermos; la música se a relacionado con una mejor retención de las matemáticas y un rendimiento mejor de los estudiantes, entre otros beneficios, incluyendo el movimiento del baile como un excelente ejercicio terapéutico y oxigenante cerebral. Estimulen a sus hijos a que practiquen algún instrumento musical.

Espero que los dos conciertos no sean para combatir o discutir y que su acción, efectos y objetivos sean para concertar una cosa, un convenio o algún fin común y que en este caso sea para la Paz, el Amor, la Fraternidad y la Ayuda entre dos pueblos hermanos que buscan la unión para muchos hermanos que lo necesitan. Esperamos canciones con mensajes de ánimo, amor, esperanza, cambio, libertad y paz

Por último me atrevo a recomendar: cuiden a los niños o no los lleven al concierto, cuiden su dinero y documentos, cuidado con lo que beban y coman, lleven agua, no fumen, no lleven armas, cuídense de los sospechosos e infiltrados, no caigan en “paquetes chilenos” o en cambios de divisas de procedencia dudosa, estacionen sus vehículos en sitios seguros, guarden dinero para su regreso, cuiden su salud y su sexo, no se metan por caminos verde y menos rojos; “la curiosidad mato al gato”. Encomiéndese a Dios los creyentes y los que no, también.

Feliz viaje de ida y regreso de los briosos, curiosos, aventureros, intrépidos, luchadores y vencedores; vayan bien y regresen mejor. Cuiden a los animales de la calle, sus mascotas y sus vidas; no se emborrachen y menos manejen en esas condiciones, cuídense los unos con los otros, no pelen ni insulten a las autoridades, ayuden a los reporteros, periodistas y a la prensa en general; tengan sus teléfonos, cámaras con buena carga de batería y sean los reporteros del presente y de esta realidad que se vive en la Venezuela socialista del Siglo XXI. Y reporten lo que pase el día a día.
Rubén D. Lopera
Neurocirujano
Mgs. Educación Superior


Por si no lo viste