Estas en


¿Cómo aumentar la productividad de una empresa?


Vie, 02/03/2018 - 15:18

La productividad juega un papel determinante en el éxito de las empresas; para confirmarlo solo basta ver el común denominador de los empleados en las potencias mundiales y sus técnicas asombrosas.

¿Cómo aumentar la productividad de una empresa?

Una empresa productiva es una de las mejores formas de ganar dinero. Pero, la pregunta es: ¿cómo se hace productiva una empresa? Al punto de destacar por el equilibrio entre ritmo y calidad. Descuida, es un proceso más sencillo de lo pensado.

Más allá de la complejidad, cabe resaltar que para aumentos notables en la productividad el procedimiento lleva tiempo. Sin embargo, en todos los chequeos periódicos se podrá ir notando el avance, o sea, es progresivo.

Las técnicas que son vitales para el aumento de la productividad no son más que:

• Capacitar el personal

No siempre se podrá reclutar el personal más avanzado o actualizado con las tendencias. Por suerte, se puede capacitar el personal activo y evolucionar ese grupo de personas que son de tanta utilidad dentro de la empresa.

Con el uso de la tecnología por doquier, es necesario tener un personal apto para utilizar todas las innovaciones, ya que la productividad es una de las acciones que se ve más beneficiada con este fenómeno.

El arte está en ofrecer un aprendizaje constante con el que todos terminan ganando; el personal se cotiza por sus nuevos conocimientos y la empresa disfruta de un grupo de trabajadores de primer nivel.

• Modernizar el ámbito

La tecnología avanza a pasos agigantados y aquel que no se adapta, termina extinguiéndose. Millones de empresas optan por amoldarse a los nuevos métodos de venta, producción, promoción y demás, en busca de seguir en el mercado.

Se recomienda manejar maquinaria de primera clase; a pesar de que pueda ser costoso adquirir los equipos en primera instancia, esta es una de las mejores inversiones para mejorar la producción.

Siempre se debe tener en cuenta que en estos tiempos la tecnología es el mejor aliado de todas las empresas. Si se estudian, absolutamente todas las innovaciones pueden tener una influencia muy positiva en los registros productivos de un negocio.

• Organización del trabajo

Es impresionante ver el acumulado de horas perdidas en una jornada laboral. Sin un orden, es muy fácil que se desperdicie tiempo vital en la producción. Tan solo pensar en la cantidad de horas al final de un año es imaginar una cifra catastrófica.

Lo ideal es organizar flujos de trabajos entre los distintos departamentos o equipos que presente una empresa u organización. Mientras más seccionadas y especificas puedan ser las secciones es mejor, fomentando la dedicación.

Es importante que en medio de la jornada laboral se deje un espacio para el descanso corto (10 – 15 min), donde tomar un café o salir a dar un paseo se pueda hacer con comodidad. La mente necesita distraerse un poco durante las grandes citas de trabajo.

• La motivación

Una empresa desmotivada y sin propósitos en su personal va directo a hundirse en el fracaso. Por el contrario, la motivación, ánimo y entusiasmo desarrollan un gran nivel productivo, lo que se traduce en éxito.

Para tener un personal motivado son muchos los temas que entran en juego, tales como la capacitación, el trato y demás. Si hay algo que le gusta al ser humano es sentirse escuchado e importante en un proyecto.

Se debe reconocer a los trabajadores más destacados con premios atractivos; de manera tal que la otra parte del personal se sienta atraída por los reconocimientos y comience una especie de pelea sana por el podio.

• La comunicación

Expresar las ideas tiene una repercusión enorme en todo momento, quizás mucho más de lo que se piensa en primer lugar. La productividad no es la excepción, teniendo un mejor ritmo aquellas empresas más unidas internamente.

Una buena comunicación va mucho más allá de “los buenos amigos” en el trabajo; consiste en transmitir una idea clara desde arriba y que la misma sea asimilada por todo personal. Todo el negocio debe remar en la misma dirección para llegar al objetivo planteado.

El personal, a pesar de que no tiene voz de mando, debe tener influencia en las decisiones que se tomen, ya que la productividad del negocio pasa por sus manos, literalmente. Intercambios de ideas y análisis entre todos los ámbitos del negocio es la clave de muchas empresas reconocidas a nivel mundial por su creatividad. NP

EA


Comentarios



Por si no lo viste