Estas en


El perfil del jugador de azar ha cambiado


Jue, 15/02/2018 - 13:14

Las casas de apuestas y salones de juegos variados están extendiéndose en todo el mundo. Por ejemplo, los datos demuestran que en España, en concreto en la capital, estos negocios se han visto incrementados en un 140%. Y como curiosidad, la gran mayoría se concentran en las zonas más pobres de la ciudad. Tan sólo en la zona de Vallecas, Aluche y Usera se han abierto más de 40 locales en tan sólo 3 años. Por el momento no se contempla crear una ley o algún tipo de restricción que limite la apertura de estos negocios en las zonas dónde la pobreza es mayor.

El perfil del jugador de azar ha cambiado

Según los analistas del periódico en línea Antena 3, las personas con pocos medios son las más susceptibles de caer en algún tipo de ludopatía (ya que tienen la ilusión de cambiar sus vidas a través de las apuestas). Los jóvenes también son los más vulnerables, ya que éstos no tienen la misma madurez que los adultos, actuando de una forma más impulsiva. La principal razón por la que los jóvenes apuestan es conseguir algo de dinero rápido.

Esta situación, aunque es mucho más grave en Madrid, no es exclusiva de la capital. Por ello, cada vez son más las asociaciones que se unen en contra de la ludopatía, evitando que este trastorno se pueda extender hasta otras personas.

Hace unos años, el perfil del jugador de azar estaba bien definido, aunque ahora las reglas han cambiado: lo cierto es que cualquier persona puede entrar por la puerta, o jugar cómodamente a través de su ordenador. Puede encontrarse al borde de la quiebra, tanto a nivel económico, como a nivel emocional. Puede que lo único que esté buscando es un salvoconducto para desconectar de su día a día, de su realidad y que lo haya encontrado en los casinos o en las apuestas.

“El ludópata hará lo imposible para seguir con su adicción: le costará sus amigos, su familia, su trabajo y todos sus ahorros. Lo peor de todo es esa falta de ‘sensación de control’ que tendrá el ludópata en todo momento; y no se dará cuenta de lo grave que es su situación hasta que por fin toque fondo y no vea luz por ninguna parte”, se lee en el blog de tragamonedas en línea Tragaperras Web.

Y los casinos y casas de apuestas no se lo ponen nada fácil: estamos hablando de establecimientos que antes estaban muy dispersos en determinadas zonas. Es decir, que o se iba adrede a ellas, o era muy complicado acabar en este tipo de negocio.

Ahora las cosas han cambiado: estos negocios se han visto multiplicados. Además, en ellos se han implantado ciertos alicientes para atraer a más cliente. Por ejemplo, pantallas gigantes para disfrutar al máximo de los deportes, alcohol a precio reducido (en algunas casas, incluso, hasta es gratis), sin olvidarnos de las miles de plataformas online que nos permiten apostar con muy poco control.
Se trabaja en conseguir una regulación y/o normativa que proteja al posible jugador patológico ante este tipo de panorama. Aunque hay ciertas leyes a día de hoy, todavía no se consideran suficientes.

NP/MA


Comentarios



Por si no lo viste