Estas en


Nómina, flujo de caja y productividad son las preocupaciones de empresarios


Miércoles, 22/08/2018 - 17:19

El reciente aumento del salario mínimo a 1.800,00 Bs Soberanos, con una subvención a las empresas del diferencial entre el salario actual y el mínimo, durante los 3 primeros meses, ha dejado al sector empresarial a la expectativa y con gran incertidumbre.

Nómina, flujo de caja y productividad son las preocupaciones de empresarios

Héctor Benavante, consultor estratégico de empresas analiza el contexto país e indica que no todas las empresas se verán afectadas de manera similar, “se debe tener muy en cuenta la estructura de persona con la que se cuenta y el perfil de empleados que se tienen”.

“Mientras mayor sea la cantidad de empleados ganando salario mínimo, o aproximado, mayor será el impacto que se deberá asumir. Pensemos en empresas como panaderías, colegios, vigilancia, limpieza, estacionamientos, etc. Empresas con un porcentaje alto de los empleados trabajando a salario mínimo o aproximado”, apuntó.

¿Cómo afecta el aumento a las empresas?
Para saber qué tanto puede afectar a nuestras empresas este aumento, tomemos en cuenta el porcentaje de nuestra estructura de costos que corresponde a los salarios.

Con la subvención del gobierno ¿cuánto tocaría asumir de esos salarios?, pensando en que el gobierno no decrete más aumentos en esos 90 días. Pues 90 días con una inflación mensual de 150% (número que podría ser considerablemente más alto) nos da que los precios se multiplican por 15, asumiendo que el valor de los salarios aumente la mitad de eso; se podría calcular la masa salarial actual por 7,5 y así tener una referencia del diferencial que tocará asumir al acabar la subvención del gobierno.

Esto puede parecer un poco complicado pero es una forma sencilla de tener alguna referencia del impacto de la medida en el flujo de caja de la empresa.

Otro problema dentro de las organizaciones será gestionar la escala salarial. Será normal que los primeros meses coincidan empleados, que normalmente habrían estado en diferentes escalas, en el mismo nivel. Esto mientras la inflación alcanza este aumento y ya se empiezan a ajustar los perfiles a las escalas establecidas.

La mayor preocupación de las empresas, el flujo de caja será, inclusive, más que hasta ahora. Este aumento traerá una reacción en cadena, aumentarán los costos de las empresas.

Al aumentar la emisión de dinero por parte del Banco Central de Venezuela (BCV) el valor de la inflación seguirá creciendo, puede que una inflación de 120% mensual nos llegue a parecer poco. A esto se le debe sumar la caída de productividad en las empresas por lo que la oferta disminuirá acentuando aún más la inflación.

Al poner todo esto junto tenemos que las condiciones de la economía pueden empeorar de formar muy significativa con una inflación disparada, empresas cerrando, este cierre en la mayoría de las ocasiones vendrá porque al ajustar los costos a los nuevos salarios y condiciones del mercado las empresas no tendrán demanda de sus productos o servicios.

¿Cómo manejar la crisis que se viene?
Los meses que vienen serán complicados y más duros que los anteriores, enfrentar la crisis es posible pero no es sencillo, aquí damos algunas acciones que pueden ayudar a combatir lo que viene:

1. Tener calma, suena muy básico pero es efectivo, este no es el fin del país ni de las empresas.

2. Calcular el impacto del aumento en las cuentas de las empresas.

3. Estructura de costos. Los precios van a subir más de lo que lo han hecho hasta ahora, es vital tener clara la estructura de costos y tener precios que permitan la viabilidad de la empresa, es mejor vender poco y ganar que vender mucho y perder.

4. Planificación en el flujo de caja, con el aumento salarial y las nuevas medidas impositivas el flujo de caja puede estar más afectado y esa suele ser la principal causa de quiebra de las empresas.

5. Hablar con los empleados es clave. La incertidumbre y el nerviosismo dentro de la plantilla es muy grande en momentos así.

6. Ser eficiente puede salvar a la empresa, hay que definir cargos, estandarizar procesos, usar tecnología y metodologías de trabajo. Esto puede ayudar a reducir significativamente la necesidad de personal y mejorar la productividad de la empresa.

7. Crear escenarios sobre lo que puede venir en los próximos meses e ir un paso por delante de la situación.

8. Velocidad de acción, sentarse a esperar sin tomar medidas ni previsiones es fatal.

9. Igual que hay que tener velocidad de acción también hay que saber cuándo se debe ser conservador o agresivo, hay momentos que es mejor no precipitarse en acciones que pueden llevar a pérdidas en el futuro.

10. Se debe estudiar al mercado y los clientes. La hiperinflación cambia al consumidor y lo que viene los próximos meses es un cambio aún más profundo, si no entiendo qué quiere, necesita y puede comprar mi cliente muy posiblemente puedo quedarme fuera del mercado.

11. No mantener mucho saldo de bolívares en las cuentas, si se tiene actualmente y no hay posibilidad de pasarlo a moneda dura lo mejor es adelantar comprar o realizar inversiones necesarias para el negocio, mantener bolívares es perder dinero.

12. A la espera que termine el rally de subida del dólar lo mejor es no cambiar divisas a menos que sea estrictamente necesario. NP/@hectorbenaventl

AM


Comentarios



Por si no lo viste