Estas en


¿Sientes que la crisis te afecta cada vez más? Lee esto


Jue, 19/04/2018 - 14:58

Déjame explicarte: es imposible que la crisis no te afecte. Estamos rodeados de ella. Sales y lo único que escuchas es lo caro que está todo, quién pasó la noche sin luz, a quién atracaron, a quién le robaron los cables del teléfono, lo caro que está el pasaje, y demás.

¿Sientes que la crisis te afecta cada vez más? Lee esto

Es normal que te afecte, que cale en tus huesos y que incluso tú te unas a la vorágine de quejas, lamentos y autocompadecencia. Pero así no saldrás a ningún lado, no serás feliz de ninguna manera y simplemente seguirás en ese círculo de eres infeliz, te quejas porque eres infeliz y eso te hace ser aún más infeliz.

Así que debes tener una actitud positiva ante todo. Aunque el mundo se caiga a pedazos a tu alrededor, créeme que siempre hay un motivo para sonreír y para ser feliz, sin ánimos de querer sonar a Walter Riso, pero es verdad. Vamos a ver unos simples pasos que te harán dejar tus pensamientos suicidas de lado. Recuerda que “si no te gusta algo, cámbialo. Si no puedes cambiar, cambia tu actitud” (Gananci).

1. Sé agradecido

Yo pienso que esta es la clave de todo. Querer mejorar no está mal, el problema es cuando solo te enfocas en eso y no te das cuenta de todo lo que ya tienes, del progreso que has logrado y de lo que has luchado para llegar a donde estás.

Tómate un par de minutos al día para agradecer todo lo que tienes, las cosas buenas que te suceden, porque a pesar de que las cosas están mal, siempre pasan cosas que te iluminan el día. En la panadería te regalan un pan dulce, en el transporte te cobran menos de lo que es, tenías un problema con algún servicio y te lo resolvieron rápido… Aún siguen pasando cosas buenas, porque aún hay personas buenas.

Ahora tú debes tomar una decisión: ¿Qué tipo de persona serás? ¿Sumas o restas?

2. Aprende a ver el lado bueno de las cosas

Para todo esto no hay otro método que ser positivo. Evita rodearte de personas que se enfoquen en lo negativo, que aunque es un poco difícil, simplemente no les sigas la corriente cuando empiecen a hablar de cuánto subió el precio del dólar ese día. Nadie puede perturbar tu paz si no lo dejas.

3. Toma acción

Okay, definitivamente debes hacer algo para cambiar tu realidad. Pregúntate qué es lo que realmente quieres y empieza a encaminar tu vida en esa dirección. Si el dinero no te alcanza, busca otro trabajo o un ingreso extra. Puedes ponerte a vender objetos usados por Mercado Libre, montar un pequeño negocio de comida o pastelería o, como todo el mundo hace ahora, trabaja por internet. Busca ideas en estas 54 formas de ganar dinero rápido y fácil en Gananci.

¿No tienes internet? ¿Te robaron los cables del teléfono? Invierte en un plan que tenga muchos megabytes y que te permita trabajar. Incluso si te sale muy caro, lo podrás costear con tu nuevo empleo internacional, que probablemente te pagarán en una moneda extranjera.

¿Te quieres ir del país pero no tienes dinero? De nuevo, trabaja por internet. Es la mejor forma de ahorrar en una moneda no devaluable. Solo necesitarás, a lo mucho, una cuenta de PayPal verificada, y si no tienes una, pídele prestada una a alguien de confianza, ya que muchas personas tienen y la utilizan para percibir ingresos extranjeros.

No solo te quedes sentado quejándote y esperando que suceda un milagro. Las cosas no funcionan así, a menos que tengas un familiar en el exterior que de repente se apiade de ti y te envíe el dinero para el pasaje.

4. Aprovecha los momentos buenos

Ahora más que nunca tienes que saber apreciar tanto los momentos felices como a tus amigos y familiares, porque no sabes cuánto tiempo estarán aquí, gracias al boom migratorio en el que se encuentra el país. Por eso, sal más con ellos, préstales atención y no te la pases mirando tu móvil cuando están juntos, y demás. En general, solo aprovecha el tiempo de calidad que tienes.

5. No hay mal que dure cien años

Es un refrán algo rayado en estos tiempos, pero es verdad. Ya sea que te quieras quedar en el país o que te quieras ir, tu situación actual, por muy mal que está, no estará así por mucho más tiempo. No es el primer país que atraviesa una crisis. Recuerda las guerras mundiales: fueron crisis mucho peores y observa ahora a, por ejemplo, Alemania. Es una de las grandes potencias mundiales.

Solo no dejes de trabajar por las buenas cosas y piensa en el mañana, que todo estará mejor gracias a tus esfuerzos y a la justicia divina. NP

EA


Comentarios



Por si no lo viste