Estas en


Dos siglos con Frankenstein: el monstruo más versionado por el cine


Miércoles, 03/01/2018 - 20:07

La criatura creada por la escritora británica Mary Shelley en su novela gótica de 1818, aparece en innumerables adaptaciones al celuloide, desde que en 1931 lo interpretó Boris Karloff en una producción de los estudios Universal

Dos siglos con Frankenstein: el monstruo más versionado por el cine

Mary Shelley jamás imagino que “Frankenstein”, la novela gótica que publicó hace 200 años, se volvería una de las creaciones literarias más versionadas por el cine, con el monstruo al cual alude el título interpretado por una enorme variedad de actores, con estilos diferentes y hasta contrapuestos.

La primera adaptación data de 1931, realizada por el director inglés James Whale para los estudios Universal, con el icónico Boris Karloff mimetizado en la figura imponente e indetenible que terminaría por ser la imagen perenne del personaje, que dejó una frase para la posteridad: “It’s Alive!”.

Whale se inspiró para su estética en “El gabinete del Dr. Caligari”, obra emblemática del expresionismo alemán, rodada en 1919 por Robert Wiene.

“Dr. Frankenstein”, que así se llamó la cinta inicial, y “Drácula”, filmada también en 1931 por Tod Browning, constituyen la base del cine de terror norteamericano.

Pocas veces una secuela está a la altura de su antecesora, pero “La novia de Frankenstein”, filmada por el mismo Whale en 1934, con Karloff estelarizando nuevamente, es una de las muy contadas excepciones. La historia retoma justo el punto donde había quedado la anterior y entre las novedades destacables figura la actriz Elsa Lanchester, soberbia en su rol de la enamorada del monstruo, cuyo tormento interno se acrecienta, esta vez buscando aceptación.

Imán de recaudación

A partir de allí surge el gancho taquillero de Frankenstein en la gran pantalla. Las adaptaciones, como dijimos, han sido muchas y muy variadas. Someramente haremos referencia a las que, desde nuestro punto de vista, merecen ser mencionadas.

Una de ellas es “La maldición de Frankenstein” (1957), pues ninguna lista de horror está completa sin una mención a los legendarios proyectos de Hammer Productions, la icónica compañía cinematográfica inglesa fundada en 1934, célebre por la realización de una serie de filmes de terror gótico producidos entre 1955 y 1979. Esta fue la primera película en color del estudio, y la primera de las siete que hizo sobre Frankenstein. La protagonizaron dos grandes exponentes del género, Peter Cushing y Christopher Lee, este último en el rol de la memorable criatura. Es una producción bastante entretenida, además de presentar otras aristas en torno al tema y el personaje.

Cuando la Universal ya había hecho películas de todos los monstruos habidos y por haber, con sus correspondientes secuelas, decidió juntarlos en una sola cinta. De esta manera hizo en 1944 “House of Frankenstein”, una historia bastante floja en la que vuelve a repetir Boris Karloff, bajo la dirección de Erle C. Kenton, pero centrada más en el personaje de Drácula que en el Frankenstein del título original.

En la producción japonesa “Frankenstein conquista el mundo” (1965) la cosa es mucho más rocambolesca y hasta hilarante, pues mostró el enfrentamiento de Godzilla con un Frankenstein gigante, producto de los efectos de la bomba atómica. Cuando se hable de locuras fílmicas rebuscadas y absurdas, esta tiene que aparecer en un sitial absolutamente preponderante, a no dudarlo.

Divertida parodia

Otra cosa es “Frankenstein Jr.” (1974), una de las muchas obras maestras de Mel Brooks y una de las comedias más delirantes de la historia del séptimo arte. Es una parodia del cine de terror, en particular de las adaptaciones de la novela de Mary Shelley producidas por los estudios Universal, de las cuales hace un cariñoso homenaje. Esto se refleja en el hecho de que la mayoría de las piezas del laboratorio son las mismas que fueron usadas en la película “Frankenstein” de 1931.

Para reflejar más eficazmente la atmósfera de aquellas viejas cintas, Brooks rodó la suya en blanco y negro, una elección atípica en aquella época. Gene Wilder, Teri Garr, Cloris Leachman, Marty Feldman, Peter Boyle, Madeline Kahn, Kenneth Mars, y Gene Hackman integran el elenco del filme. Inolvidable la frase reiterativa de Marty Feldman: “Se pronuncia Fronkonstín”.

Hay que decir que “Frankenstein Jr.” aparece en el puesto 28 de la lista de las “50 películas de todos los tiempos” de la revista Total Magazine y en el número 13 de las “100 películas estadounidenses más divertidas” del muy influyente American Film Institute.
¿Y cómo olvidar “Abbott y Costello contra los monstruos” (1948)? La pareja cómica por excelencia, que brilló entre las décadas de los 40 y 50, se unió a las criaturas clásicas de la Universal, interpretadas por los míticos Bela Lugosi, Glenn Strange y Lon Chaney Jr., para construir una comedia de situaciones sencilla y entrañable. Aquí dan vida a Chick y Wilbur, dos mensajeros víctimas de un inesperado y peligroso envío: los cuerpos de Drácula y Frankenstein, que van a decorar el museo de los horrores de un prepotente empresario local.

Al estilo Burton

En “Frankenweenie” (2012), de Tim Burton, producida por Disney Pictures, la criatura no es semi humana, sino un simpático perro llamado Sparky. Es una película animada, remake del cortometraje del mismo nombre que el realizador hizo en 1984. En la trama, un chico llamado Víctor está muy unido a su perro Sparky. Cuando éste muere de forma inesperada, el muchacho se siente muy triste y decide, apelando a sus conocimientos sobre ciencia, traerlo de vuelta a la vida. Cuando lo consigue, al igual que en Frankenstein, comienzan los problemas. A diferencia del documental original, que era un proyecto en imagen real, “Frankenweenie” usa animación en stop-motion.

Aunque no fueron producciones muy afortunadas, hay que dejar constancia en este resumen de títulos como “Frankenstein de Mary Shelley”, que dirigió y protagonizó Kenneth Branagh en 1994, con Robert De Niro en el papel de la criatura, así como la más reciente, “Yo, Frankenstein” (2014), con Aaron Eckhart, adaptación del cómic de Dark Storm ambientado en un futuro ficticio e indeseable, donde el monstruo deberá convertirse en el héroe que acabará con la guerra entre ángeles y demonios. Sin comentarios.
A dos siglos de su surgimiento, parece que todavía hay bastante que exprimirle a Frankenstein.

Aquilino José Mata/ EDC

PS


Comentarios



Por si no lo viste