Estas en


Al menos 50 muertos en un atentado suicida en el nordeste de Nigeria


Mar, 21/11/2017 - 09:42

Al menos 50 personas murieron este martes en un atentado suicida atribuido al grupo yihadista Boko Haram en una mezquita de la ciudad de Mubi, uno de los ataques más sangrientos perpetrados en el nordeste de Nigeria en los últimos meses.

La explosión se produjo durante la oración matutina en la mezquita de Madina, en Mubi, una ciudad fronteriza con Camerún, a unos 200 kilómetros al norte de la capital del Estado de Adamawa, Yola.

"Por el momento tenemos al menos 50 muertos" y varios heridos, declaró a la AFP el portavoz de la policía del Estado de Adamawa, Othman Abubakar.

El kamikaze "se mezcló entre los fieles" para entrar en la mezquita y "activó sus explosivos" durante la oración, precisó la fuente.

El atentado no ha sido todavía reivindicado pero lleva la huella de Boko Haram, que suele cometer ataques contra pueblos y atentados suicidas en la zona.

En los últimos ocho años, la insurrección del grupo yihadista ha dejado al menos 20.000 muertos y 2,6 millones de desplazados en el nordeste de Nigeria.

"Todos conocemos la tendencia, no sospechamos de nadie en particular, pero todos conocemos a quienes están detrás de estos ataques", comentó Abubakar, sin nombrar directamente al grupo yihadista.

Se trata del atentado más sangrientos perpetrado en esta región desde que, en julio, una emboscada contra un convoy con miembros de una misión de prospección petrolera en el vecino Estado de Borno dejó 70 muertos.

La explosión se produjo durante la oración matutina en la mezquita de Madina, en Mubi, una ciudad fronteriza con Camerún, a unos 200 kilómetros al norte de la capital del Estado de Adamawa, Yola.

"Por el momento tenemos al menos 50 muertos" y varios heridos, declaró a la AFP el portavoz de la policía del Estado de Adamawa, Othman Abubakar.

El kamikaze "se mezcló entre los fieles" para entrar en la mezquita y "activó sus explosivos" durante la oración, precisó la fuente.

El atentado no ha sido todavía reivindicado pero lleva la huella de Boko Haram, que suele cometer ataques contra pueblos y atentados suicidas en la zona.

En los últimos ocho años, la insurrección del grupo yihadista ha dejado al menos 20.000 muertos y 2,6 millones de desplazados en el nordeste de Nigeria.

"Todos conocemos la tendencia, no sospechamos de nadie en particular, pero todos conocemos a quienes están detrás de estos ataques", comentó Abubakar, sin nombrar directamente al grupo yihadista.

Se trata del atentado más sangrientos perpetrado en esta región desde que, en julio, una emboscada contra un convoy con miembros de una misión de prospección petrolera en el vecino Estado de Borno dejó 70 muertos.

AFP / VIC


Comentarios



Por si no lo viste