Estas en


Empresas suspenden operaciones en el norte de Japón tras fuerte sismo


Jue, 06/09/2018 - 16:06

Importantes compañías japonesas como Toyota Motor o Mitsubishi Steel vieron hoy interrumpidas sus operaciones en la isla septentrional de Hokkaido por los cortes energéticos e incendios provocados por el fuerte terremoto de esta madrugada.

Las empresas con presencia en la isla del norte japonés están evaluando los daños en sus instalaciones tras la sacudida del seísmo de magnitud 6,7 grados en la escala abierta de Richter registrado a las 3.08 hora local (18.08 GMT del miércoles), que dejó sin suministro eléctrico a la isla, de unos 5,3 millones de habitantes.

El temblor desató un incendio en una fábrica de la acerística Mitsubishi Steel, en un complejo petroquímico en la ciudad portuaria de Muroran, al sudoeste de Sapporo, que tardó varias horas en ser extinguido, sin que se produjeran víctimas o heridos, informaron los medios locales.

El corte energético forzó la suspensión de las operaciones en una filial de fabricación de componentes para vehículos de Toyota Motor en Tomakomai, sin que la compañía haya decidido todavía si reanudar las operaciones por la noche, recogió el diario económico Nikkei.

En esta misma ciudad, la refinería Idemitsu Kosan suspendió los envíos de gasolina por la falta de electricidad y la papelera Nippon Paper suspendió sus operaciones, sin saber cuándo podrán retomarlas.

Los servicios de transporte se vieron también paralizados, con todos los trenes de alta velocidad suspendidos y la mayoría de los trenes locales y metro de las principales ciudades parados, mientras que muchos vehículos por carretera son incapaces de operar debido a grandes grietas y aludes de lodo que han inutilizado las vías.

La Bolsa de Tokio anunció a primera hora la suspensión de la compra y venta de todas las acciones que pertenecen a la Bolsa de Sapporo (que no operó hoy) por la imposibilidad de sus empleados de acudir a trabajar y porque las máquinas no pueden trabajar sin luz.

El potente terremoto de hoy se produce apenas dos días después del paso este martes por la región oeste del país del tifón Jebi, el más poderoso en tocar tierra en el archipiélago en 25 años, que causó 11 muertos, centenares de heridos y un importante impacto económico.

La tormenta de viento provocó el cierre del aeropuerto internacional de Kansai, en Osaka, el tercero con mayor volumen de pasajeros del país (tras los de Narita y Haneda, en Tokio), cuyas pistas y planta baja de la terminal quedaron inundadas.

Muchos almacenes de alimentos y ropa quedaron inundados, y se está evaluando el impacto en el negocio de los semiconductores, dado que el de Kansai es el principal punto de exportación de este sector.

El Gobierno anunció hoy que el aeródromo retomará los vuelos nacionales el viernes, aunque se espera un importante impacto en el turismo internacional de la región, dado que en torno a la mitad de los pasajeros que transitan el aeropuerto son extranjeros.

EFE / MV


Comentarios



Por si no lo viste