Estas en


Hollande y la izquierda francesa se mantienen firmes


Miércoles, 25/04/2012 - 13:44

François Hollande supera a Nicolas Sarkozy, actual presidente y también candidato, en 35 departamentos que podrán ser determinantes para la segunda vuelta de las elecciones presidenciales de Francia. Los resultados de la primera vuelta muestran a un país con una división muy marcada entre izquierdistas y conservadores

(París, 25 de abril) Después de la derrota de Nicolás Sarkozy en la primera vuelta de las elecciones presidenciales de Francia, el pasado domingo 22, contra su oponente de izquierda, François Hollande, todavía se observa esperanza en el grupo de los conservadores, quienes podían prever que la derrota definitiva era inminente. Los resultados de esa jornada levantan la posibilidad de que Sarkozy pueda alcanzar un segundo término de mandato.

Los números muestran a una Francia separada en casi dos mitades exactas, entre los que apoyan a Hollande o a Sarkozy, con el 28.6% y el 27.1% de los votos, respectivamente. El tercer lugar lo obtuvo la candidata de derecha Marine Le Pen, con 17.9% del favor del electorado. Hollande cuenta con el soporte en los centros urbanos más grandes, como Paris, y del electorado joven, mientras que Sarkozy mantiene ventaja en los bloques de los jubilados, las mujeres, y las clases altas.

La izquierda francesa se sigue movilizando, y ha demostrado que no piensa darse el lujo de bajar la marcha durante las últimas dos semanas de su campaña. Los bloques conservadores también están reaccionando ante este inesperado impulso, a pesar de que su derrota marcó la primera vez en la historia de Francia en la que un presidente activo pierde en la primera ronda.

Por los votos de Le Pen

Después de la primera vuelta, quedan solo dos candidatos que pueden continuar la carrera presidencial hasta su culminación, el domingo 6 de mayo de 2012. Desde este lunes las acciones de Sarkozy, de centro derecha, indican que va a invertir su esfuerzo para conseguir apoyo entre la derecha que votó por Le Pen, que representa a casi uno de cada cinco franceses.

Las encuestas de opinión que se realizaron para el cierre del domingo, revelan que entre el 48% y el 60% de las personas que votaron por Le Pen podrían dar su voto a Sarkozy en la segunda y última vuelta. Por los momentos, las mediciones a nivel nacional indican que Hollande sigue siendo el candidato con mayor apoyo.

Fuentes: El País, BBC News


Comentarios



Por si no lo viste