Estas en


Junta militar de Sudán dice que no traicionará al pueblo y traspasará el poder


Vie, 12/04/2019 - 11:10

La junta militar de Sudán, encargada de dirigir el país tras el derrocamiento del presidente, Omar al Bashir, ha asegurado que está de parte del pueblo y no le traicionará, y sólo busca mantener la seguridad del país en esta etapa de transición que durará en principio dos años.

Junta militar de Sudán dice que no traicionará al pueblo y traspasará el poder

El jefe del comité político del Consejo Militar Transitorio anunciado ayer por el Ejército sudanés, Omar Zein Alabidín, ha asegurado hoy en rueda de prensa que el Ejército no ha llevado a cabo un "golpe de Estado" y que "no tiene soluciones" a la actual crisis, sino que su única misión es mantener la seguridad del país.

"No venimos con soluciones" a los problemas políticos y económicos, ha señalado el general, que compareció por primera vez ante los medios en Jartum vestido con su uniforme.

"Los manifestantes tienen que darnos las soluciones y el horizonte político, económico y social", ha pedido dirigiéndose a los que llevan desde el pasado sábado acampados a las puertas del cuartel general del Ejército en la capital.

Además, ha asegurado que la junta militar no tiene ideología ni afiliación y su objetivo es que "Sudán encuentre la oportunidad para organizar y gestionar la autoridad, y un sistema de gobierno basado en el traspaso pacífico" del poder, después de la marcha de Al Bashir tras 30 años de mandato.

"No tenemos nada que dictar a la gente (...) Estamos con las demandas de la gente y por ello hay que acordar una forma civilizada para un diálogo" entre todas las partes, ha explicado Zein Alabidín.

"Juro que no os traicionaremos, estamos aquí para vosotros, pero hay que limitar el caos", ha advertido.

Asimismo, ha asegurado que "el Gobierno será completamente civil" pero ha pedido a las fuerzas políticas que se pongan de acuerdo sobre ese Ejecutivo, que será formado supuestamente después de dos años.

Ha prometido que los militares no estarán en el poder más de dos años, "ni un día más", plazo que marcó ayer el ministro de Defensa, Awad bin Auf.

Por otra parte, Zein Alabidín, ha dicho que no entregarán a Al Bashir a la Corte Penal Internacional o ningún organismo internacional durante el periodo transitorio, y que este puede ser juzgado en Sudán "si se prueban las acusaciones contra él".

El mandatario está buscado por el tribunal de La Haya, que emitió una orden de detención contra él en 2009 por crímenes de lesa humanidad y de guerra cometidos en la región de Darfur. EFE

EA


Por si no lo viste